Selladores de fisuras dentales, prevención de caries y protección a largo plazo

sellador fisuras dentales

Bienvenidos al blog de la Clínica Dental Dr. Montané, donde hoy abordaremos un tema de gran relevancia en la odontología preventiva: los selladores de fisuras dentales. Este tratamiento dental, a menudo subestimado en su capacidad preventiva, es una herramienta formidable en nuestra lucha continua contra las caries dentales, especialmente significativa en el cuidado dental pediátrico y juvenil.

Como odontólogo con experiencia, entiendo la importancia de incorporar tecnologías avanzadas y materiales de alta calidad en la aplicación de estos selladores. Su uso no se limita a la infancia; los selladores de fisuras son igualmente beneficiosos para pacientes de todas las edades, especialmente aquellos con alto riesgo de caries o con dificultades en el mantenimiento de una higiene oral óptima.

En esta publicación hablaremos en profundidad la naturaleza de los selladores de fisuras dentales, los diferentes tipos disponibles en la odontología moderna y el procedimiento preciso y minucioso para su aplicación. Nuestro enfoque en Clínica Dental Dr. Montané está en brindar no solo tratamientos curativos, sino también medidas preventivas robustas, asegurando una salud bucal integral y duradera para nuestros pacientes.

¿Qué son los selladores de fisuras dentales?

Los selladores de fisuras son aplicaciones terapéuticas cuyo propósito es proteger las superficies oclusales de los molares y premolares, lugares predilectos para el desarrollo de caries debido a su compleja topografía de surcos y fisuras. Estas aplicaciones sellan físicamente los surcos dentales, previniendo la acumulación de placa bacteriana y residuos alimenticios, que son los precursores de la caries dental.

Estos selladores son materiales biomédicos, generalmente compuestos de resinas acrílicas o materiales similares, que se aplican directamente en las fosas y fisuras de los dientes. Las superficies oclusales de molares y premolares, debido a su intrincada anatomía de surcos profundos y angostos, crean un microambiente ideal para la proliferación de bacterias cariogénicas.

La función principal de los selladores de fisuras es actuar como una barrera física, impidiendo que estos agentes nocivos se alojen en las fosas y fisuras dentales. Al sellar estas áreas, se reduce significativamente el riesgo de caries dental, especialmente en las etapas tempranas de la vida, cuando los hábitos de higiene dental pueden ser menos rigurosos y los dientes más susceptibles al desarrollo de caries.

La aplicación de selladores de fisuras es un procedimiento no invasivo, rápido y efectivo, que no requiere la remoción de tejido dental. Es un tratamiento de elección en la odontología preventiva y es altamente recomendable para niños y adolescentes poco después de la erupción de sus molares y premolares permanentes, aunque también puede ser beneficioso para adultos en ciertas circunstancias.

¿Qué tipos existen?

Los selladores de fisuras dentales se clasifican en varios tipos, cada uno con características y aplicaciones específicas. Como odontólogo, mi objetivo es seleccionar el tipo de sellador más adecuado para cada paciente, basándome en sus necesidades individuales y la morfología dental específica.

Selladores de resina acrílica

Los selladores de resina acrílica son los más comunes y ampliamente utilizados. Compuestos principalmente de resinas acrílicas, ofrecen una excelente adhesión a la superficie dental y una durabilidad notable. Son eficaces para sellar profundamente las fosas y fisuras, formando una barrera robusta contra la caries.

Selladores de ionómero de vidrio

Conocidos por su liberación de flúor, estos selladores ionómetro de vidrio no solo protegen físicamente el diente, sino que también ofrecen un beneficio adicional de remineralización. Son particularmente útiles para pacientes con un alto riesgo de caries o aquellos que tienen dificultades en mantener una higiene bucal óptima.

Selladores compuestos de poliuretano

Aunque menos comunes, estos selladores compuestos de poliuretano ofrecen una buena resistencia al desgaste y son efectivos en el sellado de fisuras. Su uso puede ser considerado en casos específicos donde se busca una alternativa a las resinas acrílicas.

Selladores fluorados

Estos contienen flúor incorporado en su formulación, proporcionando un doble mecanismo de acción: sellado físico y protección contra la caries mediante la liberación de flúor.

Selladores bioactivos

Los selladores bioactivos contienen componentes que interactúan activamente con la estructura dental, promoviendo la remineralización y ofreciendo una protección dinámica contra la caries.

¿Cómo se colocan los selladores de fisuras en los dientes?

La colocación de selladores de fisuras en los dientes es un procedimiento meticuloso y preciso, fundamental en la práctica de la odontología preventiva en Clínica Dental Dr. Montané. Este proceso, que requiere habilidad y atención al detalle, se realiza siguiendo una serie de pasos cuidadosamente orquestados para asegurar la máxima eficacia y durabilidad del sellador. Aquí describo el procedimiento típico, que es relativamente rápido y no invasivo:

  1. Limpieza del diente: El primer paso es la limpieza profunda del diente que va a recibir el sellador. Esto implica eliminar cualquier resto de placa, alimentos o residuos presentes en las fosas y fisuras del diente. Utilizamos una solución de bicarbonato de sodio o cepillos especiales para garantizar que la superficie esté completamente limpia.
  2. Aislamiento y secado del diente: Es crucial mantener el diente seco y libre de saliva durante el proceso de aplicación. Para esto, utilizamos rollos de algodón o un dique de goma para aislar el diente del resto de la boca.
  3. Grabado ácido: Aplicamos una solución de ácido grabador sobre la superficie oclusal del diente. Este paso es esencial para crear una superficie rugosa a nivel microscópico, lo que mejora la adhesión del sellador a la estructura dental.
  4. Enjuague y secado: Después del grabado, enjuagamos cuidadosamente el diente para eliminar cualquier rastro del ácido y secamos la superficie nuevamente.
  5. Aplicación del sellador: Con el diente preparado, aplicamos el sellador en las fosas y fisuras. Esta aplicación se realiza con cuidado para asegurarnos de que el sellador penetre profundamente en todas las áreas susceptibles.
  6. Polimerización del sellador: Utilizamos una luz especial, generalmente una luz de curado LED o de halógeno, para endurecer y fijar el sellador en su lugar. Este paso es crucial para la estabilidad y longevidad del sellador.
  7. Evaluación final y ajustes: Una vez que el sellador está completamente endurecido, evaluamos la oclusión y realizamos ajustes menores si es necesario para asegurarnos de que el sellador no afecte la mordida del paciente.
  8. Instrucciones de cuidado posterior: Finalmente, proporcionamos al paciente instrucciones sobre cómo cuidar el sellador y mantener una higiene bucal adecuada para prolongar su efectividad.
Artículo escrito y verificado por el Dr. Norberto Montané Pamies
Selladores de fisuras dentales, prevención de caries y protección a largo plazo - combined shape 200x200

Dr. Norberto Montané Pamies

- Estudios de Medicina y Odontología (Universidad de Barcelona).
- Formación clínica (cirugía maxilofacial en Barcelona y Nueva York).
- Postgrados y masters en implantología oral, fisiopatología craneocervical y articulación temporomandibular.
- Profesor colaborador del Master en Ortodoncia de la Universidad de Barcelona (UB).