sellador fisuras dentales

Selladores de fisuras dentales, prevención de caries y protección a largo plazo

Bienvenidos al blog de la Clínica Dental Dr. Montané, donde hoy abordaremos un tema de gran relevancia en la odontología preventiva: los selladores de fisuras dentales. Este tratamiento dental, a menudo subestimado en su capacidad preventiva, es una herramienta formidable en nuestra lucha continua contra las caries dentales, especialmente significativa en el cuidado dental pediátrico y juvenil.

Como odontólogo con experiencia, entiendo la importancia de incorporar tecnologías avanzadas y materiales de alta calidad en la aplicación de estos selladores. Su uso no se limita a la infancia; los selladores de fisuras son igualmente beneficiosos para pacientes de todas las edades, especialmente aquellos con alto riesgo de caries o con dificultades en el mantenimiento de una higiene oral óptima.

En esta publicación hablaremos en profundidad la naturaleza de los selladores de fisuras dentales, los diferentes tipos disponibles en la odontología moderna y el procedimiento preciso y minucioso para su aplicación. Nuestro enfoque en Clínica Dental Dr. Montané está en brindar no solo tratamientos curativos, sino también medidas preventivas robustas, asegurando una salud bucal integral y duradera para nuestros pacientes.

¿Qué son los selladores de fisuras dentales?

Los selladores de fisuras son aplicaciones terapéuticas cuyo propósito es proteger las superficies oclusales de los molares y premolares, lugares predilectos para el desarrollo de caries debido a su compleja topografía de surcos y fisuras. Estas aplicaciones sellan físicamente los surcos dentales, previniendo la acumulación de placa bacteriana y residuos alimenticios, que son los precursores de la caries dental.

Estos selladores son materiales biomédicos, generalmente compuestos de resinas acrílicas o materiales similares, que se aplican directamente en las fosas y fisuras de los dientes. Las superficies oclusales de molares y premolares, debido a su intrincada anatomía de surcos profundos y angostos, crean un microambiente ideal para la proliferación de bacterias cariogénicas.

La función principal de los selladores de fisuras es actuar como una barrera física, impidiendo que estos agentes nocivos se alojen en las fosas y fisuras dentales. Al sellar estas áreas, se reduce significativamente el riesgo de caries dental, especialmente en las etapas tempranas de la vida, cuando los hábitos de higiene dental pueden ser menos rigurosos y los dientes más susceptibles al desarrollo de caries.

La aplicación de selladores de fisuras es un procedimiento no invasivo, rápido y efectivo, que no requiere la remoción de tejido dental. Es un tratamiento de elección en la odontología preventiva y es altamente recomendable para niños y adolescentes poco después de la erupción de sus molares y premolares permanentes, aunque también puede ser beneficioso para adultos en ciertas circunstancias.

¿Qué tipos existen?

Los selladores de fisuras dentales se clasifican en varios tipos, cada uno con características y aplicaciones específicas. Como odontólogo, mi objetivo es seleccionar el tipo de sellador más adecuado para cada paciente, basándome en sus necesidades individuales y la morfología dental específica.

Selladores de resina acrílica

Los selladores de resina acrílica son los más comunes y ampliamente utilizados. Compuestos principalmente de resinas acrílicas, ofrecen una excelente adhesión a la superficie dental y una durabilidad notable. Son eficaces para sellar profundamente las fosas y fisuras, formando una barrera robusta contra la caries.

Selladores de ionómero de vidrio

Conocidos por su liberación de flúor, estos selladores ionómetro de vidrio no solo protegen físicamente el diente, sino que también ofrecen un beneficio adicional de remineralización. Son particularmente útiles para pacientes con un alto riesgo de caries o aquellos que tienen dificultades en mantener una higiene bucal óptima.

Selladores compuestos de poliuretano

Aunque menos comunes, estos selladores compuestos de poliuretano ofrecen una buena resistencia al desgaste y son efectivos en el sellado de fisuras. Su uso puede ser considerado en casos específicos donde se busca una alternativa a las resinas acrílicas.

Selladores fluorados

Estos contienen flúor incorporado en su formulación, proporcionando un doble mecanismo de acción: sellado físico y protección contra la caries mediante la liberación de flúor.

Selladores bioactivos

Los selladores bioactivos contienen componentes que interactúan activamente con la estructura dental, promoviendo la remineralización y ofreciendo una protección dinámica contra la caries.

¿Cómo se colocan los selladores de fisuras en los dientes?

La colocación de selladores de fisuras en los dientes es un procedimiento meticuloso y preciso, fundamental en la práctica de la odontología preventiva en Clínica Dental Dr. Montané. Este proceso, que requiere habilidad y atención al detalle, se realiza siguiendo una serie de pasos cuidadosamente orquestados para asegurar la máxima eficacia y durabilidad del sellador. Aquí describo el procedimiento típico, que es relativamente rápido y no invasivo:

  1. Limpieza del diente: El primer paso es la limpieza profunda del diente que va a recibir el sellador. Esto implica eliminar cualquier resto de placa, alimentos o residuos presentes en las fosas y fisuras del diente. Utilizamos una solución de bicarbonato de sodio o cepillos especiales para garantizar que la superficie esté completamente limpia.
  2. Aislamiento y secado del diente: Es crucial mantener el diente seco y libre de saliva durante el proceso de aplicación. Para esto, utilizamos rollos de algodón o un dique de goma para aislar el diente del resto de la boca.
  3. Grabado ácido: Aplicamos una solución de ácido grabador sobre la superficie oclusal del diente. Este paso es esencial para crear una superficie rugosa a nivel microscópico, lo que mejora la adhesión del sellador a la estructura dental.
  4. Enjuague y secado: Después del grabado, enjuagamos cuidadosamente el diente para eliminar cualquier rastro del ácido y secamos la superficie nuevamente.
  5. Aplicación del sellador: Con el diente preparado, aplicamos el sellador en las fosas y fisuras. Esta aplicación se realiza con cuidado para asegurarnos de que el sellador penetre profundamente en todas las áreas susceptibles.
  6. Polimerización del sellador: Utilizamos una luz especial, generalmente una luz de curado LED o de halógeno, para endurecer y fijar el sellador en su lugar. Este paso es crucial para la estabilidad y longevidad del sellador.
  7. Evaluación final y ajustes: Una vez que el sellador está completamente endurecido, evaluamos la oclusión y realizamos ajustes menores si es necesario para asegurarnos de que el sellador no afecte la mordida del paciente.
  8. Instrucciones de cuidado posterior: Finalmente, proporcionamos al paciente instrucciones sobre cómo cuidar el sellador y mantener una higiene bucal adecuada para prolongar su efectividad.
puentes dentales para que sirven

Puentes dentales, una solución duradera para los espacios vacíos de tu sonrisa

En esta nueva publicación del blog de Clínica Dental Dr. Montané te hablaremos de los puentes dentales, una solución efectiva y duradera para rellenar los espacios vacíos en tu sonrisa. Ya sea que hayas perdido uno o varios dientes debido a un accidente, enfermedad o desgaste natural, un puente dental puede ser la clave para restaurar no solo la funcionalidad de tu boca, sino también su estética.

La pérdida de dientes puede afectar tu capacidad para masticar y hablar correctamente, y también puede provocar que otros dientes se muevan de su posición natural. Esto no solo afecta tu apariencia, sino también tu salud bucal en general. Aquí, te guiaremos a través de lo que necesitas saber sobre los puentes dentales: desde su definición y cuándo son necesarios, hasta los diferentes tipos disponibles y cómo se comparan con otras opciones como los implantes dentales.

Además, detallaremos los beneficios de elegir un puente dental y abordaremos una preocupación común: si llevar puesto un puente dental es molesto o doloroso. En Clínica Dental Dr. Montané, nuestro objetivo es ofrecerte toda la información necesaria para ayudarte a tomar la mejor decisión para tu salud bucal y tu sonrisa.

¿Qué son los puentes dentales?

Los puentes dentales son una solución efectiva y ampliamente utilizada en odontología restauradora para reemplazar uno o más dientes perdidos. En nuestra clínica dental en Terrassa te ofrecemos puentes dentales como una opción para restaurar la integridad de tu sonrisa y la funcionalidad de tu mordida.

Un puente dental, como su nombre indica, “puentea” el espacio vacío dejado por los dientes perdidos. Consiste en una o más coronas artificiales que se sujetan a los dientes o implantes adyacentes a este espacio. Estos dientes o implantes adyacentes actúan como pilares que sostienen el puente en su lugar.

Para colocar un puente, primero se preparan los dientes pilares, lo que puede implicar limarlos para asegurar que el puente encaje correctamente. Luego, se toman impresiones precisas de tu boca, que se utilizan para diseñar el puente a medida, asegurando que se ajuste perfectamente y se asemeje a tus dientes naturales en forma y color.

Este tratamiento no solo llena los espacios vacíos en tu boca, sino que también previenen que los dientes restantes se desplacen fuera de su posición correcta. Al reemplazar los dientes perdidos, los puentes mejoran tu capacidad para masticar y hablar y mantienen la forma de tu cara. Además, te da una solución estéticamente agradable, devolviendo la confianza en tu sonrisa.

¿Cuándo es necesario ponerlos?

Determinar cuándo es necesario poner un puente dental depende de varios factores relacionados con tu salud bucal y tus necesidades específicas. En Clínica Dental Dr. Montané, nos enfocamos en ofrecer soluciones personalizadas para cada paciente, y la colocación de un puente dental no es la excepción. Aquí te explicamos algunas situaciones en las que se recomienda el uso de puentes dentales:

Pérdida de uno o más dientes

La razón más común para colocar un puente dental es la pérdida de uno o varios dientes consecutivos ( 2, 3, 4 piezas, etc.). Los puentes son una excelente opción para rellenar estos espacios, restaurando la funcionalidad y estética de tu boca.

Prevención del desplazamiento dental

Cuando pierdes un diente, los dientes adyacentes pueden comenzar a desplazarse hacia el espacio vacío. Esto puede llevar a problemas de alineación y mordida. Un puente dental ayuda a mantener estos dientes en su lugar correcto.

Mejora de la función masticatoria y del habla

La pérdida de dientes puede afectar tu capacidad para masticar correctamente y pronunciar ciertas palabras. Un puente dental puede restaurar estas funciones esenciales.

Consideraciones estéticas

Si estás preocupado por el aspecto de tu sonrisa debido a uno o más dientes faltantes, un puente dental puede ser una solución eficaz. Estos no solo mejoran la apariencia de tu sonrisa, sino que también brindan soporte estructural a tu rostro.

Alternativa a los implantes dentales

En algunos casos, los pacientes pueden preferir un puente dental sobre los implantes debido a consideraciones como el precio, el tiempo de tratamiento o la idoneidad médica.

Tipos de puentes dentales existentes

En Clínica Dental Dr. Montané, ofrecemos varios tipos de puentes dentales para adaptarnos a las necesidades y situaciones específicas de nuestros pacientes. Cada tipo de puente tiene características únicas y se selecciona en función de la ubicación del diente faltante, la salud de los dientes y encías adyacentes, y tus preferencias personales. Aquí te presentamos los tipos más comunes:

Puentes dentales tradicionales

Los puentes tradicionales son los más comunes. Consisten en una o más coronas artificiales sostenidas por coronas en los dientes pilares a cada lado del espacio vacío. Generalmente, están hechos de porcelana fusionada a metal o cerámica y son una opción robusta para reemplazar uno o más dientes faltantes.

Puentes cantilever

Los puentes cantilever son similares a los tradicionales, pero están diseñados para casos en los que hay dientes adyacentes solo en un lado del espacio vacío. Se utilizan menos frecuentemente, pero pueden ser una opción viable en ciertas situaciones.

Puentes Maryland

Los puentes Maryland, también conocidos como puentes adhesivos, utilizan dos alas de metal o porcelana que se adhieren a la parte posterior de los dientes adyacentes. Este tipo de puente es menos invasivo, ya que no requiere limar los dientes pilares. Son ideales para reemplazar un diente frontal donde las fuerzas de masticación son menores.

Puentes de Implantes

En lugar de usar dientes naturales como soporte, los puentes de implantes utilizan implantes dentales. Se colocan uno o más implantes en el hueso de la mandíbula, y luego se fija el puente a estos implantes. Esta opción es cada vez más popular debido a su estabilidad y durabilidad.

¿Puentes o implantes dentales?

Cuando se trata de reemplazar dientes perdidos, dos de las opciones más populares en Clínica Dental Dr. Montané son los puentes y los implantes dentales. Ambos tienen sus ventajas y pueden ser adecuados en diferentes situaciones. Aquí te ayudamos a comprender las diferencias clave entre estas dos opciones para que puedas tomar una decisión informada sobre cuál es la mejor para ti:

Puentes dentales: ventajas y desventajas

Los puentes dentales son una solución rápida y eficiente para reemplazar una o más piezas dentales faltantes. No requieren cirugía, lo que los convierte en una opción menos invasiva. Los puentes se apoyan en los dientes naturales existentes o en implantes y son una excelente opción si los dientes adyacentes necesitan coronas o ya tienen coronas.

Ventajas

  • Procedimiento más rápido y menos invasivo.
  • Precio inicial generalmente menor que los implantes.
  • Ideal si los dientes adyacentes requieren restauración.

Desventajas

  • No estimulan el hueso de la mandíbula, lo que puede llevar a su deterioro a largo plazo.
  • Requiere alterar los dientes adyacentes para servir como soporte.

Implantes Dentales: pros y contras

Los implantes dentales implican la colocación de un poste de titanio en el hueso de la mandíbula, que actúa como la raíz del diente y sobre el cual se coloca una corona. Los implantes son conocidos por su durabilidad y por preservar la salud del hueso de la mandíbula.

Pros

  • Promueven la salud ósea y previenen la pérdida de masa ósea.
  • No afectan los dientes adyacentes.
  • Tienen una tasa de éxito muy alta y pueden durar toda la vida.

Contras

  • Procedimiento con un precio más alto.
  • Requiere una cirugía y un período de curación más prolongado.
  • No es adecuado para todos los pacientes, como aquellos con ciertas condiciones médicas o con pérdida ósea significativa.

En Clínica Dental Dr. Montané, evaluaremos tus necesidades específicas, la salud de tu mandíbula y dientes, y tus preferencias personales para ayudarte a decidir entre un puente dental y un implante. Nuestro objetivo es proporcionarte la mejor solución que se adapte a tu situación única, asegurando que recibas un tratamiento que no solo mejore tu sonrisa, sino también tu calidad de vida.

¿Es molesto o doloroso llevarlo puesto?

Es importante destacar que el proceso de colocación de un puente dental se realiza bajo anestesia local, lo que significa que no deberías sentir dolor durante el procedimiento. Puede haber una sensación de presión, pero esto no suele ser doloroso.

Después de la colocación, es normal experimentar algo de sensibilidad o malestar en los dientes o encías adyacentes al puente. Esta sensibilidad generalmente es temporal y disminuye en los días posteriores a la colocación. Recomendamos comer alimentos suaves y evitar masticar directamente sobre el nuevo puente durante este período.

Una vez que te acostumbras al puente dental, no debería causar molestias o dolor. Estos puentes están diseñados para imitar la forma y función de tus dientes naturales, permitiendo que la mayoría de los pacientes se adapte rápidamente a la sensación. Además, con el cuidado y mantenimiento adecuados, como una buena higiene bucal y visitas regulares al dentista, puedes disfrutar de una experiencia cómoda y libre de dolor con tu puente dental a largo plazo.

En Clínica Dental Dr. Montané, nos comprometemos a garantizar que tu experiencia con cualquier tratamiento dental, incluidos los puentes dentales, sea lo más cómoda y libre de estrés posible.

sarro placa bacteriana dientes

La placa dental o placa bacteriana

Cada vez más nos preocupamos por tener una sana y bonita sonrisa. Pero no es sólo lo que se ve, también hay que cuidar la parte interna y no descuidarla. Tener unas rutinas de higiene bucodental favorece la prevención de las enfermedades dentales como la caries.

¿Qué es la placa dental o placa bacteriana?

La placa dental o placa bacteriana se podría describir como una substancia que no tiene color, formada de proteínas de la saliva, que se adhiere a los dientes y las encías. Para quitarla de ahí no es suficiente con hacerse enjuagues bucales, se tiene que hacer uso del cepillo y de la seda dental para eliminarla.

Esta placa bacteriana es el motivo que puede provocar la caries o enfermedades periodontales, que puede hacerse dura, transformarse en sarro y provocar problemas de salud importantes.

También se puede tener una predisposición genética a la creación excesiva de placa dental o de sarro. Si eso sucediera, lo mejor es recurrir a tu clínica dental. Este profesional mediante una limpieza profesional profundizará en las zonas que uno mismo no puede llegar.

¿Por qué se debe controlar la placa bacteriana?

Controlar la placa bacteriana no debe ser tomado a broma. Hay que ponerse muy serios con este tema porque sino se hace a su debido tiempo, pueden crearse una serie de enfermedades que podrían derivar incluso, en la pérdida de piezas dentales.

A continuación, vamos a exponer unos cuantos ejemplos:

Gingivitis: La acumulación de la placa y el sarro pueden originar la aparición de la gingivitis. Se trata de que la encía se hincha, se pone roja y que puede llegar a sangrar. Es un síntoma claro que la higiene dental no es la adecuada.

Periodontitis: A todos los síntomas descritos en el apartado anterior, ahora sería añadirle la pérdida del hueso, con lo que la consecuencia sería la pérdida de uno o más dientes. Una mala higiene dental, predisposición genética o el consumo de alcohol y tabaco serían los motivos más frecuentes.

