Cómo puedo saber si necesito una limpieza dental profesional

Cómo puedo saber si necesito una limpieza dental profesional

En muchas ocasiones sucede que pensamos que con seguir una serie de pautas de salud bucodental en casa ya es suficiente. Pero esto no es tampoco una verdad completa. A veces creemos que lo hacemos de manera correcta y es posible que eso no sea del todo correcto. En Clínica Dental Dr. Montane ofrecemos los mejores tratamientos a todos nuestros pacientes y desde este blog procuramos hacerles llegar informaciones muy interesantes. Hoy nos centraremos en el tema de cómo saber si se necesita una limpieza dental profesional.

Dentro de los tratamientos más solicitados por los pacientes es el de la limpieza dental. Un servicio de prevención ideal para obtener una estupenda salud bucodental y reducir de una manera considerable la aparición de infecciones u otro tipo de problemas. Con estas limpiezas profesionales se consigue eliminar de una manera eficaz el sarro y sus acumulaciones. Decimos esto porque a pesar de llevar una correcta higiene dental en casa siempre se quedan pequeños cúmulos de sarro a los que el cepillo no puede llegar. Con la limpieza profesional se pueden eliminar estas bacterias de una manera rápida y eficaz.

Puede que al leer este artículo surja la pregunta si proceder a hacerse una limpieza profesional, puede causar algún tipo de daño o molestia. La respuesta es NO. Lo que puede aparecer después de la intervención es que en algunas áreas donde se une el diente con la encía tengan un tono un poco más rojo de lo habitual. Es puede ser debido al roce de las herramientas usadas para dicha limpieza y que hayan motivado un poco de irritación en la encía. Otra de las causas que pueden surgir sería padecer de una leve sensibilidad dental pero que desaparece en menos de un par de días.

¿En qué consiste una limpieza dental?

Si ya hemos decidido hacernos una limpieza dental profesional se seguirán una serie de pasos para llevarla de una manera rápida y eficaz. Su duración oscila entre el cuarto de hora hasta los 30 minutos. Siempre y cuando sea una boca medianamente tratada y con una buena higiene dental, si no fuera así entonces la limpieza podría demorarse un poco más.

  1. En primer lugar, se hace un análisis de la boca del paciente para encontrar las zonas donde están el sarro, las manchas u elementos acumulados entre las encías y los dientes. Además de tener especial atención en los lugares más susceptibles de padecer hemorragias o irritaciones.
  2. Para erradicar el sarro se hace uso de una herramienta de ultrasonidos diseñada específicamente para remover de una manera rápida y eficaz el sarro existente. De esta manera se puede eliminar todo lo que se encuentre sin problemas y que no pueda ser visto en una primera inspección.
  3. El tercer paso ya trataría de pulir los dientes para que queden lisos y sin ningún tipo de impurezas. Aquí se utilizan unos cepillos con una pasta que permite quitar manchas de los dientes y obtener un tono más blanco y limpio del habitual.
  4. Una vez terminada la limpieza dental profesional, el especialista le dará una serie de pautas a seguir para conseguir un efecto perfecto en la boca. Entre los consejos más recurrentes el usar hilo dental y colutorios para llegar a los lugares más difíciles donde el cepillo no puede alcanzar.

De lo que hemos estado comentando hasta ahora es para limpiezas profesionales en bocas sin aparentes problemas más serios. Ya si profundizamos en tema de ortodoncias entonces sí que es altamente recomendable ejecutar una limpieza profesional, porque la que se hace de manera habitual en casa podría dejar rastros de alimentos entre los dientes. Provocados por los brackets y su dificultad para llegar a todas las zonas dentales.

Padecer de ciertos síntomas también sería una señal de que hacerse una limpieza profesional sería lo más adecuado. Sufrir de enfermedades periodontales o enfermedades de las encías porque de éstas se puede derivar desde una inflamación y enrojecimiento de las mismas (gingivitis) a otro tipo de infecciones. Dentro de estas últimas que pueden ser las causantes de daños de carácter irreversible en los tejidos blandos y huesos de la boca, también conocida como periodontitis.

Síntomas más comunes

Entre los síntomas más comunes que marcarían la posible aparición de estas enfermedades serían:

  • Encías rojas o inflamadas.
  • Halitosis
  • Sangrado de las encías al usar el hilo dental o al cepillarse los dientes.
  • Sensibilidad dental
  • Dolor al masticar o morder.
  • Ardores bucales.

Tanto los síntomas de la gingivitis como sus posibles efectos secundarios son totalmente reversibles contando siempre con el dentista y mantener buenos hábitos de higiene bucodental. Mediante limpiezas periódicas, visitas al especialista y tomar medicamentos se puede conseguir eliminar estos problemas.

Desde Clínica Dental Dr.Montané esperamos que este post les haya servido de ayuda para aclarar alguna de sus preguntas en referencia a las limpiezas dentales profesionales.