¿Por qué es importante mantener unos dientes sanos?

La pregunta que hoy nos hacemos desde Clínica Dental Dr. Montané es una de las más importantes y que merece tener un apartado dentro de esta serie de artículos que venimos publicando desde hace tiempo. No es una obviedad el decir que la salud interna es una fuente de vida para toda persona y que se extiende a la parte externa. Así que hoy responderemos a la pregunta de por qué es importante mantener unos dientes sanos.

Dientes sanos y fuertes

En anteriores ocasiones hemos ido recalcando la necesidad de mantener unos buenos hábitos de higiene bucodental y hoy no va a ser menos. Hay que pararse a pensar un momento y darse cuenta de los beneficios que se obtienen de tener una bonita y cuidada sonrisa. Pero algo pasa cuando nos tapamos la boca al hacerlo o sencillamente no nos permitimos esbozar una amplia sonrisa.

Teniendo una boca y dientes sanos dificultamos la aparición de molestias, dolor y de infecciones dentales, además de poder conservar todas nuestras piezas naturales. ¿Vale la pena no?

Hay que tener en cuenta que cualquier reparación o sustitución de piezas dentales comporta un gasto económico y sanitario importante que no todo el mundo se puede permitir.

Cuidar de nuestra salud bucodental

En Clínica Dental Dr. Montané siempre procuramos adaptarnos a las necesidades de cada paciente y encontrarle la mejor de las soluciones a sus problemas. Nuestros tratamientos se basan en una excelente prevención y ser lo más mínimamente invasivos posibles. Conseguir una salud bucodental y aplicar lo estrictamente necesario a los tratamientos.

Por qué es importante mantener unos dientes sanos 3 - ¿Por qué es importante mantener unos dientes sanos?

Acudir al dentista de una manera regular, seguir una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, dejar de lado los productos azucarados, el tabaco y el alcohol son una serie de premisas que nunca nos cansaremos de repetir.

Hacer uso de cepillos dentales adecuados a nuestra dentadura, pastas de dientes no invasivas, repasar con el hilo dental y hacerse una limpieza profesional anual nos puede garantizar un buen mantenimiento de nuestra dentadura.

La caries, el gran enemigo a batir

Una de las consecuencias más negativas de no mirar por nuestra salud bucodental es propiciar la aparición de la temida caries, una enfermedad infecciosa que provoca dolor, inflamación y si no es tratada en su momento, tener que sacar la pieza/s afectadas, con las consecuencias posteriores.

Uno de los actores principales y causantes de la caries es el consumo excesivo de productos azucarados y es por esto que hay que incidir, sobretodo, en los más pequeños de la casa para reducir y controlar al máximo este alimento. Si se consume, hay que cepillar bien los dientes después de cada ingesta para eliminar los restos que hubieran podido quedar.

Y ya que hablamos de cepillado, incidir en este otro tema tan importante a la hora de mantener una buena salud e higiene bucodental. No cepillarse a menudo los dientes puede causar una sobrecarga de placas en las encías y esas bacterias residir en el esmalte dental y provocar daños irreversibles.

Por qué es importante mantener unos dientes sanos 2 - ¿Por qué es importante mantener unos dientes sanos?

Otras enfermedades a tener en cuenta

Además de la caries, las enfermedades periodontales son también algo a considerar de una manera seria. La periodontitis es una infección que surge en las encías. Se inflaman y sangran, conocido este efecto como gingivitis. Si esto no se trata a tiempo puede derivar en un proceso de pérdida de la masa ósea del diente.

En casos muy extremos, una falta excesiva de higiene dental y un dejamiento absoluto de la misma puede desembocar en un cáncer oral. Un control odontológico es completamente necesario para combatir este grave problema.

Dientes sanos en niños y mayores

La educación sobre la salud dental debe imponerse en casa a una edad temprana. Hacer que los niños adquieran unos buenos hábitos de higiene bucal es fundamental. Sentar unas bases es lo mejor que se puede hacer. Hacerlo como una rutina divertida, con juegos, y si no se ven capacitados siempre pueden recurrir a la figura del odontopediatra que les puede asesorar cómo hacerlo.

Hay que perder el miedo a acudir al dentista de una manera regular, ya que con eso se puede conseguir dejar de lado la aparición de las infecciones y demás. Una buena prevención es el mejor de los tratamientos dentales.

El dentista debe convertirse en uno de los médicos de cabecera, recurrir a él siempre que se tenga algún tipo de problema dental. Gracias a sus servicios tendremos la mejor y más bonita sonrisa. Así mismo si seguimos todos los consejos de nuestro dentista nos ahorraremos tiempo, dinero y ganaremos en salud.