Caries: Estas bacterias que se acumulan en los dientes y que no son eliminadas con el cepillo y el hilo dental, producen unos ácidos que van desgastando la superficie del diente hasta llegar a producir la caries. Es posible que no duela y por eso no nos demos cuenta. Aquí, es cuando, la visita con regularidad al dentista sería la herramienta más eficaz de prevención.

Halitosis o mal aliento: Sufrir de halitosis es uno de los problemas bucodentales que van ligados estrechamente con la acumulación de placa bacteriana. Porque las bacterias se han unido a las proteínas salivales, generando un mal olor del aliento.

¿Cómo se origina la placa dental?

Hay que dejar claro que todos podemos padecer de placa bacteriana ya que las bacterias se van originando en nuestras bocas. Estas bacterias se nutren de nuestra alimentación y la saliva. Al crearse los ácidos, se van adhiriendo a las piezas dentales, acabando por destruir el esmalte dental y seguidamente aparece la tan temida y conocida caries.

Recalcar que, si dicha placa no se elimina de una manera adecuada, las encías se irritan y se inflaman alrededor de las piezas dentales y pudiendo desembocar en una gingivitis o enfermedades periodontales. Además de llegar a perder los dientes de una manera definitiva.

¿Cómo se elimina o controla?

Es verdad que no se puede evitar que se nos acumule la placa bacteriana, pero sí que se puede ir retirando si mantenemos unas buenas rutinas de higiene bucodental. Cepillarse los dientes después de cada ingesta de comida, con una pasta que contenga en su fórmula flúor, y así dar fuerza a los dientes y ayudaremos a la prevención de la aparición de la caries.

Estudios demuestran que estimular las glándulas salivares provoca que la saliva disuelva las bacterias que se hayan podido quedar adheridas a los dientes. Hacer enjuagues bucales con agua después de comer también es una manera de provocar el incremento de saliva.

¿Cómo prevenir la formación de placa?

Si se tienen unos hábitos de higiene bucodental es más fácil de mantener a raya la formación de la placa bacteriana. A continuación, daremos unos cuantos consejos muy útiles:

  • Cepillarse los dientes de una manera precisa, existen unas técnicas de cepillado dental, mínimo después de cada ingesta de alimentos y así evitar que la placa se enganche a la superficie dental.
  • Es importante que en nuestra dieta se incluyan alimentos como las fresas o el apio, que aportan nutrientes y son muy beneficiosos para prevenir la placa bacteriana.
  • Siguiendo con el tema de las comidas, evitar los productos azucarados, alimentos que se puedan quedar pegados a los dientes y todo lo que pueda suponer un riesgo para nuestra boca.
  • Procurar evitar el tabaco, porque aparte de dañar nuestros dientes también produce mal aliento o halitosis. Así como el alcohol y otras bebidas que manchen la dentadura.
  • Junto al cepillo, es recomendable hacer uso de la seda dental para quitar la placa que se pueda formar entre los huecos de los dientes, así como en los lugares a donde el cepillo no pueda alcanzar. Así como practicar enjuagues bucales, usando colutorios o sino se tienen a mano, los remedios de toda la vida como infusiones de romero, o masticar unas hojas de menta para refrescar nuestro aliento.
  • Acudir con regularidad al dentista y hacerse limpiezas dentales profesionales, como mínimo una al año.
colutorio bucal que es

Qué es y para que sirve el colutorio

Seguro que a menudo, cuando vemos los anuncios de productos para la higiene dental, nos quedamos con la palabra colutorio, y es posible que no sepamos del todo qué es y para qué sirve el colutorio. En Clínica Dental Dr. Montané, tu dentista en el centro de Terrassa, nos preocupamos por dar toda la información en salud bucodental a todos nuestros pacientes. Si sigues leyendo tendrás todas las respuestas.

¿Qué es el colutorio?

Los enjuagues bucales son una herramienta básica para conseguir una excelente higiene dental. Son el complemento perfecto a las pastas de dientes y son los encargados de llegar a las zonas más amplias donde los cepillos no alcanzan.

Cabe hacer referencia que los colutorios no son un producto creado en la actualidad. Si remontamos siglos atrás, se tiene referencias de que ya antiguas civilizaciones hacían sus propios colutorios con preparados de plantas medicinales y así cuidaban de su dentadura.

¿Para qué sirve el colutorio?

La utilidad de los colutorios es servir de complemento para el cepillado dental y no dejar rastro de gérmenes o bacterias que puedan provocar daños a nuestra boca. Estos enjuagues bucales son soluciones de tipo líquidas o hidroalcohólicas, cuyo contenido se asemeja al de los productos dentríficos.

Los colutorios son muy buenos antisépticos bucales que permiten mantener a raya la caries, la halitosis, la gingivitis y las aftas bucales o llagas. Pero insistimos, no son métodos infalibles. Acudir con regularidad al dentista y procurar una buena higiene dental sería lo ideal. Dentro de la rama de la odontología conservadora es un producto muy conveniente.

En la actualidad, existen en el mercado una gran cantidad de colutorios. Cada uno de ellos tiene distintas propiedades y solo hay que buscar el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Hay para dientes sensibles e incluso para conseguir tonalidades de dientes más blancos.

¿Qué composición tiene?

A la hora de valorar qué colutorio usar para tu rutina de higiene bucal, es fundamental que conozcas las diferencias que existen entre los distintos tipos. Recordar también que un colutorio no limpia los dientes por sí mismo. Son el perfecto ayudante del cepillo y la seda dental, para erradicar restos de comida.

Tampoco hay que volverse loco o marearse a la hora de escoger un colutorio. Hay que valorar y pensar para qué lo necesitamos y a partir de ahí, mirar los que se ofrecen. Pero como siempre insistimos, lo mejor es acudir al dentista y que este nos indique el más adecuado para nosotros.

A continuación haremos un breve repaso de los diferentes tipos de colutorio que se pueden encontrar:

  • Con Alcohol: En este tipo de colutorio hay que valorar si con la cantidad de alcohol que lleva (alrededor del 20%) nos resultará agradable de usar.
  • Sin alcohol: Entre las posibilidades de colutorios también los hay sin alcohol y también son efectivos y cumplen con su objetivo de limpiar y refrescar la boca. Para sustituir al alcohol llevan CPC o cloruro de cetilpiridinio, totalmente seguro y válido.
  • Con flúor: Los colutorios que contienen flúor protegen los dientes de los ácidos que se generan gracias a la placa bacteriana.

Usos más frecuentes

Dentro de los usos más frecuentes del colutorio nos podemos encontrar los que detallaremos a continuación:

Antiplaca y antigingivitis

El problema de la creación de la placa bacteriana y la posterior aparición de la gingivitis viene de origen provocado por una mala higiene dental. Es por esto que hacer uso del colutorio como complemento de la limpieza, junto al cepillo y la seda dental, es el mejor de los consejos que podemos daros.

Contra el mal aliento

Combatir la halitosis, el mal aliento, es posible gracias al uso de los colutorios. Sus componentes hacen que nuestro aliento se vuelva fresco y suave. Pero si el problema persiste en el tiempo, puede que debamos recurrir al especialista por si el origen viniera de alguna dolencia más interiorizada.

Sensibilidad dental

Sufrir de sensibilidad dental no es nada agradable. Si es así, hay que acudir de inmediato al dentista para que pueda darnos el asesoramiento más indicado para combatirla. En el mercado existen colutorios que están indicados para la sensibilidad dental, pero siempre es mejor dejarnos aconsejar por nuestro odontólogo de cabecera.

Consejos útiles para una limpieza con colutorio

Antes de terminar con este repaso a los tipos de colutorios y para qué sirven, os daremos una serie de indicaciones muy útiles a la hora de hacer un enjuague bucal.

Es muy sencillo, con dedicarle medio minuto, haciendo gárgaras con la dosis que marque el fabricante del colutorio que usemos. Es importante recalcar que no hay que diluirlo en agua antes de emplearlo porque entonces perdería las propiedades que contiene.

Una vez pasado ese tiempo, hay que escupirlo y no tragarlo, parece una obviedad, pero por si acaso lo decimos. Después, en la siguiente media hora, no hay que comer ni beber nada para que este líquido pueda cumplir con su labor atacando a las posibles bacterias o restos de comida que quedasen.

Y la última indicación, el enjuague bucal no sustituye al cepillado dental, hay que tener claro que es un complemento más dentro de la higiene bucodental diaria que debemos mantener.

salud dientes

Modas que pueden poner en riesgo nuestra salud bucodental

Desde que Internet y las redes sociales se implantaron en nuestro día a día, muchas actividades se han puesto de moda, aunque en ocasiones esto puede resultar un verdadero problema. Nuestros dispositivos tecnológicos se han convertido en una tremenda fuente de información, que no siempre resulta veraz y positiva. Es el caso de algunas prácticas que se han convertido en tendencias virales, pese a que suponen un verdadero riesgo para nuestra salud bucodental.

Aplicación de bicarbonato u otros

Es posible que hayas oído hablar de los supuestos blanqueamientos a partir de ingredientes como bicarbonato y zumo de limón. En este caso, no puede resultar peor la mezcla, pues el ácido de la fruta tiende a debilitar el esmalte, mientras que el bicarbonato de sodio actúa como abrasivo, aumentando las posibilidades de sufrir caries e hipersensibilidad dental.

Los tatuajes son el no va más entre los jóvenes y hay quien opta por hacerse tatuajes dentales, en la encía o incluso en la mucosa interna de labio. Ahora bien, las complicaciones que existen son varias, desde reacciones alérgicas a la tinta a infecciones del tejido, pasando por la pérdida del diente.

Los grillz son protectores bucales con diseños muy llamativos que son adornados con incrustaciones, metales o piedras preciosas. Esta moda está en auge por los famosos que empezaron a lucirlos en sus actuaciones, como es el caso de Rihanna o Madonna. Pues bien, este mecanismo va ajustado a la dentadura, siendo totalmente desaconsejables los realizados por personas ajenas a la odontología.

Al comprarlos estándar, los dientes se verán forzados a mantener una posición que no es la adecuada, dando lugar a dolores, inflamación de las encías, rotura de dientes y daños en la mandíbula.

Los piercing orales han perdido furor y ya no se ven tanto como antes, aunque aún hay jóvenes que siguen optando por hacerse una de estas perforaciones en los labios o la encía. Esta moda estética puede acarrear todo tipo de problemas: inflamación en la lengua, frecuentes infecciones, alteraciones en la salivación y masticación, daños en el esmalte, rozaduras y daños irrecuperables en la encía, dificultad para obtener una higiene correcta y daños producidos en nervios de la zona.

No sin un profesional

A la hora de aplicar piercings u otros objetos, resulta imprescindible acudir a profesionales. De otra forma, el resultado puede ser muy diferente y la persona puede resultar dañada.

En YouTube, muchos influencers enseñan diferentes trucos para llevar a cabo este tipo de técnicas poco higiénicas que a largo plazo pueden resultar muy perjudiciales. Algunos de los vídeos que más polémica están generando consisten en fabricar una especie de “brackets” con materiales muy poco recomendables.

Los adolescentes se fijan en ellos para potenciar su estatus social, cuando estas malas prácticas pueden conllevar problemas bucodentales muy serios como gingivitis, caries, periodontitis y pérdidas dentales.

Lo cierto es que estas modas tan peligrosas han calado hondo en algunos países como Tailandia, dando lugar a patologías bucodentales graves que incluso han terminado en fallecimientos al ingerir sustancias tóxicas como el plomo.

Bulos sobre productos milagrosos

La obsesión por la estética nos ha llevado al uso de productos milagrosos que no tienen ninguna evidencia científica y cuyo uso continuo puede alterar y afectar la salud de nuestra boca. Es el caso del carbón activado, un material obtenido mediante un proceso químico que es utilizado para blanquear el esmalte y eliminar las manchas de forma rápida y económica.

Sin embargo, el carbón activado es muy abrasivo y desgasta el esmalte de los dientes, algo que puede provocar el efecto contrario. Y es que no sólo puede dejar un color más amarillento al dejar a la vista la dentina, sino que los nervios de los dientes se encontrarán desprotegidos, aumentando la sensibilidad dental.

También es habitual el uso de ciertos aceites naturales como enjuagues orales (aceite de oliva, de girasol, de coco, etcétera). Ahora bien, la realidad es que no cuentan con un aval científico que pruebe su eficacia y seguridad, por lo que hay que mantenerse prudentes.

También existe la creencia de que el café, la cerveza y el vino son buenos para la salud bucodental al reducir el número de bacterias orales. Ahora bien, el alcohol conlleva un factor de riesgo que puede provocar patologías diversas en la boca, además de amarillear la dentadura, de ahí que sea recomendable hacer un consumo limitado.

Consulta siempre con tu odontólogo

Si realmente te preocupa la estética de tus dientes, en la Clínica Odontológica Montané te ayudaremos a conseguirlo a través de la implantación de diferentes tratamientos acordes a tu caso. Ahora bien, lo primero que has de saber es que una sonrisa bonita empieza por una buena higiene y cuidado bucodental.

El color de los dientes dependerá de varios factores genéticos y del estilo de vida que lleves. A la hora de alterarlo, es muy importante mantener una notable salud bucodental a través del cepillado de dientes y de las visitas periódicas al dentista. El profesional nos ofrecerá tratamientos para mejorar nuestra higiene y nos asesorará sobre el tipo de blanqueamiento dental más aconsejable.

En nuestra clínica contamos con personal capacitado para hacer un adecuado diagnóstico y planificar el procedimiento a seguir. Antes de someter al paciente a cualquier tratamiento, es preciso hacer una revisión bucodental para descartar cualquier problema o patología. Además, si buscas asesoramiento a la hora de hacerte un piercing o similar, nuestros profesionales te contarán con detalle los posibles riesgos y contraindicaciones a los que te expones, como sensibilidad dentaria, alteraciones gingivales, etcétera.

caries dentales

Conoce los diferentes tipos de caries

Las caries aparecen por una infección en los dientes provocada por bacterias que con el tiempo forman placas que son difíciles de eliminar. Las bacterias van actuando poco a poco hasta perforar el esmalte, llegando incluso a áreas más sensibles como la pulpa o dentina, lo que causa dolor e hinchazón.

La principal causa que explica su aparición está relacionada con una insuficiente higiene bucal. De todas formas, también se asocia al consumo excesivo de alimentos ricos en azúcares, pues potencian el desarrollo de bacterias.

Reconociendo una caries

El principal síntoma por el que normalmente reconocemos una caries es el dolor en la zona afectada. Ahora bien, las siguientes señales también pueden indicar su presencia:

  • Pequeños orificios en uno o más dientes
  • Sensibilidad con solo tocar un diente
  • Encía hinchada que produce malestar
  • Dolor al comer o beber algo frío o caliente

Normalmente, las caries cuando están en su fase inicial no presentan ningún síntoma. Sin embargo, en cuanto surgen los primeros indicios es fundamental acudir al odontólogo para llevar a cabo el tratamiento más adecuado. Esto evitará infecciones graves futuras o que la caries llegue al nervio, algo que llevaría a la extracción del diente o a una endodoncia.

La mejor manera de diagnosticar caries es acudiendo al odontólogo. En nuestra clínica de dentistas en Terrasa contamos con equipos especiales que permiten observar los dientes con todo lujo de detalle. El objetivo es comprobar la presencia de agujeros y ver su alcance. Además, también es posible realizar radiografías panorámicas o de una región específica para identificar las que no puede verse a simple vista.

Prevención de caries

La mejor estrategia en la prevención de caries consiste en cepillarse los dientes un mínimo de 2 veces al día. Esta es la mejor forma de eliminar los restos de comida y evitar la formación de placa dental.

Es fundamental cepillarse los dientes tras cada comida y usar hilo dental a diario. En caso de comer fuera de casa, lo más indicado es tomar un poco de agua al terminar para limpiarlos tanto como sea posible.

Ahora bien, aunque la higiene bucodental sea el consejo más beneficioso para prevenir las caries en los niños y en los adultos, existen otras recomendaciones a seguir que nos ayudarán a mejorar la salud de nuestra boca:

  • Acudir con cierta periodicidad al odontólogo. El diagnóstico temprano de las caries nos ayudará a evitar problemas más graves. De hecho, hacerse varias limpiezas dentales al año previene muchos tipos de patologías orales.
  • Es importante cambiar cada 3 meses el cepillo de dientes. De ese modo, evitaremos el uso de instrumentos menos efectivos, así como la acumulación de bacterias entre sus filamentos.
  • Reducir el consumo de alimentos y bebidas azucarados. Es conveniente no ingerirlos entre horas para no exponer al diente al ácido que facilita el desarrollo de bacterias. De hacerlo, tendremos que cepillarnos los dientes cuanto antes para no dar tiempo a que los azúcares actúen en nuestra boca.
  • Intentar optar por pasta dental con flúor para fortalecer los puntos más débiles de los dientes y prevenir las etapas iniciales de las caries.

Tratamiento de caries

El tratamiento de la caries va a depender del estado en el que se encuentre. Las caries en su etapa temprana son mucho más fáciles de eliminar que las caries profundas, de ahí que sea fundamental tratarlas en cuanto son advertidas.

