Cuidar de la salud bucodental en las vacaciones

cuidar dientes vacaciones

Adquirir unos buenos hábitos de salud e higiene bucodental es un factor esencial para evitar problemas dentales posteriores. Esto nos puede aportar, aparte de dejar de lado las molestias y dolores bucales, mantener nuestra economía estable al no tener que gastarnos mucho en tener unos dientes sanos y bonitos. En el artículo de hoy daremos unos consejos de cómo cuidar de la salud bucodental en las vacaciones.

Cuidar de los dientes en vacaciones

Llegan las vacaciones, las comidas y cenas fuera de casa, que no nos dejan llevar la rutina habitual y, por consiguiente, rompe con los hábitos que llevamos durante el resto del año. Además de que el consumo de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcar se dispara.

Cuidar de nuestra salud bucodental es posible en las vacaciones, no hay que relajarse porque si no se hace una buena prevención, las consecuencias pueden ser peores. Curiosamente, algunos estudios recientes vienen a demostrar que no sólo las ingestas de alimentos ricos en azúcar pueden dañar los dientes. El cloro que se encuentra en las piscinas también podría erosionar nuestro esmalte dental si nos exponemos durante un período largo de tiempo.

Uno de los problemas más recurrentes y que aparecen en el periodo vacacional en nuestra salud bucodental es el del mal aliento. Producido al mayor consumo de bebidas que contienen alcohol, al igual que fumar. Beber agua en abundancia y tener bien hidratada la mucosa sería fundamental.

Consejos para cuidar de nuestros dientes en vacaciones

De la misma manera que ponemos empeño es proteger nuestra piel de los baños de sol, así también deberíamos y debemos dedicarle su tiempo a nuestra salud bucodental. Antes que decir que eso es difícil, es mejor leer esta serie de sencillos consejos para cuidar de nuestros dientes en vacaciones:

  • Sería recomendable acudir a nuestro dentista de cabecera unos días anteriores a la salida vacacional y hacer una revisión bucal. Con esto le ganamos un tiempo precioso por si se diera la casualidad que se detectase en un estadio temprano la aparición de cualquier enfermedad o infección dental.
  • Procurar llevar consigo un sencillo set de limpieza dental, compuesto por el cepillo, la pasta de dientes y seda dental. Pero si se diera el caso de olvidarse de él y se necesitase hacer una limpieza, procurar entonces beber gran cantidad de agua. Con este gesto se consigue a equilibrar el pH bucal y quitar posibles restos de comida que hayan quedado en ella.
  • Cepillarse los dientes como mínimo un par de veces al día. Ya sabemos que lo ideal es después de cada ingesta de comida pero eso en vacaciones es un poco más difícil.
  • Las frutas como la manzana y las fresas, aparte de ser un buen alimento nutritivo aportan frescor y protegen también nuestra salud dental. Así como el apio y la menta.

Consejos para proteger nuestra salud dental después de las vacaciones

Así como hemos explicado el antes y el durante, a continuación os daremos una buena serie de consejos para proteger nuestra salud dental después de las vacaciones.

  • Ir al dentista cuando regresemos a nuestra vida diaria. Aunque parezca evidente, mucha gente no lo considera necesario y se olvida de ello. Con el consecuente perjuicio que podemos provocar en nuestra salud bucodental.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada, incluyendo gran cantidad de frutas y verduras frescas. Dejar de lado los excesos de las vacaciones, tales como las grandes ingestas de azúcar, alcohol y alimentos grasos o ricos en carbohidratos.
  • Ser un poco más riguroso con las limpiezas dentales, e incluso si es preciso, realizar una limpieza profesional para eliminar los posibles rastros de sarro o bacterias en la boca.
  • Hay que ser consciente de que descuidar la higiene bucal puede ser motivo de infecciones de encías, debido a que la placa bacteriana se deposita en la base de los dientes, y al no eliminarlo se produce el sarro. A mayor acumulación de placa, pueden atacar las encías y derivando en inflamaciones o peor aún; en gingivitis.

Es muy frecuente que durante los períodos estivales, para evitar el calor, se tomen alimentos y bebidas fríos. Esto puede provocar la aparición de la sensibilidad dental y promover inflamaciones de los vasos sanguíneos que corren por dentro del diente. Si se hubiera dado el caso, es recomendable hacer uso de pasta dentífrica y colutorios específicos para la sensibilidad dental.

