En qué consisten las infecciones dentales

A veces, puede ocurrir que, a pesar de llevar un control y tener unos buenos hábitos de higiene dental, se originen algunos problemas de salud bucodental. Es por esto que hoy desde Clínica Dental Dr. Montané hoy nos detendremos a explicar en qué consisten las infecciones dentales.

Qué es una infección dental

Las piezas dentales están compuestas de una corona visible de esmalte y dentina, que tiene una raíz y en cuyo interior existe un tejido de tipo fibroso y blando, conocido como pulpa dental o nervio.

Las infecciones dentales se originan cuando las bacterias acceden libremente al nervio y se expanden a los tejidos que envuelven el diente. Estas infecciones tan dolorosas son de lo más común ya que alrededor de un 90% de las personas lo han padecido alguna vez en su vida.

A pesar que el problema de la caries se produce en un mayor número en países subdesarrollados, en los países del primer mundo también es un problema de importancia. El padecer de enfermedades como la diabetes mal controlada o tener un deficiente acceso a la sanidad es otro de los factores a tener en cuenta.

Tipos de infecciones dentales más comunes

– Caries dental: Provocada por el ácido que producen las bacterias que se localizan en los mismos dientes. Con el paso del tiempo este ácido puede ir erosionando la pieza dental y disminuir su capacidad de dureza. El azúcar y los productos ácidos son los culpables de alterar el pH de la boca. Una caries mal controlada puede derivar en infecciones muy serias.

– Periodontitis: La inflamación y el sangrado de las encías debido a un exceso de acumulación de bacterias y de restos de comida puede desembocar en una gingivitis. La periodontitis se produce cuando se pierde la estructura ósea dental, originando que la encía y su ligamento periodontal pierdan la adherencia con el diente. Los síntomas de esta infección son claros (enrojecimiento, sensibilidad extrema e inflamación).

– Abceso dental: Comienza en la punta del diente pero que si no se trata a tiempo puede propagarse de una manera muy rápida. La inflamación y el dolor son de lo más considerable.

– Pericoronitis: Este tipo de infección viene producida debido a que se unen las bacterias con los restos de comida y se meten dentro de la misma encía. En el momento de aparecer las temidas “muelas del juicio” o terceros molares es cuando se puede originar.

En que consisten las infecciones dentales 2 - En qué consisten las infecciones dentales

– Pulpitis: Su área de aparición es en la pulpa, la cara más interna del diente. Aunque también se puede producir en piezas dentales fracturadas. Dolor que aparece y desaparece y una fuerte sensibilidad serían los primeros síntomas a considerar.

Síntomas de una infección dental localizada

  1. Dolor bucal y mandibular.
  2. Sensibilidad al morder con el diente afectado.
  3. Inflamación interna de la boca.
  4. Dolor al tocar la encía que envuelve a la pieza dental dañada.
  5. Posible supuración de pus.

Pruebas para diagnosticar una infección dental

Hacer uso de las radiografías dentales facilita conseguir un pronto diagnóstico de la infección. En este caso, practicar una radiografía periapical, sería lo más adecuado. Esta prueba es determinante para ayudar al odontólogo a determinar un juicio sobre la infección dental.

La radiolucencia de la corona dental es concluyente a la hora de confirmar la presencia de la caries ya que ésta posee una menor densidad que un diente sano.

Así mismo, una resonancia magnética, una tomografía o incluso una ecografía también pueden ofrecer imágenes que son de lo más recurrente para descubrir la vía de propagación de una infección dental.

En que consisten las infecciones dentales 3 - En qué consisten las infecciones dentales

Tratamientos para la infección dental

En términos generales, tratar una infección dental se puede hacer mediante la extracción del diente infectado, drenando las secciones afectadas o siguiendo un tratamiento lo mínimamente invasivo para el resto de la dentadura. Cualquiera de estos tres métodos es efectivo a la hora de tratar esta infección dental. Estudios posteriores determinan que la infección responde una manera afirmativa al tratamiento quirúrgico y no necesitando de antibióticos posteriormente.

Cómo prevenir las infecciones dentales

– Cepillarse los dientes después de cada ingesta de alimentos, eso sería lo ideal, pero si no se pudiera, hacerlo un par de veces al día.

– Disminuir la cantidad de azúcar en la alimentación. Se puede reemplazar este aditivo por otro tipo de edulcorantes más naturales.

– Hacer visitas periódicas y de control al dentista. Mantener unos hábitos saludables de higiene dental.