  • En las caries iniciales se realizan empastes. El odontólogo lo que hace es eliminar la parte afectada para sustituirla por empaste.
  • Cuando la caries alcanza el tejido blando situado en la cavidad pulpar, el profesional deberá hacer una endodoncia. Este procedimiento consiste en extirpar el nervio y sellar la cavidad con material inerte. En esta técnica se utilizan empastes para conservar las piezas dentales.
  • Ahora bien, puede ocurrir que el diente haya quedado totalmente destruido, o que la infección haya avanzado tanto que se imposible salvar el diente. Cuando esto sucede, lo más conveniente es hacer una extracción y reemplazar la pieza por una prótesis dental.

Revisión de caries

Mantener una correcta salud bucodental es imprescindible para evitar problemas dentales. Además, las revisiones periódicas, ya sea en la infancia o en la edad adulta, son fundamentales como medida de prevención.

Hacer un seguimiento de la cavidad oral es de gran ayuda para detectar rápidamente cualquier signo de enfermedad. Por otro lado, evitar la visita a la clínica dental puede terminar en tratamientos más complejos y costosos para corregir problemas bucodentales más serios.

Ahora bien, tan importante es hacerse revisiones de caries como aprender hábitos preventivos para evitar su aparición. De ese modo, utilizar seda dental, hacer un cepillado correcto y emplear enjuague bucal deben forman parte de nuestra rutina diaria.

Las caries aparecen con bastante frecuencia al no utilizar los métodos más adecuados para eliminar la placa bacteriana. Asimismo, como consecuencia del sarro, también es habitual la presencia de gingivitis (inflamación de encías) o periodontitis (infección de encías), de ahí que resulte imprescindible visitar a nuestro dentista cada cierto tiempo.

En Clínica Dental Dr. Montané nos preocupamos por cuidar la salud de los dientes y mejorar la estética bucal de nuestros clientes. De un tiempo a esta parte, la tecnología en materia odontológica ha mejorado significativamente, algo que facilita enormemente el diagnóstico y posterior tratamiento de las caries. Ahora bien, para obtener una completa armonía dental, trabajamos para obtener una bonita sonrisa a través de unos dientes simétricos de un color blanco natural.

razones manchas dientes

Manchas dentales: ¿Por qué aparecen?

No hay mejor carta de presentación que lucir una bonita sonrisa. Tampoco hace falta tener la dentadura reluciente de los famosos, bastará con mantenerla limpia y sana. Ahora bien, este bonito gesto puede estropearse si tenemos manchas en los dientes.

Su aparición suele deberse a una serie de malos hábitos de los que somos responsables. Por ejemplo, no lavarnos los dientes tras cada comida puede generar la aparición de sarro y bacterias que dan lugar a una coloración antiestética.

Ahora bien, algunas personas desarrollan manchas a pesar de llevar adecuados hábitos de higiene. Esta situación puede ser la consecuencia de ciertos factores externos como traumatismos, herencia familiar, patologías concretas, etcétera. ¿Por qué aparecen las manchas dentales y como eliminarlas?

Causas: Alimentación, Bruxismo, Cepillado de dientes …

Las manchas en los dientes aparecen por causas muy diferentes. Algunas de ellas guardan relación con los hábitos de consumo, mientras que otras se deben a circunstancias ajenas que no podemos controlar ni prevenir.

  • Higiene bucodental imprecisa. La mala higiene bucodental como un cepillado de dientes irregular o incompleto puede ser la causa principal.
  • Algunos alimentos y bebidas pueden ocasionar la aparición de dientes amarillos. Nos referimos a refrescos, frutas y verduras de colores intensos, vino, té y muchos más. No se trata de eliminarlos de tu dieta diaria, pero sí de cepillarte los dientes tras su consumo.
  • El tabaco y el alcohol perjudican tu salud y tu dentadura. Dejar de consumirlos es la mejor opción para su prevención.
  • Bruxismo es el hábito de rechinar los dientes o apretar la mandíbula. Este gesto inconsciente desgasta y deteriora el esmalte.
  • Los traumatismos o golpes en la cara pueden dañar la estructura dental y provocar manchas internas.
  • No conviene abusar de enjuagues bucales. Estos productos contienen una sustancia desinfectante, la clorhexidina, que combate las bacterias y marca los dientes.

Eliminando las manchas en los dientes

En nuestra clínica dental en Terrassa trabajamos cada día para eliminar estas manchas tan comunes mediante el uso de tres tratamientos diferentes. La elección de uno u otro dependerá del caso a tratar:

  1. La limpieza dental profesional consiste en una limpieza profunda dotada del procedimiento habitual y un cepillado con pasta especial. La finalidad es limpiar y desinfectar nuestra dentadura, removiendo las manchas que se han quedado adheridas a los dientes.
  2. El blanqueamiento dental es una magnífica opción para acabar con las manchas amarillas. Para hacerlo se utiliza un sistema de luz fría de arco completo con un gel especial. De esa forma, los dientes adquieren una apariencia reluciente más estética.
  3. Las carillas dentales consisten en unas láminas muy delgadas que se utilizan como fundas dentales para envolver las piezas. Lo que hacen es adherirse a la superficie para mejorar su color y apariencia. Asimismo, tienen otra función estética como es mejorar su forma y tamaño.

Programar una cita regular con el odontólogo te llevará a cuidar tu salud y mejorar la estética dental. Sea como sea, con objeto de prevenir las manchas, lo mejor es mantener una correcta higiene bucodental. Esto significa cepillarse los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental.

Malos hábitos para los dientes

A lo largo de nuestra vida ponemos en práctica costumbres que no benefician en nada a nuestro cuerpo. Muchos de estos malos hábitos afectan directamente a nuestra boca, algo a lo que deberíamos prestar una atención especial. Y es que no hay que olvidar que la salud general guarda una estrecha relación con la salud bucodental. De hecho, la primera manifestación de algunas enfermedades puede generarse en la boca.

Desde aquí queremos mostrarte aquellas malas prácticas que conviene eliminar de tu rutina diaria para que dejes de estropear tu dentadura. ¡Toma nota de ellas y mejora tu sonrisa!

  • Cepillarse mal los dientes. Cepillarse los dientes correctamente consiste en hacer movimientos circulares y no horizontales, lo que provoca desgaste de esmalte. Tampoco conviene usar cepillos de cerdas duras ni cepillarse con fuerza.
  • Utilizar pastas dentales contraproducentes. Algunos de estos productos son abrasivos y dañan el esmalte. Es conveniente escoger una pasta con flúor para acabar con las bacterias que el cepillo no ha eliminado.
  • Utilizar los dientes como herramienta para abrir botellas, envases y demás. Este hábito puede resultar muy dañino para nuestros dientes, que ya están sufriendo el desgaste propio del paso del tiempo.
  • Comer caramelos incrementa la aparición de caries al adherirse a la superficie dental y mezclarse con las bacterias. Tras comerlos es fundamental cepillarse los dientes.
  • Tomar vino o café. Estas bebidas provocan manchas en los dientes y dañan el esmalte, por esa razón conviene limitar su consumo.

Nuestras recomendaciones para las manchas dentales

No todas las manchas dentales se pueden evitar, pero mejorar nuestros hábitos alimenticios y llevar una correcta higiene bucodental son la clave para prevenir las más comunes. En este sentido, utilizar el cepillo de dientes cada día y de forma correcta es fundamental, además de utilizar hilo dental e irrigador bucal.

La mayoría de las manchas superficiales suelen aparecen por la ingesta de ciertos alimentos, siendo en su mayoría de color amarillo o marrón oscuro. Normalmente, este tipo de manchas suelen responder ante una limpieza dental regular, cepillado de dientes con pasta dental blanqueadora y una limpieza dental llevada a cabo con cierta regularidad.

Alimentos como el café, la salsa de tomate, el curri o el vino tinto provocan manchas al contener ácidos que dañan al esmalte. Para minimizar el daño causado, te recomendamos que te enjuagues la boca con agua tras su consumo y que acto seguido te laves los dientes.

El bruxismo es un hábito inconsciente, pero los efectos de este problema se pueden solucionar mediante una férula de descarga rígida.

Seguir estas recomendaciones te llevará a conseguir resultados positivos. Sin embargo, no hay mejor método preventivo para evitar su aparición que acudir al dentista y hacernos revisiones periódicas, al menos una cada seis meses.

dolor cara prevencion

La relación del dolor facial con tu salud oral

Muchos adultos padecen dolores faciales y de mandíbulas sin saber muy bien la razón. Algunos síntomas comunes suelen incluir dolor de oídos, mandíbula, dolor de cuello, de cabeza o al morder.

Son muchas las cosas que pueden provocar un dolor facial, lo que a veces dificulta su pronóstico y tratamiento. Ahora bien, una de las causas que lo explican con frecuencia suele estar ligada a la salud oral. Por eso, lo conveniente es acudir al dentista para realizar un examen exhaustivo que determine el origen del dolor.

Los diferentes tipos de dolor facial

Los dolores faciales que suelen afectar a gran parte de la población son el resultado de diversas lesiones y dolores de cabeza. El dolor puede originarse en una parte concreta de la cara o bien empezar en otra área y desplazarse hacia este punto. Ahora bien, también existen diferentes tipos de dolor facial que están relacionados íntimamente con la higiene bucal o la salud oral:

  • El dolor dental puede dar lugar a un intenso dolor facial. Guarda relación con problemas de encías o piezas dentales. Uno de los motivos por los que se realizan consultas al dentista con mayor frecuencia es el llamado absceso dental. Esta patología consiste en la acumulación de pus que tiende a desarrollarse cuando el tejido blando de un diente es infectado por bacterias.Este tipo de infecciones aparecen con las caries, lesiones que dañan nuestros dientes. Cuando las bacterias llegan a la raíz del diente pueden provocar síntomas serios como inflamaciones, enrojecimiento, fiebre, pérdida de piezas dentales o sabores desagradables.
  • Los trastornos de la ATM, por su parte, son otro dolor facial asociado con los músculos de la mandíbula y la articulación temporomandibular. La ATM causa dolor y problemas de movilidad en la mandíbula.Esta patología puede ser la consecuencia de una combinación de factores: artritis, genética o lesión en la mandíbula. Sin embargo, algunas personas lo desarrollan al rechinar o apretar los dientes, una patología llamada bruxismo.

Tratamientos preventivos

El dolor odontológico es uno de los principales motivos por los que los pacientes acuden a los profesionales de la salud. Ahora bien, en muchos casos se recurre a la automedicación con antibióticos, analgésicos o antiinflamatorios que se tienen en casa, algo que puede agravar el problema.

Lo mejor en estos casos es prevenir que curar. De ese modo, evitaremos cualquier problema bucodental futuro que provoque dolor facial y dental. Desde aquí te queremos poner al corriente de algunos consejos efectivos para su prevención:

  • Mejorar la rutina de higiene oral. Es importante acudir al dentista y tomar buena nota de sus instrucciones para completar con éxito nuestra limpieza bucal.
  • Tratar las caries dentales sin demora para evitar que las bacterias lleguen al nervio y a los tejidos del hueso.
  • Cumplir con revisiones anuales a tu dentista de confianza. Visitar al odontólogo al menos una vez al año y hacerse limpiezas profesionales periódicas debería bastar para evitar cualquier patología.
  • Mantener una dieta sana y nutritiva, disminuyendo el consumo de alimentos ácidos y productos azucarados.
  • Eliminar hábitos de rutina poco recomendalbes como consumir alimentos duros que puedan dañar los dientes, morder objetos o fumar.

Los dolores faciales más comunes

Los dolores faciales más comunes suelen estar relacionados con caries, enfermedades de las encías o abscesos. Las personas que tienen espacios dentales amplios o dientes severamente dañados también pueden experimentar dolores en la mandíbula, principalmente al masticar o morder.

El absceso dental se genera cuando el nervio o pulpa dental ha sido infectado, o lo que es lo mismo, cuando no se ha tratado una caries dental durante un tiempo prolongado. Cuando las bacterias se propagan desde la raíz del diente pueden provocar un gran dolor de muelas o un importante dolor en la mandíbula cuando ha afectado a los tejidos circundantes al hueso.

El rechinamiento de dientes puede provocar daños muy graves en los dientes, siendo una de las principales causas de dolor facial. El estrés puede provocar esta reacción anormal en las personas, aunque en algunos casos el rechinar de dientes se realiza de forma inconsciente (mientras se duerme).

Las muelas de juicio son las últimas piezas dentales que salen, una condición que suele aparecer en torno a los 16 y 25 años. Por regla general, la boca no cuenta con espacio suficiente para ubicarlas y los dientes quedan retenidos, provocando hinchazón en la zona y dolor.

¿Qué hacer si me duele la boca?

Un dolor en la boca puede proceder de cualquier inflamación, traumatismo, infección o patología que no conozcas. Por ese motivo, lo más conveniente es acudir a tu dentista para hacer una exploración de la zona, dando lugar a un diagnóstico adecuado y a un posterior tratamiento. De hecho, si no se trata y, como decíamos anteriormente, se recurre a la automedicación, con el tiempo se pueden originar problemas dentales más serios.

El profesional nos indicará la razón por la que nos duele la boca para acabar con él y con el problema que lo ha originado. De ese modo, si el problema se basa en el rechinamiento de dientes, basta con llevar una férula en la noche o practicar ejercicios para aliviar la tensión.

En el caso de las muelas del juicio, el dentista deberá hacer un seguimiento de su estado y definir con el tiempo si resulta conveniente extraerlas. En cuanto a las caries profundas, lo ideal es mejorar tu higiene con una endodoncia.

cuidar dientes vacaciones

Cuidar de la salud bucodental en las vacaciones

Adquirir unos buenos hábitos de salud e higiene bucodental es un factor esencial para evitar problemas dentales posteriores. Esto nos puede aportar, aparte de dejar de lado las molestias y dolores bucales, mantener nuestra economía estable al no tener que gastarnos mucho en tener unos dientes sanos y bonitos. En el artículo de hoy daremos unos consejos de cómo cuidar de la salud bucodental en las vacaciones.

Cuidar de los dientes en vacaciones

Llegan las vacaciones, las comidas y cenas fuera de casa, que no nos dejan llevar la rutina habitual y, por consiguiente, rompe con los hábitos que llevamos durante el resto del año. Además de que el consumo de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcar se dispara.

Cuidar de nuestra salud bucodental es posible en las vacaciones, no hay que relajarse porque si no se hace una buena prevención, las consecuencias pueden ser peores. Curiosamente, algunos estudios recientes vienen a demostrar que no sólo las ingestas de alimentos ricos en azúcar pueden dañar los dientes. El cloro que se encuentra en las piscinas también podría erosionar nuestro esmalte dental si nos exponemos durante un período largo de tiempo.

Uno de los problemas más recurrentes y que aparecen en el periodo vacacional en nuestra salud bucodental es el del mal aliento. Producido al mayor consumo de bebidas que contienen alcohol, al igual que fumar. Beber agua en abundancia y tener bien hidratada la mucosa sería fundamental.

Consejos para cuidar de nuestros dientes en vacaciones

De la misma manera que ponemos empeño es proteger nuestra piel de los baños de sol, así también deberíamos y debemos dedicarle su tiempo a nuestra salud bucodental. Antes que decir que eso es difícil, es mejor leer esta serie de sencillos consejos para cuidar de nuestros dientes en vacaciones:

  • Sería recomendable acudir a nuestro dentista de cabecera unos días anteriores a la salida vacacional y hacer una revisión bucal. Con esto le ganamos un tiempo precioso por si se diera la casualidad que se detectase en un estadio temprano la aparición de cualquier enfermedad o infección dental.
  • Procurar llevar consigo un sencillo set de limpieza dental, compuesto por el cepillo, la pasta de dientes y seda dental. Pero si se diera el caso de olvidarse de él y se necesitase hacer una limpieza, procurar entonces beber gran cantidad de agua. Con este gesto se consigue a equilibrar el pH bucal y quitar posibles restos de comida que hayan quedado en ella.
  • Cepillarse los dientes como mínimo un par de veces al día. Ya sabemos que lo ideal es después de cada ingesta de comida pero eso en vacaciones es un poco más difícil.
  • Las frutas como la manzana y las fresas, aparte de ser un buen alimento nutritivo aportan frescor y protegen también nuestra salud dental. Así como el apio y la menta.

Consejos para proteger nuestra salud dental después de las vacaciones

Así como hemos explicado el antes y el durante, a continuación os daremos una buena serie de consejos para proteger nuestra salud dental después de las vacaciones.

  • Ir al dentista cuando regresemos a nuestra vida diaria. Aunque parezca evidente, mucha gente no lo considera necesario y se olvida de ello. Con el consecuente perjuicio que podemos provocar en nuestra salud bucodental.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada, incluyendo gran cantidad de frutas y verduras frescas. Dejar de lado los excesos de las vacaciones, tales como las grandes ingestas de azúcar, alcohol y alimentos grasos o ricos en carbohidratos.
  • Ser un poco más riguroso con las limpiezas dentales, e incluso si es preciso, realizar una limpieza profesional para eliminar los posibles rastros de sarro o bacterias en la boca.
  • Hay que ser consciente de que descuidar la higiene bucal puede ser motivo de infecciones de encías, debido a que la placa bacteriana se deposita en la base de los dientes, y al no eliminarlo se produce el sarro. A mayor acumulación de placa, pueden atacar las encías y derivando en inflamaciones o peor aún; en gingivitis.

Es muy frecuente que durante los períodos estivales, para evitar el calor, se tomen alimentos y bebidas fríos. Esto puede provocar la aparición de la sensibilidad dental y promover inflamaciones de los vasos sanguíneos que corren por dentro del diente. Si se hubiera dado el caso, es recomendable hacer uso de pasta dentífrica y colutorios específicos para la sensibilidad dental.

