La importancia de la figura del dentista infantil

La gran importancia del odontopediatra o dentista infantil

Una de las etapas más importantes para el desarrollo de la persona es la de la infancia. En ella se deben marcar las pautas que nos acompañarán a lo largo de toda nuestra vida. En Clínica Dental Montané somos conscientes de esto y hoy nos gustaría hablar sobre la importancia de la figura del dentista infantil.

La salud bucodental debe ser una premisa básica marcada durante una edad temprana. El adquirir una serie de hábitos higiénicos saludables, junto a una dieta equilibrada, son el punto desde el que partir para el crecimiento y desarrollo adecuado del niño. Por lo tanto es de una importancia especial el darle al niño los consejos y aprendizajes que le servirán para marcarle como individuo.

Hablando ya del tema más relacionado con la odontología, la creación de una figura clave, el del odontopediatra, o llamado también dentista infantil, es algo fundamental para que los pacientes más pequeños se vayan familiarizando con este especialista y que no tengan miedo de acudir a él. Desde la primera visita se debe crear una buena sensación para el niño ya sea con el dentista y con todo el personal que rodea a la consulta.

La figura del odontopediatra

El odontopediatra es un profesional que está especializado en odontología infantil. Los tratamientos precisan de unos conocimientos específicos para tratar las enfermedades e infecciones de los más pequeños de la casa. Las dosis y la posología de los tratamientos deben ser las adecuadas para estos pacientes tan especiales. Además de todo esto, el dentista infantil debe tener la capacidad de saber explicar a los padres, de una forma sencilla y práctica, cómo se va a realizar el tratamiento y tranquilizarlos de que todo está bajo control.

Las especialidades que debe dominar y controlar el dentista infantil es la de la odontología preventiva, la ortodoncia y la rehabilitación neuro-oclusal. Ya que éstas son las más solicitadas por estos pacientes.

La primera impresión que el niño debe percibir al acudir al dentista es la que se le quedará por mucho tiempo. Para que el pequeño asocie el dentista y la salud bucodental con elementos lúdicos y positivos la visita al  dentista puede y debe ser una experiencia agradable. Por esto es importante ir a lugares donde exista la figura del dentista infantil para que los niños se sientan a gusto y tranquilos. A la hora de plantear la primera visita al dentista es conveniente tener en cuenta que se trata de un lugar desconocido para el niño en el que se va a encontrar con gente que no conoce, lo cual es absolutamente normal que pueda causarle algún tipo de temor

Pautas a seguir

A continuación os daremos una serie de pautas para acudir al dentista con el niño por primera vez:

  1. La primera vez que se vaya al dentista debería ser como una toma de contacto y que el niño pueda ver el consultorio del especialista como algo normal. Es decir, no esperar a que el pequeño tenga algún problema, como una caries, y provoque una mala percepción. Así que si se va por una revisión sería lo más recomendable para comenzar.
  2. Ir hablando con el niño de que se va a ir al dentista y así irlo preparando. Nada de hacerlo de repente porque puede provocar efectos negativos a lo que se desea conseguir.
  3. Saber transmitir seguridad y confianza al pequeño de que todo va bien y que no pasa nada por ir al dentista. Eliminar de nuestro vocabulario aquellas frases que los adultos decimos como “no te va a dolor” porque los niños no son tontos y pueden vislumbrar como un peligro o amenaza y crear con ello una mala predisposición.

Si se siguen estas pautas y se acude a un profesional adecuado no hay porqué temer que el niño sienta miedo o rechazo a ir al dentista. Afortunadamente los avances dentro del campo de la odontología son tan increíbles en los que los tratamientos prácticamente son indoloros o molestos por lo que son una garantía de obtener los mejores resultados.

Resumiendo, la importancia de la figura del dentista infantil es algo fundamental para tratar los problemas de salud bucodental de los más pequeños. Confiar en estos profesionales es básico para poner en sus manos la salud de tus hijos.