Por todo lo citado anteriormente, desde Clínica Dental Dr. Montané queremos hacer especial hincapié en que una buena prevención antes y después de las vacaciones es fundamental. Recuerda que el que se va de vacaciones eres tú, no tu salud bucodental ni la de los tuyos.

Una bonita sonrisa durante las vacaciones

Es verdad que durante las vacaciones estivales nos solemos relajar un poco más y dejamos relegadas nuestras obligaciones diarias. También es evidente que somos más propensos a comer y beber de otra manera por lo que la salud dental se puede ver perjudicada. El mejor consejo sería el no perder los hábitos que tenemos durante todo el año y para no descuidar nuestra dentadura aquí os dejamos unos buenos consejos para que podáis seguirlos con facilidad.

Consejos para tener una buena sonrisa

Mejorar la alimentación

Aprovechando los calores del verano y que los platos ligeros son la mejor opción, encontramos en las frutas y verduras nuestros mejores aliados. Comer alimentos como zanahorias, manzanas o el apio pueden ser una buena y asequible solución para mantener la dentadura, sin olvidar los beneficios corporales en general. Estos alimentos actúan a modo de cepillo dental y combaten la aparición de la placa dental. Son además portadores de una gran cantidad de agua por lo que son perfectos para diluir los azúcares y estimular las glándulas salivares.

Paliar la ingesta de ciertos líquidos

Bebidas del tipo vino y café son muy apetecibles y sabrosas pero tienen un alto poder oscurecedor de los dientes. Por lo que enjuagarse la boca después de la toma de estas bebidas con agua o un colutorio sería la mejor idea. Con ello evitaremos la aparición de manchas en el esmalte dental o que los dientes se pongan amarillos.

Comer fruta

Si nos preocupa el tener un tono blanco dental es bueno saber que una de las frutas que nos puede ayudar a aclararlos son las fresas. Ellas poseen la característica de ser un modo de blanqueamiento natural. El motivo es que las fresas son portadoras de ácido málico, un potente agente blanqueador que les da a los dientes una tonalidad brillante y atractiva. De todas maneras si se quiere conseguir un resultado de lo más favorecedor es acudir al dentista para practicar un blanqueamiento dental profesional.

Evitar el alcohol y el tabaco

Evitar el alcohol y el tabaco también serían dos pistas para mantener la dentadura en perfectas condiciones. El alcohol es bastante agresivo y el tabaco de la misma forma. Ambos son agentes nocivos y perjudiciales a la hora de tener una sonrisa bonita y sana. De la misma manera el no masticar alimentos duros también es otro consejo a seguir porque con ello impediremos que se produzcan roturas de empaste o de piezas dentales.

Utilizar seda dental

Hacer un uso diario de la seda dental ya que con esta acción se conseguirá mantener unos dientes en perfectas condiciones. Con este hilo dental se asegura el poder eliminar las bacterias que hayan quedado en la boca después del anterior cepillado.

Visitar a tu dentista de confianza

Todos estos consejos son útiles y fáciles de seguir pero no se debe olvidar el tener en mente otros pasos que son más eficaces. Uno de ellos es el de visitar al especialista al menos un par de veces al año. En Clínica Dental Dr. Montané un equipo de profesionales están a tu disposición para conseguir esa bonita y sana sonrisa deseada. Además de que si se tiene un buen mantenimiento y unas adecuadas normas de higiene se pueden conseguir unos efectos de lo más considerables tanto para la salud como para nuestro bolsillo.

Conclusión

En muchas ocasiones los dientes son uno de los elementos físicos en los que la gente le presta una especial atención. Junto con la mirada o las manos son los puntos en los cuales cobra una mayor importancia en tenerlos en un buen estado. Pero no sólo unos dientes blancos son lo que hay que mirar porque puede ser que existan patologías internas bucodentales que no aparezcan a simple vista.

Es por esto que queremos hacer un especial hincapié en que acudir al dentista puede ser uno de los mejores y más sencillos consejos a seguir para lucir esa sonrisa tan encantadora y atractiva que deseamos tener.

Artículo escrito y verificado por el Dr. Norberto Montané Pamies
Cuidar de la salud bucodental en las vacaciones - combined shape 200x200

Dr. Norberto Montané Pamies

- Estudios de Medicina y Odontología (Universidad de Barcelona).
- Formación clínica (cirugía maxilofacial en Barcelona y Nueva York).
- Postgrados y masters en implantología oral, fisiopatología craneocervical y articulación temporomandibular.
- Profesor colaborador del Master en Ortodoncia de la Universidad de Barcelona (UB).