Por todo lo citado anteriormente, desde Clínica Dental Dr. Montané queremos hacer especial hincapié en que una buena prevención antes y después de las vacaciones es fundamental. Recuerda que el que se va de vacaciones eres tú, no tu salud bucodental ni la de los tuyos.

Una bonita sonrisa durante las vacaciones

Es verdad que durante las vacaciones estivales nos solemos relajar un poco más y dejamos relegadas nuestras obligaciones diarias. También es evidente que somos más propensos a comer y beber de otra manera por lo que la salud dental se puede ver perjudicada. El mejor consejo sería el no perder los hábitos que tenemos durante todo el año y para no descuidar nuestra dentadura aquí os dejamos unos buenos consejos para que podáis seguirlos con facilidad.

Consejos para tener una buena sonrisa

Mejorar la alimentación

Aprovechando los calores del verano y que los platos ligeros son la mejor opción, encontramos en las frutas y verduras nuestros mejores aliados. Comer alimentos como zanahorias, manzanas o el apio pueden ser una buena y asequible solución para mantener la dentadura, sin olvidar los beneficios corporales en general. Estos alimentos actúan a modo de cepillo dental y combaten la aparición de la placa dental. Son además portadores de una gran cantidad de agua por lo que son perfectos para diluir los azúcares y estimular las glándulas salivares.

Paliar la ingesta de ciertos líquidos

Bebidas del tipo vino y café son muy apetecibles y sabrosas pero tienen un alto poder oscurecedor de los dientes. Por lo que enjuagarse la boca después de la toma de estas bebidas con agua o un colutorio sería la mejor idea. Con ello evitaremos la aparición de manchas en el esmalte dental o que los dientes se pongan amarillos.

Comer fruta

Si nos preocupa el tener un tono blanco dental es bueno saber que una de las frutas que nos puede ayudar a aclararlos son las fresas. Ellas poseen la característica de ser un modo de blanqueamiento natural. El motivo es que las fresas son portadoras de ácido málico, un potente agente blanqueador que les da a los dientes una tonalidad brillante y atractiva. De todas maneras si se quiere conseguir un resultado de lo más favorecedor es acudir al dentista para practicar un blanqueamiento dental profesional.

Evitar el alcohol y el tabaco

Evitar el alcohol y el tabaco también serían dos pistas para mantener la dentadura en perfectas condiciones. El alcohol es bastante agresivo y el tabaco de la misma forma. Ambos son agentes nocivos y perjudiciales a la hora de tener una sonrisa bonita y sana. De la misma manera el no masticar alimentos duros también es otro consejo a seguir porque con ello impediremos que se produzcan roturas de empaste o de piezas dentales.

Utilizar seda dental

Hacer un uso diario de la seda dental ya que con esta acción se conseguirá mantener unos dientes en perfectas condiciones. Con este hilo dental se asegura el poder eliminar las bacterias que hayan quedado en la boca después del anterior cepillado.

Visitar a tu dentista de confianza

Todos estos consejos son útiles y fáciles de seguir pero no se debe olvidar el tener en mente otros pasos que son más eficaces. Uno de ellos es el de visitar al especialista al menos un par de veces al año. En Clínica Dental Dr. Montané un equipo de profesionales están a tu disposición para conseguir esa bonita y sana sonrisa deseada. Además de que si se tiene un buen mantenimiento y unas adecuadas normas de higiene se pueden conseguir unos efectos de lo más considerables tanto para la salud como para nuestro bolsillo.

Conclusión

En muchas ocasiones los dientes son uno de los elementos físicos en los que la gente le presta una especial atención. Junto con la mirada o las manos son los puntos en los cuales cobra una mayor importancia en tenerlos en un buen estado. Pero no sólo unos dientes blancos son lo que hay que mirar porque puede ser que existan patologías internas bucodentales que no aparezcan a simple vista.

Es por esto que queremos hacer un especial hincapié en que acudir al dentista puede ser uno de los mejores y más sencillos consejos a seguir para lucir esa sonrisa tan encantadora y atractiva que deseamos tener.

nuevas tendencias odontolgia

Tendencias en salud dental

Cuidar de nuestra dentadura es esencial para conseguir una bonita sonrisa, pero también que esta sea sana en todos los aspectos, ya sea interna como externamente. En Clínica Dental Dr. Montané mantenemos nuestro compromiso con todos nuestros clientes para ofrecerle el mejor asesoramiento y tratamiento. Hoy hablaremos de las últimas tendencias en salud dental.

La salud dental

Nuestra sonrisa es la mejor carta de presentación que podemos tener, pero no solo hay que preocuparse del exterior, la parte interna, la cara no visible, también hay que tenerla muy presente en todo momento. El tema de la autoestima sería importante resaltarlo, porque quién no sueña con tener una perfecta sonrisa.

Ahondando ya más en salud dental, queremos hacer hincapié en la incidencia de la caries a edades cada vez más tempranas, con el peligro que con ello conlleva. Para evitar padecer de esta molesta infección es imprescindible adquirir unos hábitos de higiene dental desde la infancia.

Llevar una dieta sana y equilibrada, reducir la ingesta de productos azucarados y hacer uso del cepillo y una buena pasta dental a diario, son algunas de las claves para conseguir esa sonrisa que todos queremos tener.

Controlando la caries

Afortunadamente, el campo de la odontología ha avanzado a un ritmo muy alto y derivando en infinidad de productos y tratamientos para combatir las infecciones dentales. Las pastas dentales, los colutorios, los cepillos y el hilo dental se convierten en los mejores aliados junto al dentista, para combatir la caries y otro tipo de infecciones dentales.

En los últimos años, hemos podido asistir a un fenómeno asociado a los medios de comunicación que han favorecido y propagado el efecto llamada de lucir la mejor y más perfecta de las sonrisas. Todo esto ha provocado una mayor concienciación sobre acudir con regularidad al dentista y mantener a raya la aparición de la caries o a seguir algún tratamiento estético.

Salud y estética dental

Atrás quedaron los años aquellos que por llevar una ortodoncia o “brackets” estigmatizaba, sobre todo, a los más pequeños, creándoles los típicos motes de “boca de lata” o “robot”.

Hoy en día el llevar los correctores dentales se ha extendido entre toda la población, ya sean niños, ya sean adultos. Existen muchos tipos de ortodoncias y a la hora de escoger siempre se encontrará el modelo que mejor se ajuste a las necesidades del paciente.

Pero no únicamente hay que fijarse en la parte externa, en Clínica Dental Dr. Montané insistimos mucho en que una buena salud bucodental empieza también en la parte interna, en lo que no se ve. Hay que ir al especialista al menos 1 vez al año y hacerse una limpieza profesional anual para eliminar los posibles restos que puedan quedar en nuestros dientes y que con una limpieza casera no se llega a conseguir.

Tratamientos dentales más solicitados

Cada paciente tiene una necesidad específica y por eso nos tenemos que adaptar a sus circunstancias, ningún caso es igual a otro. Es por este motivo que la confianza entre el paciente y su dentista debe ser mutua para conseguir los mejores resultados.

En los últimos años, el fenómeno de la estética dental se ha ido extendiendo y cada vez ocupa una mayor posición en las clínicas dentales. Dentro de los tratamientos dentales más solicitados estarían:

Ortodoncias: En niños y adultos, ya no existe una diferencia. Los brackets se adaptan a las necesidades de los pacientes. Además, no se puede decir que ahora las ortodoncias sean feas, ya que existen modelos que prácticamente son casi invisibles y no se nota su presencia, y que no presentan molestias, solamente las mínimas.

Implantes dentales: Toda una revolución en el mundo de la odontología y que favorece una mayor calidad de vida a los pacientes, mejorándole su autoestima al poder comprobar como su boca vuelve a estar en unas óptimas condiciones.

Carillas o fundas dentales: El número de consultas sobre este tema cada vez va en aumento. Todo el mundo quiere tener unos dientes perfectamente alineados y una sonrisa prácticamente perfecta.

– Blanqueamientos dentales: Aparte de la higienización dental hecha por el especialista, blanquearse los dientes y ponerlos unos tonos más claros, es uno de los tratamientos estrella de las Clínicas dentales.

Consejos Clínica Dental Dr. Montané

Antes de acabar este artículo nos gustaría resaltar unos puntos clave para aprovechar mejor nuestros consejos. No nos cansaremos de repetir que hay que ir al dentista un par de veces al año, recomendable cada 6 meses o, al menor síntoma de que algo no va bien en nuestra boca, no dejarlo y acudir de una manera inmediata. El miedo y la pereza no pueden formar parte de nuestro vocabulario y tenerlo de excusas para no preguntar al dentista.

como mantener dientes sanos

¿Por qué es importante mantener unos dientes sanos?

La pregunta que hoy nos hacemos desde Clínica Dental Dr. Montané es una de las más importantes y que merece tener un apartado dentro de esta serie de artículos que venimos publicando desde hace tiempo. No es una obviedad el decir que la salud interna es una fuente de vida para toda persona y que se extiende a la parte externa. Así que hoy responderemos a la pregunta de por qué es importante mantener unos dientes sanos.

Dientes sanos y fuertes

En anteriores ocasiones hemos ido recalcando la necesidad de mantener unos buenos hábitos de higiene bucodental y hoy no va a ser menos. Hay que pararse a pensar un momento y darse cuenta de los beneficios que se obtienen de tener una bonita y cuidada sonrisa. Pero algo pasa cuando nos tapamos la boca al hacerlo o sencillamente no nos permitimos esbozar una amplia sonrisa.

Teniendo una boca y dientes sanos dificultamos la aparición de molestias, dolor y de infecciones dentales, además de poder conservar todas nuestras piezas naturales. ¿Vale la pena no?

Hay que tener en cuenta que cualquier reparación o sustitución de piezas dentales comporta un gasto económico y sanitario importante que no todo el mundo se puede permitir.

Cuidar de nuestra salud bucodental

En Clínica Dental Dr. Montané siempre procuramos adaptarnos a las necesidades de cada paciente y encontrarle la mejor de las soluciones a sus problemas. Nuestros tratamientos se basan en una excelente prevención y ser lo más mínimamente invasivos posibles. Conseguir una salud bucodental y aplicar lo estrictamente necesario a los tratamientos.

Acudir al dentista de una manera regular, seguir una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, dejar de lado los productos azucarados, el tabaco y el alcohol son una serie de premisas que nunca nos cansaremos de repetir.

Hacer uso de cepillos dentales adecuados a nuestra dentadura, pastas de dientes no invasivas, repasar con el hilo dental y hacerse una limpieza profesional anual nos puede garantizar un buen mantenimiento de nuestra dentadura.

La caries, el gran enemigo a batir

Una de las consecuencias más negativas de no mirar por nuestra salud bucodental es propiciar la aparición de la temida caries, una enfermedad infecciosa que provoca dolor, inflamación y si no es tratada en su momento, tener que sacar la pieza/s afectadas, con las consecuencias posteriores.

Uno de los actores principales y causantes de la caries es el consumo excesivo de productos azucarados y es por esto que hay que incidir, sobretodo, en los más pequeños de la casa para reducir y controlar al máximo este alimento. Si se consume, hay que cepillar bien los dientes después de cada ingesta para eliminar los restos que hubieran podido quedar.

Y ya que hablamos de cepillado, incidir en este otro tema tan importante a la hora de mantener una buena salud e higiene bucodental. No cepillarse a menudo los dientes puede causar una sobrecarga de placas en las encías y esas bacterias residir en el esmalte dental y provocar daños irreversibles.

Otras enfermedades a tener en cuenta

Además de la caries, las enfermedades periodontales son también algo a considerar de una manera seria. La periodontitis es una infección que surge en las encías. Se inflaman y sangran, conocido este efecto como gingivitis. Si esto no se trata a tiempo puede derivar en un proceso de pérdida de la masa ósea del diente.

En casos muy extremos, una falta excesiva de higiene dental y un dejamiento absoluto de la misma puede desembocar en un cáncer oral. Un control odontológico es completamente necesario para combatir este grave problema.

Dientes sanos en niños y mayores

La educación sobre la salud dental debe imponerse en casa a una edad temprana. Hacer que los niños adquieran unos buenos hábitos de higiene bucal es fundamental. Sentar unas bases es lo mejor que se puede hacer. Hacerlo como una rutina divertida, con juegos, y si no se ven capacitados siempre pueden recurrir a la figura del odontopediatra que les puede asesorar cómo hacerlo.

Hay que perder el miedo a acudir al dentista de una manera regular, ya que con eso se puede conseguir dejar de lado la aparición de las infecciones y demás. Una buena prevención es el mejor de los tratamientos dentales.

El dentista debe convertirse en uno de los médicos de cabecera, recurrir a él siempre que se tenga algún tipo de problema dental. Gracias a sus servicios tendremos la mejor y más bonita sonrisa. Así mismo si seguimos todos los consejos de nuestro dentista nos ahorraremos tiempo, dinero y ganaremos en salud.

incrustaciones dentales

Qué son y para que sirven las incrustaciones dentales

Lucir una sonrisa sana y bonita es algo con lo que todos soñamos alguna vez. Tenerla no es tan difícil como parece y además, con los avances de hoy en día, tanto en tecnología como estética dental, favorecen el que se pueda conseguir ese sueño. En clínica dental Dr. Montané hoy nos detendremos a hablar sobre qué son y para qué sirven las incrustaciones dentales.

Tipos de incrustaciones dentales

Antes de nada, especificar que las incrustaciones dentales serían algo así como la mezcla entre los empastes y las coronas dentales. Su colocación es en la zona de los dientes que se encuentran en la parte trasera de la boca, normalmente en casos donde se haya presentado anteriormente un tema de caries. Aunque estas incrustaciones dentales también son útiles para poner en las piezas que se han roto. Para tratamientos de restauración dental es lo más indicado.

Dentro de los modelos de incrustaciones dentales hay dos que son los más frecuentes. Están confeccionados en porcelana o en resina. El motivo es sencillo, estos empastes ofrecen un color y resultado final muy similar al tono de los dientes naturales.

Cómo se procede a implantar una incrustación dental

Este proceso de implantación se debe hacer en más de una visita al dentista. La primera vez, el especialista tendrá que sacar la parte dañada de la pieza dental y en ese hueco que queda tras la extracción es donde se tomarán las medidas para asegurarse que la incrustación será la adecuada.

El procedimiento se basa en una goma que se introduce en la boca para que el odontólogo pueda sacar un molde de la manera de mordida y los dientes. Después este mismo molde se enviará al laboratorio para hacer una copia exacta de toda la boca.

En la siguiente visita es cuando se impondrá la incrustación sobre el diente o las piezas que lo necesitaban. El especialista lo aplicará con precisión para que encaje a la perfección y puliéndolo hasta fijar con exactitud la pieza.

No se debe temer a este proceso, ya que es prácticamente indoloro, pero si el paciente fuera muy sensible se le puede aplicar anestesia local. Es poco frecuente que aparezcan síntomas de dolor posteriores, pero si fuera el caso, se pueden tomar analgésicos del tipo ibuprofeno.

2 maneras de aplicar las incrustaciones dentales

Existen dos técnicas que se aplican en las incrustaciones dentales: la directa y la indirecta. En la directa se gana tiempo porque se suele hacer en una sola visita al dentista. Mediante el composite por capas, de una manera oblicua, para evitar en lo posible la contracción de la resina después de polimerizarse. Esta técnica está indicada para incrustaciones pequeñas y de poco impacto.

La incrustación del tipo indirecta precisa un mayor número de visitas al especialista. Hay que tomar el molde para la prótesis y enviarlo al laboratorio para su elaboración. Esta técnica es para reconstrucciones dentales mayores, muy similares a las que se practican en las endodoncias.

Ventajas y desventajas de las incrustaciones dentales

  1. Es uno de los tratamientos más útiles para restaurar un proceso de caries dental. Además, está indicada para combatir la sensibilidad dental y la pérdida de piezas.
  2. Tanto los empastes como las incrustaciones dentales fortalecen hasta un 75-80% el diente, debido en su mayoría al proceso productivo con el que están confeccionados.
  3. El diente no se debilita tanto como en otros posibles tratamientos como las coronas dentales o la imposición de fundas. En odontología conservadora son una estupenda opción.
  4. Generalmente, no están hechas con metal como los anteriores rellenos, por lo que si se tienen que exponer a cambios de temperatura, no modificarán ni forma ni tamaño.
  5. Se consiguen colores muy reales y naturales, logrando unos resultados de lo más satisfactorios.
  6. La única desventaja que se podría comentar es que se trata de un tratamiento un poco más costoso en su fabricación, pero tampoco es que sea excesivo, en comparación con los otros procesos.

Con todo lo dicho anteriormente, se podría resumir en que decidirse por las incrustaciones dentales tiene un mayor número de ventajas que de inconvenientes. Estas pueden durar muchos años, siempre y cuando se tengan en cuenta una serie de puntos para su buen mantenimiento:

  • La manera de vida que tenga el paciente de tratar a dichas piezas restauradas. Es decir, la forma de masticar, no forzar la mordida, escogiendo los alimentos menos duros y cuidando su higiene bucodental de la manera adecuada. Cepillo y uso de seda dental a diario.
  • Acudir con regularidad al dentista para controlar que todas las piezas estén en su lugar correspondiente y no se hayan producido cambios que alteren nuestra boca.

riesgos tattoos dientes

Los peligros de los tatuajes dentales permanentes

Las cuestiones estéticas son cada vez más importantes en el mundo en el que nos movemos. Es por este motivo que la gente cuida más de su apariencia externa y de la interna. La preocupación por estar bien se extiende a todos los ámbitos de la vida de las personas. Pero ir a la moda también conlleva una serie de advertencias para hacerlo de una manera segura. Así que hoy hablaremos de los peligros de los tatuajes dentales permanentes.

