¿Cómo debo cuidar de mi ortodoncia?

ortodoncia-terrassa

En la actualidad existen diversas técnicas para poder obtener una sonrisa prácticamente perfecta. Todos deseamos o soñamos con esa boca de aspecto inmejorablemente sano tanto por fuera como por dentro. Esa sonrisa ideal se puede lograr gracias a las ortodoncias, la rama de la odontología encargada de diagnosticar, prevenir y tratar las posibles maloclusiones dentales, la mordida y la posición de los maxilares. Niños y adultos pueden ver como sus dientes se van enderezando y se disminuye su espacio interdental. El final no sólo es de tipo estético sino que a nivel sanitario, ayuda a que nuestra boca, en su conjunto, funcione de una manera correcta y adecuada. Eso sí, el paciente debe mantener en buen estado los aparatos correctores a lo largo de todo el tratamiento y para evitar molestias o problemas dentales. En Clínica Dental Montané os indicamos hoy los pasos a seguir para mantener una perfecta higiene de vuestra ortodoncia.

Tipos de Ortodoncia

En los tratamientos de ortodoncia, existen dos modalidades de aparatos: los removibles y los fijos. Los primeros se pueden extraer y colocar en cualquier momento. Su mayor ventaja reside en que una vez quitados, la limpieza bucal se realiza exactamente igual que como habitualmente. El paciente debe realizar una higiene adicional de éstos para tratar de eliminar el cúmulo de biofilm oral que puede acumularse. Por ello se recomienda cepillarlos bien antes de guardarlos en su estuche y también utilizar comprimidos limpiadores en los que dejarlos en solución para eliminar los restos de alimentos y biofilm adheridos.

En cuanto a la ortodoncia fija, debido a su dificultad de eliminación del biofilm oral en zonas altamente retentivas como las que ofrecen los brackets, este tipo de ortodoncia requiere una especial atención en la higiene bucal diaria; además, que es importante destacar que, normalmente los pacientes con ortodoncia fija pueden tener complicaciones durante su tratamiento, entre las más comunes que nos podemos encontrar serían: el mal aliento por acumulación de restos de comida, inflamación gingival debida a la complejidad de la eliminación del biofilm, o ulceraciones por el roce de los aparatos.

Mantenimiento de la Ortodoncia

A tener en cuenta la vital importancia de adquirir unos buenos hábitos de higiene. Usar productos específicos para las ortodoncias, tales como los cepillos de filamentos con forma de “V”, adaptables perfectamente a los brackets y que eliminan de forma sustancial los restos acumulados. Las pastas dentales y los colutorios también diseñados para este tipo de pacientes y evitar en lo posible complicaciones que podrían surgir durante el tratamiento y que les ayudará a mantener una adecuada correcta salud bucodental.

Si queremos usar un cepillo eléctrico éste deberá tener el cabezal ortodóntico y que permita un acceso fácil a lugares de la boca en los que es difícil acceder con el cepillo tradicional. El odontólogo puede recomendarte además, pasar el hilo dental a diario, usar una pasta enriquecida con fluoruro para mayor protección del esmalte, así como usar un enjuague bucal para eliminar las bacterias. Es importante consultar qué tipo de enjuague te conviene. Hay algunos muy fuertes que manchan los dientes o perjudican el esmalte con el uso continuado, así que infórmate para evitar esos efectos secundarios.

Tu odontólogo será el encargado de recomendarte algunas pautas alimentarias y de higiene para mantener una correcta salud dental. Evitar en lo posible alimentos duros como los frutos secos, las golosinas en general y no usar los dientes de forma brusca para cortar o morder objetos o tomar bebidas que puedan manchar los dientes como los refrescos, el té y el café, son los mejores y más útiles consejos para no hacer daño en tu ortodoncia.

Si tienes cualquier duda acerca de lo que debes evitar en tu alimentación, consulta con tu ortodoncista. En Clínica Dental Montané puedes encontrar respuesta a tus dudas. Si es necesario, practica durante la visita el mejor modo de pasar el hilo dental y de usar el cepillo ortodóntico. Es importante recordar que durante la ortodoncia sigas haciéndote las higienes cada 6 meses ya que con este aparato se suele acumular más la placa y es más difícil limpiarse con lo que el sarro debe ser eliminado por los profesionales. El tratamiento de ortodoncia tiene un periodo limitado, vale la pena que cuides tus dientes y tus encías con esmero durante este tiempo para evitar caries y para que luzcas una bella sonrisa al finalizar del tratamiento.