Uso de joyas o grillz en los dientes

Aunque parezca algo futurista o que no tiene muchos visos de proliferar es el de hacerse cosas o cambiarlas en la boca, y más concretamente en la dentadura. Ejemplos tan claros como la yaeba, nombre por el cual se conoce a las chicas japonesas que se tuercen los dientes a propósito, porque piensan en ello como un ideal de belleza muy atrayente, o el de ponerse joyas brillantes en la boca o también conocido como grillz.

Tatuajes dentales

Los tatuajes dentales son básicamente dibujos que se insertan en una funda dental o carilla dental y que luego se colocan en la boca de la persona que los ha solicitado. El origen de este método se remontaría a los años 70 para reparar algún daño que se hizo en el diente y que luego, con el paso del tiempo, se ha ido modernizando y derivando en lo que hoy se llama como tatuaje dental.

La estética dental y sus orígenes

La estética dental es uno de los aspectos que más se están avanzando en sus diferentes opciones y ofrecer la mayor variedad posible. Los tatuajes dentales, en sus inicios, eran parte exclusiva de los artistas y la gente del espectáculo. Décadas después, es una opción que resulta muy atractiva a un mayor número de personas.

Este tipo de intervención necesita una imagen de lo que se quiere tatuar en su diente y después esta imagen se pasa a los especialistas, como los artistas de Heward Dental Lab que realizan este tipo de tratamiento para plasmarlo e integrarlo en la pieza. El tiempo que requiere puede variar según el dibujo que se quiere llevar a cabo. Se realiza por capas y, una vez que la imagen está hecha, la corona se pone en un horno para adherirla completamente. Para finalizar con la imposición de la pieza en el paciente.

Desde hace años, la máxima aspiración en muchas personas es conseguir una perfecta y bonita sonrisa. Unos dientes alineados, todos simétricos y con un tono blanco son el sueño de todos ellos. Se puede conseguir siempre que se mantenga la mejor de las higienes bucodentales y tener un buen especialista de cabecera que nos asesore en todo momento.

La estética y el arte se funden en una nueva moda o estilo que no es pasajero, sino que viene para quedarse. Va cobrando un mayor número de adeptos según pasan los años y las tendencias no paran de crecer y cambiar.

Posibles riesgos o contraindicaciones

Los lugares más frecuentes para ponerse estos tatuajes son las piezas molares y premolares. Aunque las modas van modificando los gustos y en los últimos tiempos se ven cada vez más en otras ubicaciones como podrían ser los caninos e incluso en los incisivos.

Si no se hace como decimos, es entonces cuando se pueden contraer ciertos peligros. Es decir, infecciones en las encías, que pueden llegar a la raíz de la pieza dental y que podrían provocar la pérdida de dicha pieza. Al menor atisbo de problema, tales como el sangrado, inflamación o cualquier indicio que nos haga sospechar que algo no va bien, es cuando hay que llamar al dentista sin perder más tiempo.

Utilizar los mejores materiales, tales como las carillas o las coronas, son una gran garantía y aval de que el proceso se está realizando de la mejor manera posible. Hablando de las últimas tendencias, hay otras modas que pueden ser más motivo de riesgo, tales como la de tatuarse los labios e incluso las encías.

Resaltar que no es una moda peligrosa y que no tiene porqué ser algo a temer, sólo es cuestión de mantener una serie de condiciones y hábitos higiénicos bucodentales adecuados. Recurrir a los mejores especialistas en el tema y no dejarse llevar por las ofertas y anuncios engañosos.

En Clínica Dental Dr. Montané siempre ofrecemos las mejores garantías y los consejos más adecuados a cada problema. Si lo que desea es ponerse uno de estos tatuajes debe antes consultar con un especialista y no dejarse llevar por las ofertas e informarse detenidamente sobre el proceso que se quiere realizar.

tratamientos dentales caseros

Falsedades y verdades sobre los tratamientos dentales caseros

En Clínica Dental Dr. Montané entendemos el deseo universal de una sonrisa saludable y radiante. Lograrlo puede ser más sencillo de lo que imaginas, siempre y cuando sigas las pautas correctas y evites los mitos y falsedades comúnmente asociados con la salud dental. A continuación, te presentamos una guía informativa que despejará tus dudas sobre los tratamientos dentales caseros.

Los remedios caseros y la realidad

Es común recurrir a consejos y remedios caseros para el cuidado bucodental. Sin embargo, es crucial entender qué es efectivo y qué no.

Mito del bicarbonato para el blanqueamiento dental

Una de las falsedades más extendidas es el uso de bicarbonato para blanquear los dientes. Si bien el bicarbonato puede contribuir en cierta medida al blanqueamiento, su uso frecuente puede ser perjudicial para el esmalte dental. Si buscas un blanqueamiento dental eficaz, lo más recomendable es acudir a un especialista.

La creencia sobre los flemones y los enjuagues herbales

Cuando se presenta un flemón y el dolor que conlleva, hay quienes creen que los enjuagues bucales con hierbas como romero y tomillo pueden aliviar las molestias. Esto es solo una verdad a medias. Los enjuagues herbales pueden ofrecer alivio temporal, pero sin un tratamiento profesional, podrías arriesgarte a una posible infección y complicaciones graves.

Los verdaderos enemigos de la salud bucodental

Más allá de los remedios caseros, existen factores cotidianos que podrían poner en peligro nuestra salud bucodental.

El mito del azúcar y la caries

“No tomo azúcar y aún así tengo caries” es una afirmación común. La realidad es que aunque reduzcas el azúcar en tu dieta, eso no te hace inmune a la caries. Mantener una higiene bucodental adecuada y realizar visitas periódicas al dentista son clave para prevenir este problema. Ya os hablamos del azúcar y la salud dental aquí.

Manchas dentales y el zumo de limón

Otra búsqueda popular en Internet es la creencia de que el zumo de limón puede eliminar las manchas dentales producidas por el alcohol, café y tabaco. Esta afirmación es parcialmente verdadera pero no es una solución a largo plazo. Evitar el consumo excesivo de estos productos y someterse a limpiezas dentales profesionales es lo más recomendable.

Efectos de los medicamentos en los dientes

La toma continua de ciertos medicamentos puede dar un tono amarillento a los dientes, una realidad a tener en cuenta. Mantener una buena higiene bucodental, incluyendo el uso de hilo dental y colutorios, junto con visitas regulares al dentista, puede ayudar a minimizar este efecto.

En Clínica Dental Dr. Montané nos esforzamos por ofrecer a nuestros pacientes el mejor tratamiento, especializado y personalizado para cada uno. Nuestra recomendación es acudir a nuestra clínica ante el primer síntoma de dolor o molestia bucal para un diagnóstico rápido y efectivo. Una solución a tus problemas bucales puede ser más fácil de encontrar de lo que piensas.

Conclusión: Más allá de los tratamientos dentales caseros

Es importante recordar que, aunque los remedios caseros pueden tener un lugar en nuestra rutina de cuidado dental, no deben reemplazar las visitas regulares al dentista. La salud dental es fundamental para nuestro bienestar general, y confiar su cuidado a profesionales es la mejor forma de mantener una sonrisa saludable y hermosa. En Clínica Dental Dr. Montané, estamos listos para ayudarte a lograr y mantener la sonrisa que siempre has deseado.

medicamentos abuso dientes

¿El abuso de medicamentos perjudica mis dientes?

Disponer de una estupenda salud bucodental no es algo utópico. Todo el mundo puede disfrutar de ella, sólo es cuestión de mantener o adquirir unos buenos hábitos de higiene y unas rutinas para controlar cualquier problema que pueda aparecer. Pero claro, a veces surgen factores externos que no dependen de nosotros y cómo el uso del tabaco y el alcohol también tienen repercusión en nuestros dientes. El ponernos enfermos y tener tratamientos farmacológicos podría ser un desencadenante también de problemas dentales. En este artículo hablaremos hoy sobre el abuso de medicamentos y el perjuicio que pueden causar en los dientes.

¿Que puede provocarnos el abuso de medicamentos?

Para comenzar podríamos hablar del abuso de los medicamentos que se usan para combatir la acidez de estómago. Éstos si se toman de una manera continuada y sin un control médico podrían llegar a producir un efecto rebote y causar la aparición de más ácido que puede ser una bomba para nuestra placa dental. Puede ser una contradicción pero la realidad es la que es. Por eso incidimos en la importancia de no auto medicarse y acudir al médico de cabecera al menor síntoma de que algo no va bien.

Fármacos que reducen el Ph

La erosión dental puede venir motivada por fármacos que reducen considerablemente el ph como el ácido acetilsalicílico o los elixires bucales. Mencionando también los preparados en polvo para las personas que padecen de asma como son: el salmeterol, la fluticasona o la terbutalina entre otros compuestos.

El síndrome de xerostomía o de la boca seca

Desgraciadamente existen enfermedades que requieren de unos tratamientos muy invasivos y que son la causa de que se deban seguir unas pautas muy estrictas. Uno de los síndromes más conocidos en los últimos años es el de la Xerostomía o síndrome de la boca seca. Consiste en la disminución del flujo de saliva debido a la ingesta de algunos medicamentos, por enfermedades autoinmunes o la radioterapia que se practica en cuello y cabeza.

Cabe recordar que la producción de saliva es importante para tener una buena salud bucodental. Consumir antidepresivos o ingerir bebidas alcohólicas también podrían desencadenar este síndrome. Para remediar esto existen unos sustitutos de la saliva que humedecen de manera temporal la mucosa, pero sobretodo el mantener una excelente higiene bucal.

Los problemas de la automedicación

El medicarse a uno mismo no es nada recomendable porque puede producir efectos colaterales muy dañinos para nuestro organismo. Algunos fármacos tienen un carácter muy fuerte y son perjudiciales para nuestra salud si no están prescritos y controlados por nuestro médico de cabecera. Dentro de estos “medicamentos” o tratamientos no podemos dejar de mencionar las pastillas para adelgazar o compuestos para eliminar líquidos. Es un tema muy espinoso porque en la mayoría de los casos se toman sin ningún control y se toman de una manera abusiva y perniciosa.

Cuidado con las dietas

Cuando se comienza con una dieta o plan depurativo es recurrente ingerir complementos o suplementos para perder peso de una manera más rápida. Esto, aunque puede ser efectivo también se puede convertir en un arma de doble filo. La aparición de anemias o falta de vitaminas pueden desencadenar en nuestro organismo problemas de causa mayor. Una debilitación de nuestro cuerpo se puede observar en un sangrado de encías, que aparezcan aftas en la boca o en casos extremos, pérdida de piezas dentales.

Lo mejor y más recomendable es seguir una dieta rica en frutas y verduras, legumbres y, en definitiva, la dieta mediterránea de toda la vida que nos ayudará a mantener un perfecto estado de forma, tanto a nivel físico como emocional. Combinado eso sí, con un poco de ejercicio.

La tetraciclina

Algunos medicamentos también pueden oscurecer los dientes. Uno de los ejemplos más claros es la tetraciclina, un antibiótico que puede provocar manchas marrones o gris oscuro en los dientes. Este medicamento se usa para tratar enfermedades producidas por bacterias, neumonía u otras infecciones de vías respiratorias.

Además de ser buena para combatir el acnéo infecciones del sistema urinario. Si se diera el caso hay que decir que los tratamientos por peróxido no son de lo más efectivo y sería aconsejable recurrir a las carillas de composite, (unas láminas muy finas que se modelan al tamaño de los dientes afectados y se adhieren a los mismos) al ser éste el tratamiento más conservador y menos invasivo para las piezas dentales.

A este tipo de manchas ocasionadas por la tetraciclina u otros fármacos se las conoce como manchas intrínsecas. Además. también pueden estar causadas por una interrupción en la formación del esmalte y que suelen producirse en pacientes que la hayan ingerido antes de los 8 años.

Afortunadamente existen muchos tratamientos de estética dental que pueden ofrecer soluciones específicas para cada problema. En Clínica Dental Dr.Montané tenemos un estupendo equipo de profesionales que te podrán aconsejar en todo momento cualquier duda que tengas a éste o cualquier tema en salud bucodental que puedas tener.

dieta saludable dientes

El peligro de llevar una dieta desequilibrada y sin control médico puede perjudicar a mis dientes

Ponerse a dieta es uno de los propósitos más pensados por la gente en todas las épocas del año. Sobre todo, después de fechas clave como año nuevo (después de los excesos de la navidad) y pasado el verano. Lo que ocurre es que mucha gente en lugar de acudir a los especialistas adecuados y llevar un control, lo hace sin pensar en las consecuencias posteriores. Hoy nos gustaría hablar sobre el peligro de llevar una dieta desequilibrada y sin control médico que puede perjudicar a la salud dental.

Dietas sin un control médico

El cuerpo humano es una compleja máquina que necesita nutrirse de diferentes componentes para funcionar a la perfección. Esto quiere decir que no se puede tomar a la ligera hacer ciertas cosas que puedan perjudicarlo. En el caso que hoy nos ocupa, las dietas que se realizan sin un control médico pueden ser perjudiciales para el organismo. Hay que llevar un equilibrio calórico en todo lo que se ingiere para no perder vitaminas y componentes esenciales para mover el cuerpo.

Si no se sigue una dieta controlada por un especialista se pueden desencadenar una serie de consecuencias fatales para la salud bucodental. Con la aparición de anemias o falta de hierro en la sangre puede aparecer una debilidad corporal que puede verse reflejada en la pérdida de fuerza ósea y con ello derivar a la salud de la boca. Esta misma anemia puede también desembocar en una falta de células que puedan combatir las bacterias que se acumulen en nuestra boca.

En estos últimos años se viene produciendo un fenómeno dentro del mundo de las dietas “milagro”. En este tipo de planes para adelgazar se pueden llegar a cometer auténticas barbaridades que pueden llegar a ser muy extremistas y maltratar el organismo. Por esto desde Clínica Dental Dr. Montané les recomendamos acudir a un especialista siempre que se decida optar por ponerse un plan de adelgazamiento.

Si ya se ha comenzado a seguir una dieta es recomendable comentárselo al dentista de cabecera para que éste le realice los controles adecuados y pueda aconsejarle a llevar una perfecta higiene salud bucodental. Lo ideal sería seguir una dieta del tipo mediterránea que combinase todos los elementos de la pirámide alimentaria. Es decir, carnes, verduras, pescados, legumbres. Frutas y hortalizas. Todos son necesarios y bien combinados son el perfecto aliado para conseguir una vida sana y equilibrada.

Consejos para una buena alimentación

A continuación, les vamos a dar una serie de consejos en cuestión de alimentos que pueden ser útiles y muy beneficiosos para una estupenda higiene bucodental. Las frutas son ideales, tanto por su nivel calórico como por el servicio que pueden prestar. Frutas como las fresas y las manzanas que limpian y refrescan nuestra dentadura, además de proporcionar un aliento fresco y agradable después de su ingesta. Si no tenemos cepillo y pasta dental pueden convertirse en un sustituto perfecto de los mismos.

Vegetales frescos como el apio y las zanahorias también no deberían faltar en nuestra despensa. Además de ser frescos y sanos, son diuréticos y ayudan también a limpiar nuestros dientes, y quitar posibles restos de comida que hayan podido quedar ellos.

Todo esto en cuanto a alimentos que son muy recomendables para comer durante todo el año y que son poco calóricos. Pero claro, también están los que deberían estar prohibidos o no tomarlos muy a menudo para no perjudicar a nuestros dientes. Las bebidas y alimentos azucarados, el café o el alcohol son los grandes enemigos a combatir. El azúcar es uno de los factores que pueden favorecer la aparición de las temidas caries. El café y el té provocan manchas en nuestro esmalte dental que se puede quedar amarillo con la ingesta de grandes cantidades de estos últimos.

Siguiendo con el tema de las dietas, si ya se está sumergido en un plan de adelgazamiento, llevar una buena rutina de higiene dental es una idea genial para seguir teniendo la mejor y más bonita de las sonrisas. Usar un cepillo de cerdas duras, junto a una crema dental rica en flúor es el complemento más básico a tener. Si después se les une un buen colutorio y el uso de la seda dental, con ello se pueden eliminar los posibles restos que hayan quedado entre los dientes y que con el cepillo no se haya podido acceder.

Desde Clínica Dental Dr. Montané esperamos que estos pequeños consejos os hayan ayudado a aclarar algunas dudas al respecto sobre cómo seguir una dieta de adelgazamiento, sin que se resienta vuestra salud bucodental. Para este tema y muchos más no duden en ponerse en contacto con nuestro equipo de grandes profesionales que estarán encantados de asesorarle.

limpieza bucodental profesional

Cómo puedo saber si necesito una limpieza dental profesional

En muchas ocasiones sucede que pensamos que con seguir una serie de pautas de salud bucodental en casa ya es suficiente. Pero esto no es tampoco una verdad completa. A veces creemos que lo hacemos de manera correcta y es posible que eso no sea del todo correcto. En Clínica Dental Dr. Montane ofrecemos los mejores tratamientos dentales a todos nuestros pacientes y desde este blog procuramos hacerles llegar informaciones muy interesantes como la estética dental. Hoy nos centraremos en el tema de cómo saber si se necesita una limpieza dental profesional.

Limpieza dental, un tratamiento muy solicitado

Dentro de los tratamientos más solicitados por los pacientes es el de la limpieza dental. Un servicio de prevención ideal para obtener una estupenda salud bucodental y reducir de una manera considerable la aparición de infecciones u otro tipo de problemas. Con estas limpiezas profesionales se consigue eliminar de una manera eficaz el sarro y sus acumulaciones. Decimos esto porque a pesar de llevar una correcta higiene dental en casa siempre se quedan pequeños cúmulos de sarro a los que el cepillo no puede llegar. Con la limpieza profesional se pueden eliminar estas bacterias de una manera rápida y eficaz.

¿Es perjudicial?

Puede que al leer este artículo surja la pregunta si proceder a hacerse una limpieza profesional, puede causar algún tipo de daño o molestia. La respuesta es NO. Lo que puede aparecer después de la intervención es que en algunas áreas donde se une el diente con la encía tengan un tono un poco más rojo de lo habitual. Es puede ser debido al roce de las herramientas usadas para dicha limpieza y que hayan motivado un poco de irritación en la encía. Otra de las causas que pueden surgir sería padecer de una leve sensibilidad dental pero que desaparece en menos de un par de días.

¿En qué consiste una limpieza dental?

Si ya hemos decidido hacernos una limpieza dental profesional se seguirán una serie de pasos para llevarla de una manera rápida y eficaz. Su duración oscila entre el cuarto de hora hasta los 30 minutos. Siempre y cuando sea una boca medianamente tratada y con una buena higiene dental, si no fuera así entonces la limpieza podría demorarse un poco más.

  1. En primer lugar, se hace un análisis de la boca del paciente para encontrar las zonas donde están el sarro, las manchas u elementos acumulados entre las encías y los dientes. Además de tener especial atención en los lugares más susceptibles de padecer hemorragias o irritaciones.
  2. Para erradicar el sarro se hace uso de una herramienta de ultrasonidos diseñada específicamente para remover de una manera rápida y eficaz el sarro existente. De esta manera se puede eliminar todo lo que se encuentre sin problemas y que no pueda ser visto en una primera inspección.
  3. El tercer paso ya trataría de pulir los dientes para que queden lisos y sin ningún tipo de impurezas. Aquí se utilizan unos cepillos con una pasta que permite quitar manchas de los dientes y obtener un tono más blanco y limpio del habitual.
  4. Una vez terminada la limpieza dental profesional, el especialista le dará una serie de pautas a seguir para conseguir un efecto perfecto en la boca. Entre los consejos más recurrentes el usar hilo dental y colutorios para llegar a los lugares más difíciles donde el cepillo no puede alcanzar.

De lo que hemos estado comentando hasta ahora es para limpiezas profesionales en bocas sin aparentes problemas más serios. Ya si profundizamos en tema de ortodoncias entonces sí que es altamente recomendable ejecutar una limpieza profesional, porque la que se hace de manera habitual en casa podría dejar rastros de alimentos entre los dientes. Provocados por los brackets y su dificultad para llegar a todas las zonas dentales.

Padecer de ciertos síntomas también sería una señal de que hacerse una limpieza profesional sería lo más adecuado. Sufrir de enfermedades periodontales o enfermedades de las encías porque de éstas se puede derivar desde una inflamación y enrojecimiento de las mismas (gingivitis) a otro tipo de infecciones. Dentro de estas últimas que pueden ser las causantes de daños de carácter irreversible en los tejidos blandos y huesos de la boca, también conocida como periodontitis.

Síntomas más comunes

Entre los síntomas más comunes que marcarían la posible aparición de estas enfermedades serían:

  • Encías rojas o inflamadas.
  • Halitosis
  • Sangrado de las encías al usar el hilo dental o al cepillarse los dientes.
  • Sensibilidad dental
  • Dolor al masticar o morder.
  • Ardores bucales.

Tanto los síntomas de la gingivitis como sus posibles efectos secundarios son totalmente reversibles contando siempre con el dentista y mantener buenos hábitos de higiene bucodental. Mediante limpiezas periódicas, visitas al especialista y tomar medicamentos se puede conseguir eliminar estos problemas.

Desde Clínica Dental Dr.Montané esperamos que este post les haya servido de ayuda para aclarar alguna de sus preguntas en referencia a las limpiezas dentales profesionales.

Diferencias entre la limpieza oral y la profesional

Este tema es muy debatido en las consultas de los dentistas y que son las diferencias entre la limpieza oral y la profesional. Aunque no lo parezca existen algunas diferencias que hacen decantarse por una u otra. Lo que sí se puede decir que ambas técnicas pueden ser válidas para la prevención de caries o gingivitis pero que es en sus procesos donde encontramos las divergencias.

Qué es la limpieza oral

A la hora de denominar la limpieza oral es la que hace referencia a la acción que lleva a cabo el paciente en su casa y que se basa en el cepillado dental después de cada comida y si quedan restos en los espacios interdentales, proceder a retirarlos con el uso de hilo dental. Si se realizan estos procedimientos de la manera correcta, estaremos eliminando los restos de alimentos y la aparición de bacterias, con lo que evitaremos, en mayor medida, que aparezcan enfermedades como las tan temidas caries.

No podemos dejar de lado en todo este proceso es el de la importancia de practicar un completo enjuague bucal para lograr una excelente higiene bucodental. A fin de cuentas, en el mercado actual hay una amplia gama de colutorios adaptados a todo tipo de necesidades como:blanqueamientos,sensibilidad dental o enfermedades periodontales.

Pasando ya por el lado de la limpieza dental profesional, la gran diferencia evidente es que dicha limpieza se practica en una clínica indicada para tales fines. En ella las condiciones de asepsia e higiene son muy exigentes por lo que la seguridad de dichos establecimientos está garantizada. La limpieza dental profesional es un tratamiento indoloro y fácil de realizar por lo que los que tienen miedo al dentista no deben sentirlo.

Pasos para una limpieza profesional

El proceso para proceder a la limpieza profesional es el siguiente:

1. Extracción de la placa bacteriana y del sarro que se han ido alojando en el esmalte a lo largo del tiempo en la boca del paciente, mediante un aparato de ultrasonidos.

2. La anestesia local no es necesaria porque esta acción no produce ningún tipo de dolor (esto hay que recalcarlo todas las veces que sea necesario).

3. Se pulen los dientes para evitar cualquier tipo de rugosidad en ellos. El aspecto final es de lisos y relucientes después de este pulido. Este paso se realiza con cepillos especiales y se puede utilizar alguna pasta para ayudar a eliminar las posibles manchas de los dientes debidas a agentes externos como el tabaco o el café, y lograr con esta acción un aspecto más blanco y limpio.

4. Con esta limpieza se logra destruir las bacterias existentes y que son las que provocan las enfermedades orales.

5. Es recomendable hacer este tipo de limpiezas cada 6 meses o como mucho anualmente, pero no es aconsejable dejar pasar más tiempo.

Recomendaciones y pruebas para comprobar la salud dental

Después de estos pasos el especialista de odontología conservadora, le puede indicar o realizar una serie de recomendaciones o de pruebas para comprobar el estado real de la salud dental. Dentro de estas indicaciones estarían, entre otras:

  • Revisión y actualización de la historia clínica, incluso información sobre problemas cardíacos, embarazo, diabetes y medicamentos que pueden afectar la salud de su boca
  • Examen de detección de cáncer en la boca
  • Evaluación del tejido de las encías
  • Examen de los patrones de mordida y deglución
  • Radiografías o examen de los dientes para detectar caries
  • Derivación a especialistas para recibir tratamiento específico
  • Dar unas fáciles instrucciones para el correcto cepillado y uso del hilo dental.
  • Consejos variados sobre nutrición y el cuidado personal que se hace de la boca.

Después de la limpieza puede ser que algunas zonas en la línea de los dientes con la encía se vean un poco enrojecidas por la irritación de la limpieza, pero no existirá dolor y en apenas un día desaparecerá este leve enrojecimiento. El paciente no tendrá que tomar ninguna medida especial ni antes ni después de la limpieza dental, por lo que podrá comer y beber normalmente.

Con lo aquí expuesto se puede comprobar que estas dos modalidades son válidas pero que cuentan con diferencias significativas. Como decimos en Clínica Dental Dr. Montané es importante saber mantener una buena y correcta higiene bucodental. Realizar visitas periódicas al dentista e ir alternando ambas limpiezas con asiduidad es el mejor método de prevención.

operacion quirurgica dental reparadora

En qué consiste la cirugía dental reparadora

¿Muchas veces al mirarte al espejo te dices que te gustaría mejorar tu sonrisa? ¿Tienes problemas a la hora de masticar porque te faltan varias piezas dentales? ¿Te da miedo acudir al dentista porque piensas que será caro y doloroso? Todas estas preguntas te las podemos responder de una manera sencilla desde Clínica Dental Dr. Montané. Hoy nos dedicaremos a explicar en qué consiste la cirugía dental reparadora.

¿Qué es la cirugía dental reparadora?

Dentro del campo de la cirugía dental existen diferentes especialidades que delimitan de una manera específica los tratamientos a seguir. Entre ellas estarían la cirugía oral y la maxilofacial, las cuales se especializan en: prevención, estudio, diagnóstico y el tratamiento de las infecciones o enfermedades tanto del esqueleto facial como el de la cavidad oral. Si se tiene que hablar de cirugía dental reparadora en la actualidad, no se puede obviar que es una de las especialidades más demandadas para conseguir una salud bucodental perfecta, la odontología restauradora.

Cada vez más aparece la figura del especialista en las diferentes modalidades. Expertos en esas acciones y tratamientos que permiten unos resultados impecables a los pacientes. Dentro de la cirugía dental reparadora, el tema de los implantes es de los más recurrentes. Se trata de un proceso quirúrgico que permite al paciente obtener una reparación o inserción de una o varias piezas dentales y mejorar de una manera considerable el aspecto de la boca.

Explicado de una manera sencilla, estos implantes dentales se practican en la mandíbula o el maxilar, que tiene la escasez de piezas dentales y que son sustituidas con la implantación de prótesis en el hueso maxilar. Consiguiendo con esta acción que dichos implantes cumplan con la función de emular a las raíces dentales que han reemplazado.

Causas para perder piezas dentales

Si tuviéramos que hacer una relación de las posibles causas que motivan la pérdida de uno o más dientes, entre las más conocidas serían:

  • Accidentes que pueden provocar la pérdida de dientes y molares.
  • Malos hábitos de higiene bucodental y como consecuencia la aparición de caries.
  • Enfermedades de encías o periodontales.
  • Ortodoncias mal colocadas o maltratadas.
  • Enfermedades como la osteoporosis que provocan una pérdida de calcio en los huesos y con ello afectar a la caída de los dientes.
  • La aparición de quistes dentales.
  • Recurrir a malos tratamientos que pueden ser motivo de pérdida de piezas dentales.

Estas serían las más habituales, pero existen muchas más. Afortunadamente, en los últimos años se ha avanzado de una manera espectacular dentro del campo de la cirugía dental reparadora y existen tratamientos para la mayoría de los casos. Tanto si es para reemplazar una pieza, unas cuantas e incluso toda la dentadura.

En la cirugía dental reparadora existen diferentes tipos según la necesidad del paciente. En la cirugía para implantes dentales más convencionales se basa en la reposición de las piezas dentales que se hayan perdido. Siendo una o varias.

Si el paciente llevase una ortodoncia, la cirugía para implantes dentales se practica de una manera provisional hasta que el tratamiento de ortodoncia haya finalizado. Los implantes de ortodoncia son muy usados para agilizar la corrección de los tratamientos más convencionales. Se trataría de unos microimplantes que aceleraría el proceso y donde la recuperación es mucho más rápida y efectiva.

Beneficios de recurrir de la cirugía dental reparadora

Desde hace unos años la cirugía de implantes dentales es uno de los más recurrentes en los pacientes que han perdido una o varias piezas dentales. En el momento que los implantes están ajustados en el hueso, es difícil distinguir de los que son naturales de los artificiales. No hablamos solamente de la parte estética dental, sino que su finalidad y servicio para fijar las prótesis prácticamente el mismo. Consiguiendo una mordida y una digestión perfectas, actuando en beneficio saludable del paciente.

Siguiendo con la lista de beneficios, no podemos olvidar destacar que con una cirugía de colocación de implantes dentales el paciente tendrá una salud bucodental impecable y evitando un posible contagio a los dientes sanos. Eso sí, se deben tener unos correctos hábitos de mantenimiento y limpieza de la dentadura. Extremar los cuidados y seguir una higiene oral a diario. Los implantes dentales no padecen de la aparición de las caries, pero si el paciente no hace sus limpiezas podrían quedar restos de comida entre las prótesis y el implante podría estropearse y no cumplir bien con su función.

El nivel de rechazo en pacientes que se han sometido a la cirugía dental reparadora es muy bajo. El diseño de los implantes se adapta cada vez más a las necesidades de los pacientes y su calidad es impecable. Si se siguen unos procesos y técnicas adecuados, no debería haber motivo para rechazar estos implantes.

En Clínica Dental Dr. Montané estamos a su disposición para asesorarle en todo lo que necesite en este y más temas relacionados con su salud bucodental.

ortodoncia estetica

En que consiste la Ortodoncia estética

Aunque parezca que el tratamiento con ortodoncia se realice durante la adolescencia o en edades tempranas, es verdad que ha habido un aumento considerable en el número de personas adultas que se deciden por seguir un tratamiento ortodóncico. Desde Clínica Dental Dr. Montané queremos dedicar el artículo de hoy a explicar en qué consiste la ortodoncia estética.

Durante los últimos años han aparecido nuevas técnicas para mejorar los ya típicos y conocidos aparatos dentales o también llamados brackets. Estos brackets estéticos están fabricados con diferentes materiales para poder aportar una mayor efectividad y efecto estético casi invisible.

Este tipo de correctores tienen unas ventajas sobre otros que cumplen la misma función y que serían las siguientes:

• Nivel estético de alto valor respecto a los tradicionales.
• Al ser casi invisibles, el paciente tolera llevarlos de una manera discreta.
• Los tiempos de tratamiento son idénticos a los de siempre.
• El precio es asequible por lo que no se diferencia.
• Estos brackets provocan una disminución de reacciones alérgicas frente al metal de los clásicos correctores.
• Evita desgastes dentales y problemas derivados de una mala oclusión.

Modelos de ortodoncia correctora

  1. Ortodoncia invisible: Son férulas transparentes que consiguen la corrección de las malas oclusiones bucales y alinea los dientes. Hechos a medida del paciente y casi invisibles a primera vista.
  2. Ortodoncia con brackets estéticos: Aparatos fijos que se imponen en los dientes para corregir el efecto de las mordidas y mejorar la estética dental. En su origen estaban fabricados en metal pero en la actualidad se confeccionan de materiales que los hacen prácticamente invisibles.
  3. Brackets de cerámica: Hechos de materiales cerámicos del color de la pieza dental y muy resistentes.
  4. Brackets de polisulfona: Consisten en una composición de plástico con base de polisulfona, aportando un alto nivel a la ejecución del tratamiento de ortodoncia. Una de usar este tipo de corrector es que puede ser empleado para casos de sobre mordida más graves, previniendo con ellos las abrasiones que se suelen derivar por el roce de los dientes y el bracket.
  5. Brackets removibles: Conocidos también como SAR o sistema de alineación rápido. Diversos estudios afirman que es una de las técnicas más rápidas para corregir la mala alineación dental.
  6. Ortodoncia lingual: Los brackets son dispuestos en la parte interna de los dientes, en la cara lingual, por lo que los hace pasar completamente desapercibidos a un simple vistazo.

El tratamiento con brackets estéticos

En primer lugar es acudir al centro dental para la orientación y asesoramiento de cada caso. Todo se debe tratar de una manera personal e individualizada pues cada paciente es único. Se realizaraá una radiografía para poder valorar con ella el estado de la dentadura, tanto a nivel sanitario como estético.

Seguidamente se hará un estudio pormenorizado de las necesidades del paciente para poder asesorarle sobre qué tipo de corrector precisa y la duración del tratamiento. Con todos estos datos se puede hacer una idea muy aproximada de todo el proceso y su seguimiento, paso a paso.

Una vez ya tomada la decisión de iniciar el tratamiento de ortodoncia con el tipo de brackets estéticos elegidos, es cuando se puede decir que el proceso comienza con todas las garantías de obtener los mejores resultados.
Lo que no se puede dejar de lado es que estos tratamientos llevan su tiempo y no se debe tener prisa ni padecer de agobios. Marcarse en la mente el objetivo final de conseguir una bonita y sana sonrisa debería ser la única idea que tendría que estar en nuestra mente.

Desde Clínica Dental Dr. Montané podemos decir con satisfacción absoluta que asesoramos a nuestros pacientes para mejorar día a día su calidad de vida. La salud bucodental de nuestros pacientes es la mayor prioridad. Aportar el mejor servicio gracias a un excelente equipo humano y profesional que pone a disposición de sus pacientes las últimas novedades y técnicas del sector dental.

lucir sonrisa perfecta boda

Cómo lucir la mejor de las sonrisas el día de tu boda

¿Te vas a casar y quieres tener la sonrisa perfecta? En Clínica Dental Dr. Montané podemos hacer que tus deseos se hagan realidad. Somos el mejor amigo de las sonrisas sanas y bonitas. Es por esto que hoy nos vamos a dedicar a dar alguna serie de pautas para que puedas conseguir la sonrisa soñada en uno de los días más importantes de tu vida.

Es una verdad que existen infinidad de tópicos sobre las bodas y que una de las frases más recordadas ese día es la de qué bonita era la sonrisa de la novia. Cuidar hasta el más mínimo detalle es importante para que todo salga perfecto. Sin olvidar el álbum de fotos donde, por supuesto, hay que salir de la mejor manera posible para tener un recuerdo inolvidable.

Dicho todo esto vamos a entrar en materia de lo que se puede hacer para que tu sonrisa sea idealmente perfecta. En primer lugar, se debería tener una cuidada y esmerada higiene bucodental porque ésa será la base donde se cimentarán el resto de los tratamientos a seguir. Acudir al dentista sin demora para tratar todo lo que tenga que ver con la salud oral será fundamental.

Una vez ya se hayan adquirido unos hábitos de higiene, hay que seguir los consejos del especialista. Reparar las posibles caries, infecciones, limpiezas dentales profesionales y si se desea un efecto más logrado, recurrir a un blanqueamiento dental. Si los problemas estéticos son más profundos que todo lo anteriormente es entonces cuando te puedes poner en manos de la estética dental, que ofrece un abanico amplio de soluciones y posibilidades.

Ya sea en forma de las cada vez más populares carillas dentales, que consisten en unas finas láminas que se sobreponen al diente original, realizadas de una manera totalmente individualizada, y que en una o dos sesiones se puede conseguir un cambio revolucionario en la sonrisa. Si hubiera que añadir alguna pieza dental por la falta de la misma, otra idea es la de ponerse implantes pero claro, eso lleva un proceso mucho más largo y si no se tiene mucho tiempo no sería la mejor de las soluciones.

Consejos para lucir una bonita y sana sonrisa

Frente a lo anteriormente citado, se pueden seguir una serie de sencillas pautas que pueden hacer de tu higiene bucodental algo más que una obligación. Si no quieres taparte constantemente la boca cuando sonríes, ya sea porque te falta alguna pieza dental o por tener los dientes mal colocados, o porque tu dentadura no es todo lo blanca que te gustaría, ahora vamos a darte estos fáciles consejos.

  1. Acudir al dentista con regularidad. Al menos dos visitas al año ya serían suficiente, siempre y cuando no se tenga constancia de tener algún problema dental.
  2. Realizarse una limpieza profesional, por lo menos una vez al año.
  3. Usar un buen cepillo de dientes y hacer uso de la seda dental.
  4. Las frutas como la manzana y las fresas pueden ser tus mejores aliadas si no tienes un cepillo o hilo dental cerca. Refrescan y limpian la boca de posibles restos de comida. Además de ser ideales para dejar un aliento fresco y sano.
  5. Evitar el alcohol y el tabaco que perjudican notablemente nuestros dientes.
  6. Evitar la ingesta de bebidas o alimentos con exceso de azúcar, ya que éstos pueden ser causantes de caries u otro tipo de infecciones.
  7. Evitar morderse las uñas. Esto aunque no lo creas puede ser considerado como uno de los consejos más importantes. El motivo es que las uñas son portadoras de muchas bacterías ya que nuestras manos se mueven y tocan de todo constantemente. Al morderlas, trasladamos esas bacterias a la boca y provocamos infecciones, además de provocar otro tipo de problemas.

Como siempre, desde Clínica Dental Dr. Montané nos imponemos la obligación de dar los mejores consejos a nuestros pacientes para mejorar su vida diaria. Nuestra mayor satisfacción es aportar un servicio impecable a todos ellos. Si lo que deseas es mejorar tu salud bucodental, no lo dudes y acude a nosotros ante cualquier duda.

prevencion higiene dental

Grados de prevención en odontología y salud dental

En el campo de la odontología se ha venido produciendo una serie de avances muy importantes para el desarrollo de esta disciplina. En Clínica Dental Dr. Montané siempre estamos al tanto de las últimas técnicas y novedades para ayudar a nuestros pacientes en todo lo que tenga relación con su salud bucodental. En este artículo nos adentraremos en uno de los temas más recurrentes dentro del sector, el de la prevención en odontología.

Caries y problemas periodontales

Cada vez más se tienen unos conocimientos más profundos y precisos referentes a patologías y enfermedades como la caries y los problemas periodontales. Es debido a estos descubrimientos y avances, que los tratamientos y técnicas para combatir estas patologías son más precisos y efectivos.

Diferentes grados en la prevención dental

Al igual que en otras disciplinas médicas, en odontología también hay diferentes escalas o grados para medir la intensidad de las enfermedades bucales u otro tipo de afectaciones de la cavidad oral. Hablando en un sentido amplio, la prevención se podría definir como “una medida que permite reducir considerablemente la aparición de una enfermedad o interrumpir la progresión de la misma”.

Viendo todo esto desde el punto que la prevención ya no solo es para prevenir, sino también para detener los avances y poder llegar a la curación de la patología en cuestión.

Para poder conseguir el objetivo de una buena prevención se podría dividir en tres tipos: primaria, secundaria y terciaria. A continuación, iremos explicando en qué consisten cada una de ellas.

Prevención primaria, secundaria y terciaria

Prevención primaria

En odontología conservadora, cuando se habla de prevención primaria es cuando se hace referencia a reducir o aminorar la aparición de enfermedades bucales. Si se logra este objetivo, se habrá conseguido que la incidencia sobre el paciente sea la mínima posible. Tomar medidas de precaución como campañas de sensibilización con la higiene y la salud bucodental en la población serían de lo más efectivas. Tratando de incidir en la importancia de una buena educación, ya sea en las familias y en los centros asistenciales de salud familiar.

Prevención secundaria

La prevención secundaria hace acto de presencia cuando la primera fase no ha logrado los objetivos propuestos. Es cuando ya deben ponerse en marcha diferentes tratamientos o técnicas para interrumpir la afección. Por medio de la prevención secundaria, los especialistas pueden ofrecer un mejor diagnóstico a sus pacientes y logran mantener la enfermedad bajo control.

Prevención terciaria

La tercera fase, o prevención terciaria, es cuando las anteriores medidas no han podido ser óptimas y lo que se pretende es evitar males mayores y enfermedades de grados mucho más altos y lesivos para los pacientes.

Los objetivos en prevención de los profesionales de la salud dental

Los objetivos marcados por los especialistas son claros y precisos. La prevención para omitir la aparición de enfermedades y las consecuencias posteriores serían los puntos clave. Para ello recomendar una serie de premisas a los pacientes es necesario e imprescindible. La concienciación de que estos cooperen en todo momento y sean conscientes de la importancia de adquirir unos hábitos adecuados en temas de higiene bucodental.

Es necesario y primordial evitar o reducir la aparición de caries dental e inflamaciones periodontales, ambas son las causas que preceden a las pérdidas de las piezas dentales. A pesar de que se ha progresado en los últimos años dentro del sector de la medicina dental preventiva, todavía no se ha llegado a los objetivos que serían considerados óptimos.

Para que todo eso sea posible se deberían crear campañas a nivel nacional de los grandes beneficios que comporta para la sociedad el tener una buena salud y hábitos higiénico dentales correctos. Evitar la aparición de la placa bacteriana, las caries y las patologías derivadas de estas bacterias tan perjudiciales para la salud en general. Pensar en incurrir en buenos hábitos en las familias, a los más pequeños de la casa, lograr que tengan una dentadura lo más sana posible y poner un especial hincapié en enseñarles los cuidados dentales necesarios, siempre bajo la revisión y asesoramiento de los especialistas.

Los dentistas de Clínica Dental Dr. Montané, gracias a los diagnósticos y tratamientos adecuados, nos ocupamos de aplicar la odontología preventiva desde el inicio, siguiendo siempre la línea de estos niveles de prevención anteriormente explicados. Nuestra recomendación es acudir al especialista a la más mínima señal de que algo no va bien, tanto para detectar posibles enfermedades como para controlar las que hayan podido aparecer.

mitos blanqueamiento dientes

Verdades y falsedades sobre los blanqueamientos dentales

No se puede negar la evidencia de que uno de los tratamientos más demandados en la actualidad es el del blanqueamiento dental. En este post de hoy queremos hablar sobre las verdades y falsedades sobre los blanqueamientos dentales. Porque en Clínica Dental Dr. Montané nos gusta informar con veracidad a nuestros pacientes, esperamos que os sea de utilidad.

El blanqueamiento dental y todo lo que representa

El blanqueamiento dental es una buena solución para tratar superficies con un nivel bajo o moderado de manchas, pero puede que no sea el tratamiento estético dental más adecuado si las manchas son más oscuras o profundas. Por lo que no hay que dejarse engañar y tener toda la información posible antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento.

En este caso, ser consciente también de los efectos secundarios. Estos pueden ser mínimos que se pueden prolongar durante unos días, pero no son importantes. Pueden ser del tipo de sensibilidad dental o de cierta irritación de encías pero en caso excepcional. Ponerse en manos de buenos profesionales es la mejor solución para lograr los mejores resultados con las garantías adecuadas.

El blanqueamiento no es duradero en el tiempo

Un blanqueamiento dental no es duradero en el tiempo. Es verdad que si realiza un mantenimiento correcto y se combina con visitas periódicas al dentista, se puede lograr una durabilidad del tratamiento durante más tiempo. Los malos hábitos y una mala higiene dental pueden provocar que los efectos se malogren con el paso del tiempo.

Las pastas no quitan las manchas

Las pastas dentales pueden blanquear los dientes, pero no quitar todas las manchas que se tengan. Algunos de esos dentífricos es verdad que ayudan a eliminar pequeñas manchas de tipo superficial, pero si se quieren obtener los mejores resultados es hacerse un blanqueamiento profesional.

Ser consciente de que no todos los dientes responden de la misma manera ante un blanqueamiento. Cuando se decida por hacerse uno, hablarlo bien con el profesional para que nos aclare qué tono podemos conseguir con el tratamiento blanqueador. Si se tienen prótesis dentales hay que informar al dentista.

Puede dañar el esmalte sino lo hace un profesional

El blanqueamiento dental puede dañar el esmalte. Es por este motivo que hay que solicitar los servicios de profesionales para realizarlos para que los productos que se utilicen estén garantizados y avalados por toda la normativa vigente, es estas cuestiones.

No es malo

No es malo hacerse un blanqueamiento dental siempre que se hagan bajo la supervisión de especialistas y cumpliendo sus consejos. Es bueno que antes de practicarse esta intervención se haga una revisión para saber si se cumplen las condiciones para poder practicar este tratamiento blanqueador.

El tratamiento tiene varias sesiones

El tratamiento de blanqueamiento dental nunca se realiza en una única sesión. Siempre son necesarias varias y en cada una de las cuales se aplicará el gel. Como mínimo va a ser necesario acudir a dos visitas para conseguir al blanco de los dientes deseado. Hay que resaltar que no todo el mundo reacciona de igual manera al tratamiento, de modo que habrá gente que con menos sesiones experimentará un mayor blanqueamiento y otros necesitarán de más sesiones para conseguir blanquear los dientes.

No todos los geles son iguales

Las dos opciones más utilizadas son el peróxido de carbamida y el de hidrógeno. Ambos producen un efecto parecido, aunque la carbamida tiene un proceso más lento y se recomienda utilizar con un acelerador o durante la noche. Además, se necesita una concentración más elevada de carbamida que de peróxido de hidrógeno, unas tres veces más.

Es más caro de producir

Debido a que este último es un producto químico inestable, es más caro de producir. Es por eso que muchos proveedores solo ofrecen productos basados en el primer componente. Así pues, el hidrógeno reacciona inmediatamente cuando entra en contacto con los dientes y es más adecuado para tratamientos de corta duración y no se necesita una luz aceleradora.

Puede ser obsesivo

Finalmente, nos gustaría incidir en que el tener unos dientes blancos es un método muy aceptado para mejorar la imagen de los pacientes, pero que también puede degenerar en una obsesión para algunas personas. Durante los últimos años esta “obsesión” se ha ido viendo acrecentada y hasta tiene un nombre: blancorexia. Recordad que no todos los tonos de los dientes son iguales y que todo depende del esmalte que tenga cada persona. Si se persiste con esta obsesión, se puede llegar a provocar otros tipos de problemas con la salud bucodental.

carillas dentales para que sirven

Carillas dentales, qué son, usos y cómo se ponen

Cada vez más nos preocupa más la estética dental y tener una bonita sonrisa está cobrando adeptos a marchas forzadas. Lucir una estupenda dentadura y que sea sana es algo muy valorado actualmente. Es por eso que, además de tener una correcta higiene bucodental es preciso acudir al especialista para corregir los pequeños problemas que puedan ir surgiendo. Desde Clínica Dental Dr. Montané os daremos una explicación sobre qué son las carillas dentales y su uso.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales o también conocidas como facetas dentales son unas láminas que se pegan en la parte externa de los dientes mediante una resina especial. Casi se podría decir que se asemejarían a una “pegatina” para mejorar el aspecto de la dentadura. Es por esta acción que cabe decir que es, por lo tanto, un tratamiento de tipo meramente estético y que ayuda a las personas a lograr una dentadura bonita, ya sea a nivel de necesidad (roturas de dientes o desviaciones) o por querer lucir la mejor de las sonrisas.

Usos de las carillas dentales

No podemos dejar de obviar que ponerse unas carillas dentales no nos puede permitir el dejar de lado la salud bucodental. Es más, antes de ponerse a pensar en temas estéticos se tiene que tener una estupenda salud dental porque siempre estaremos a tiempo de mejorar la sonrisa. Si tuviéramos que definir los principales usos de las carillas dentales serían los siguientes:

  1. Corrección de la forma dental.
  2. Agrandar el tamaño de los dientes.
  3. Cubrir dientes fracturados.
  4. Cubrir espacios interdentales.
  5. Blanqueamiento dental.

¿Cómo se ponen las carillas dentales?

Si uno se decide por colocarse las carillas dentales debe tener en cuenta una serie de premisas. Estas carillas se clasifican en dos tipologías en base a la composición en que sean elaboradas, es decir, de porcelana o composite. Las de porcelana son las que precisan de una elaboración más recurrente por lo que deben ser hechas en un laboratorio y colocadas con posterioridad sobre cada diente. En cambio, si se decanta por las carillas de composite, éstas se confeccionan directamente sobre el diente aplicando dicho material y dándole la forma deseada.

Tipos de facetas dentales

Si tuviéramos que describir con más profundidad los dos tipos de carillas para que la decisión sobre su colocación sea la solicitada, aquí os damos unas cuantas indicaciones para aclarar el tema.

Carillas de composite

Se distinguen por ser rápidas y fáciles de colocar, además de que si se dañan son asequibles y sencillas de reparar. Son más económicas pero claro, también la calidad es inferior a las de porcelana. Se realizan directamente sobre los dientes con una resina muy parecida a la que se utiliza para realizar los empastes.

También conocidas como bonding, son más finas y requieren menos preparación del diente (es decir, menos remoción del esmalte dental). Sin embargo, son menos duraderas y más propensas a las manchas en comparación con las facetas de porcelana.

Carillas de porcelana

A diferencia de las anteriores, las carillas de porcelana ofrecen unos resultados duraderos y, estéticamente hablando, de un efecto llamativo e increíble. Ya que mantienen su color durante un periodo de tiempo más prolongado y con ello evitar acudir al dentista más continuamente para su mantenimiento.

Con las carillas de porcelana es preciso decir que en la segunda sesión con el dentista se le efectuarán las medidas de los dientes para obtener los moldes, se le tallarán los dientes para igualarlos (sólo un poco) y, en ocasiones, practicarle alguna radiografía. Con todos estos actos ya se tendrá todo lo necesario para que el laboratorio se disponga a fabricar las carillas deseadas. Todo de una manera totalmente personalizada y ajustada al tamaño de su dentadura.

Ya en una tercera ocasión es cuando se efectúa el proceso de colocar las carillas de porcelana. Con una preparación de los dientes que se desean cubrir y con la aplicación de la resina, poniendo, por último, las carillas para que se queden fijas en cada diente.

Carillas lumineers

También vale la pena mencionar las carillas lumineers o carillas sin preparación. Son un tipo especial de carillas de porcelana ultra-delgadas que, en muchos casos, permiten su colocación sin necesidad de eliminar parte del esmalte del diente.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Para obtener unos resultados increíbles con las carillas dentales se debe considerar que el tiempo estimado de duración de dicho tratamiento oscila entre 2 y 3 visitas al dentista. En una primera toma de contacto hay que ser consciente de lo que uno desea conseguir con estas carillas y exponerlo bien al especialista.

Éste se encargará de hacerte un análisis profundo del estado de tu dentadura y te ofrecerá las opciones más adecuadas en cada caso. Refiriéndonos a lo anteriormente comentado, si se opta por las carillas de composite es probable que se puedan colocar y terminar en la segunda visita. Por el contrario, si se eligen las carillas de porcelana, se debe precisar que se precisen de más de un par de visitas al odontólogo para conseguir el éxito del tratamiento dental.

problemas dientes alcohol fumar azucar

Los grandes enemigos de los dentistas: Tabaco, alcohol y azúcar

Tener una sana y estupenda sonrisa no es algo imposible. Como todo es cuestión de saber mantener una correcta higiene bucodental y procurar no dañar los dientes con alimentos o actos que puedan ser perjudiciales para los mismos. Por todo esto es que hoy desde Clínica Dental Dr. Montané nos gustaría reflexionar sobre un tema que nos parece de lo más interesante y que puede ayudar a muchas personas a conseguir esa sonrisa que todos quieren tener, nos estamos refiriendo a los grandes enemigos de los dentistas: tabaco, alcohol y azúcar.

Al nombrar estos tres elementos la verdad es que no estamos diciendo nada nuevo que pueda sorprender. Todos ellos inciden de una manera completamente negativa en la salud bucodental de las personas porque no son nada saludables y, por lo tanto, afectan al ritmo biosaludable. Procurar llevar una vida sana y equilibrada debería formar parte de nuestras vidas y de nuestros hábitos diarios.

El enemigo principal de tus dientes, el azúcar

Comenzaremos por el “enemigo” estrella de los profesionales de la odontología: el azúcar. La caries se origina debido a la acción de bacterias que existen en la boca y que atacan el esmalte dental. Unos alimentos procuran combatir el efecto de dichas bacterias y otros que potencian la aparición y proliferación de esas bacterias por lo que la consecuencia de padecer de caries es más elevada.

El azucar en dulces y bollería

Si se lleva una dieta rica en dulces, galletas, golosinas, donde su principal componente es el azúcar y no se sigue una estricta serie de medidas de higiene bucodental, es muy probable que este producto se quede incrustado en los dientes y dificulten la tarea de la saliva para deshacer el azúcar y con ello favorecer la llegada de la caries.

El azucar en la fruta y otros alimentos

Pero no sólo en los dulces se puede encontrar el azúcar. También lo hallaremos en los zumos de frutas industriales, refrescos, tés de botella o en el pan. En todos ellos se abusa de ese componente y son propicios a provocar la aparición de caries. Es de lógica por tanto el recomendar un consumo responsable y moderado de los mismos. Siempre que se combine con visitas periódicas al dentista y una cuidada higiene dental no hay que temer por la salud de nuestros dientes.

Efectos del tabaco en los dientes

Siguiendo con otro de los factores negativos para los dentistas no podemos dejar de hablar del tabaco. Una gran variedad de estudios publicados han llegado a demostrar que el hábito de fumar en un agente protagonista que incide directamente en el desarrollo de enfermedades periodontales.

En personas fumadoras se ha deducido que el consumo de este producto altera la respuesta inmunológica del paciente contra las infecciones, poseen una disminución de su capacidad de reparar los tejidos bucales y a la hora de la cicatrización de heridas el proceso se dilata en el tiempo. Estos mismos análisis e informes también han logrado crear una serie de procedimientos que no están indicados en pacientes fumadores tales como los implantes de titanio donde se ha demostrado que los fumadores tienen 2 veces un mayor riesgo de perder sus piezas dentales de los que no lo son.

Se ha dicho mucho sobre dejar de fumar, pero en cuestiones de salud bucodental aquí les dejamos unas cuantas para que lo tengan en cuenta: su dentadura no tendrá ese color amarillento, reducción de enfermedades periodontales, mejora de los sentidos del gusto y del olfato y olvidarse de la halitosis.

Consecuencias del uso y abuso del alcohol en la salud dental

No podemos dejar de lado el problema del alcohol y lo que ello conlleva para la salud bucodental. El desgaste que sufren los dientes por el uso y abuso de las bebidas alcohólicas. Por desgracia aparece cada vez en edades más tempranas debido a factores externos como el “botellón” que, unido a una dieta pobre en nutrientes, provocan un efecto negativo en los pacientes.

Los dientes no se desgastan por beber alcohol de una manera responsable e inteligente. La erosión y las enfermedades dentales surgen por el abuso indiscriminado y por la falta de un buen mantenimiento bucodental.

Pero es evidente que estas bebidas poseen una acidez que es perjudicial completamente. El diente se debilita debido a estos niveles de alcohol y llega también a afectar a la saliva, cambiando su pH y con ello generar un desarrollo de bacterias nocivas y propiciar la aparición de enfermedades bucales. El pH es fundamental para lograr un mantenimiento de los componentes defensivos de la boca.

Así que dedicarle unos minutos al día a nuestra salud bucodental, llevar una dieta sana y equilibrada, no abusar de ciertos alimentos o sustancias, puede ser una garantía de éxito para conseguir un buen estado de salud general.

mantener unos dientes sanos

Diez reglas básicas para tener un buena dentadura

Los dientes nos ayudan a masticar y procesar los alimentos, a hablar, a disponer de una bonita sonrisa, a tantas cosas, que si éstos no se cuidan y mantienen de la manera correcta entonces pueden ser motivos de problemas y enfermedades que afecten al resto de nuestro cuerpo. En Clínica Dental Dr. Montané os queremos proporcionar diez reglas básicas para tener una buena dentadura.

Consejos para tener una sana y buena dentadura

1 – Evita alimentos y bebidas que oscurezcan y dañen tus dientes

Evitar alimentos y bebidas que oscurezcan y dañen tus dientes. Ejemplos como el café, té, zumos industriales, el tabaco..etc. Si se abusa de ellos no se puede tener una dentadura en perfecto estado tanto interior como externamente.

Una solución pero que no es la definitiva es la de cepillarse los dientes inmediatamente después de haber consumido estos productos y usar un blanqueador dental. Aunque lo más recomendable es acudir al especialista de una manera periódica.

Un truco: comer una manzana o fresas además de frescor, te ayudarán a limpiar tu dentadura y tener una buena estética dental.

2 – Utiliza un buen cepillo de dientes

Uno de los grandes olvidados a la hora de lavarse los dientes es el cepillo de dientes que usamos. Es recomendable cambiarlo cada 3 meses o cuando veamos que las cerdas estén desgastadas porque no nos darán el servicio que se precisa. Y si tenemos que hablar de olvidados hay que hacer mención a la lengua.

Aparte de cepillar los dientes hay que pasarle a este órgano un toque de cepillo por las mañanas, para eliminar los posibles restos de placa bacteriana que se le hayan formado. Una de las causas del mal aliento bucal es la acumulación de bacterias en la lengua.

3 – Come alimentos limpiadores

En el punto 1 lo hemos mencionado pero aquí les damos la importancia que se merecen. Son los denominados alimentos “escoba” o limpiadores. Son alimentos duros y crujientes que son buenos aliados de las limpiezas dentales. Manzanas, zanahorias, apio o fresas. Además de ayudarnos a nivel bucal también son productos excelentes para una dieta sana y equilibrada.

4 – Buenos hábitos de salud bucodental para una dentadura sana

Tener unos buenos hábitos de salud bucodental, acudir al dentista con frecuencia y estar atentos a cualquier atisbo de problemas también es un punto fundamental para lograr esa sonrisa que se desea. Es cuestión de actitud y constancia.

5 – Sino puedes visitar al dentista siempre que quieras

Si las visitas al dentista no pueden ser todo lo que deberían por cuestiones de tiempo entonces el cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio una vez por semana logrará hacer desaparecer manchas y blanquear la dentadura. Usando el bicarbonato como el dentífrico semanalmente se pueden lograr unos buenos resultados pero no conviene abusar.

6 – Utilizar colutorio o enjuague bucal

El colutorio, también conocido como enjuague bucal, es una solución que se usa para enjuagar la boca y los dientes después del cepillado y el uso del hilo dental. Aquí te dejo los pasos sobre cómo usar el colutorio correctamente:

  1. Cepilla y utiliza hilo dental: Antes de usar el colutorio, deberías cepillarte los dientes y utilizar el hilo dental como lo haces normalmente. Esto eliminará la mayoría de los restos de alimentos y la placa de los dientes.
  2. Mide el colutorio: La cantidad de colutorio que debes usar puede variar dependiendo del producto, así que asegúrate de leer las instrucciones en la botella. Normalmente, la cantidad sugerida es de 20 ml o aproximadamente 4 cucharaditas.
  3. Enjuaga tu boca: Vierte el colutorio en tu boca, cierra los labios y asegúrate de no tragar el líquido. Luego, mueve el líquido por toda tu boca, asegurándote de que llegue a todos los dientes y las encías.
  4. Gárgaras: Si puedes, haz gárgaras durante unos segundos para llegar a la parte posterior de la garganta y la lengua.
  5. Escupe el colutorio: Después de aproximadamente 30 segundos (o el tiempo recomendado en la botella), escupe el colutorio en el fregadero. No te enjuagues la boca con agua inmediatamente después, ya que esto puede diluir el colutorio y reducir su efectividad.
  6. Evita comer o beber: Por lo general, se recomienda esperar al menos 30 minutos antes de comer o beber después de usar el colutorio para que el producto tenga tiempo de actuar.

Recuerda que el colutorio no es un sustituto del cepillado y el uso del hilo dental. Debes continuar cepillándote los dientes al menos dos veces al día y usando hilo dental diariamente para mantener una buena salud bucal.

7 – Cepíllate los dientes al menos dos veces al día

No nos cansaremos de instar y repetir que el cepillarse los dientes al menos dos veces al día es algo básico y fundamental. Lo ideal es cepillar los dientes después de cada comida pero somos conscientes que, en muchas ocasiones, eso no es posible. Por lo que cepillárselos por la mañana y por la noche, hacer uso de la seda dental y evitar alimentos que manchen nuestros dientes ya sería lo más correcto.

8 – Una limpieza bucal a fondo al menos una vez al año

La frecuencia con la que debes hacerte una limpieza dental profesional, también conocida como profilaxis dental, puede variar dependiendo de la salud de tus dientes y encías. Generalmente en Clínica Dental Dr. Montané recomendamos tener una limpieza dental profesional al menos una vez al año. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar visitas más frecuentes, especialmente si tienen un mayor riesgo de enfermedad de las encías o acumulan placa y sarro rápidamente.

Incluso si tus dientes están en excelente estado, deberías hacerte una limpieza dental profesional al menos una vez al año. Esto permite a nuestros dentistas eliminar cualquier acumulación de placa y sarro que no puedes eliminar con el cepillado y el uso de hilo dental en casa, y también permite detectar cualquier problema dental temprano, cuando es más tratable.

9 – Visita tu clínica dental de confianza de manera regular

Además de las limpiezas dentales, también es importante tener revisiones dentales regulares. Tu dentista revisará tus dientes y encías, buscará signos de caries o enfermedad de las encías, y puede realizar radiografías para detectar problemas que no son visibles a simple vista. El chequeo dental regular también te permite discutir cualquier preocupación que puedas tener con tu dentista.

No tenerle miedo al dentista y seguir sus consejos cuidadosamente para que todo funcione a la perfección. Si se tienen puestos implantes, ortodoncias u otro tipo de tratamientos es de vital importancia el seguir las pautas marcadas por el odontólogo. Si, por el contrario, se hace caso omiso, las consecuencias pueden ser peores para el paciente.

10 – Deshazte de tu cepillo si has estado enfermo

El último de esta serie de consejos pero no el menos importante. Desde Clínica Dental Dr. Montané queremos hacer un especial hincapié en un aspecto que es desconocido por muchas personas y es el del cepillo de dientes. Si hemos estado enfermos lo que hay que hacer es deshacerse de ese cepillo y tener uno nuevo. La razón es que se pueden haber quedado algunas bacterias incrustadas en él y provocarnos algún problema.

tratamiento paralisis facial

Después de una parálisis facial, ¿qué tratamiento dental debería seguir?

Existen algunos temas que debido a su problemática no son fáciles de explicar, pero hoy queremos dedicarnos a hablar sobre uno de ellos. Nos referimos a lo que puede suceder después de una parálisis facial y qué tratamiento dental debería seguir. En Clínica Dental Dr. Montané siempre procuramos darle las soluciones más indicadas a todo lo relacionado con su salud bucodental.

¿En qué consiste una parálisis facial?

Comenzaremos por exponer en qué consiste una parálisis facial. Es una debilidad de los músculos de uno de los lados de la cara que viene provocado por problemas en el nervio facial. Dicho nervio se inflama y su funcionamiento deja de ser regular. Los dos nervios faciales controlan la mayoría de los músculos de la cara (expresividad, lengua, oídos, Etc.).

El herpes labial

La inflamación del nervio facial paralizada viene originada por una infección viral. La más recurrente es la del herpes simple, para que se hagan una idea, la misma que la del herpes labial. Una variante de la parálisis facial, llamado síndrome de Ramsay Hunt, está causada por el virus del herpes zóster, el virus que causa varicela y la culebrilla.

Enfermedad de Lyme

Una causa menos frecuente de parálisis facial es la enfermedad de Lyme. Las personas diabéticas son más propensas a desarrollar la parálisis facial. La parálisis facial también podría tener su origen en causas traumáticas, infecciosas, neurológicas y hasta causas idiopáticas. Una de las más conocidas es la parálisis de Bell o denominada también como parálisis facial idiopática.

Cómo tratar la parálisis facial desde un punto de vista odontológico

Después de detectar el problema y solucionarlo con el especialista queda un camino que suele durar entre una y tres semanas para la recuperación, pero como en todo, si se sigue el proceso marcado por el médico, lograr unos buenos resultados no será tan complicado. Seguir un tratamiento específico y realizar una serie de ejercicios de rehabilitación mandibular será parte fundamental en este proceso.

Dentro del ámbito odontológico se debe precisar que este es uno de los temas en los que hay que trabajar y colaborar más estrechamente con el paciente. La duración de todo el proceso depende de las circunstancias en las que se haya producido la parálisis facial y, punto básico, el estado de ánimo del paciente a la hora de afrontar dicha recuperación.

Los pacientes que presentan esta tipología no deben temer acudir al dentista porque se pueden hacer los tratamientos dentales adecuados a pesar de dicha parálisis facial. No tiene por qué afectar a la labor básica de los especialistas. Por el contrario, mantener una salud bucodental óptima es de lo más recomendable y tener más miramiento por ella hará evitar males mayores.

Consejos útiles

Así que los consejos son los mismos que hemos venido explicando a lo largo de todo estos artículos de nuestro blog. No nos cansaremos de incidir en la importancia de adquirir unos hábitos de limpieza e higiene dental. Cepillarse los dientes al menos un par de veces al día, aunque lo ideal sería después de cada ingesta de alimentos. Hacer uso de la seda dental, evitar comer alimentos duros o que manchen nuestros dientes y, por último, acudir con periodicidad a su dentista para evitar padecer de enfermedades bucodentales que puedan afectar a su vida diaria.

Seguir estos fáciles y sencillos consejos, junto a tener una dieta sana y equilibrada, hará que su salud y la de los suyos sea excelente y puedan dejar de lado problemas dolorosos y molestos como pueden llegar a ser los de tipo dental. La constancia y la adquisición de una rutina sanitaria no deben ser consideradas como algo minoritario.

Perder el miedo a acudir al dentista ante cualquier síntoma de que algo no funciona de la manera correcta, es iniciar un paso en la prevención y evitarse de tratamientos que afecten a nuestra salud y a nuestro bolsillo. Un buen cuidado y mantenimiento de la salud bucodental es uno de los mejores consejos para ahorrar, algo muy considerado a día de hoy.

En Clínica Dental Dr. Montané asesoramos a todos nuestros clientes de una manera personalizada, analizando a cada paciente de la manera más profesional para que obtengan un servicio impecable. Ponemos a su disposición todos los avances tecnológicos en cuestiones de odontología y el buen hacer de un equipo altamente cualificado.

irrigacion dental

En qué consiste la irrigación bucal y sus beneficios

Tener una boca sana y bonita nunca había sido tan fácil como ahora. Gracias a los avances en el sector se han conseguido unos logros notables y de calidad. Las soluciones que se les dan a los pacientes son cada vez más variadas y con efectos casi inmediato. Sin mencionar uno de los temas más recurrentes a la hora de nombrar al dentista y que es el miedo y el dolor.

Las nuevas técnicas hacen posible que esos miedos desaparezcan completamente y que las visitas al odontólogo no sean ningún tipo de trauma. En Clínica Dental Dr. Montané queremos hablar hoy sobre una técnica ya considerada de lo más habitual y explicar en qué consiste la irrigación bucal y sus beneficios.

La irrigación bucal, qué es y para que sirve

La irrigación bucal es una técnica utilizada para la limpieza bucodental. Su uso consiste en una aplicación directa de un chorro pulsado de agua cuya fuerza sirve para eliminar las bacterias o biofilm bucal que se encuentran en la superficie de los dientes, en el borde de las encías y en otros lugares donde el cepillo no puede acceder con facilidad.

Este tipo de limpieza dental es muy habitual durante las visitas al dentista pero que también se puede efectuar en casa. También hay un tipo de irrigador que incorpora microburbujas de aire en la corriente de agua. Estas burbujas, están diseñadas para mejorar la rotura de la placa dental y de ese modo reducen la inflamación gingival.

La irrigación dental emplea un aparato (usualmente eléctrico) para forzar un afinado chorro pulsante de agua tibia, al interior de los espacios entre los dientes y las encías. Mientras que el cepillo de dientes manual alcanza a limpiar solamente hasta 3 mm. bajo las encías, el irrigador, al combinarse con cabezas especiales, elimina las bacterias superficiales y sus tóxicos derivados al penetrar más profundamente bajo la línea de las encías.

Irrigación dental, complemento ideal al cepillado

Los odontólogos consideran que esta irrigación bucal es un complemento muy útil al cepillado dental. Los motivos son evidentes porque esta técnica de limpieza es eficaz para erradicar la placa bacteriana además de aportar una agradable sensación de frescor y limpieza en la boca. Aunque la irrigación es beneficiosa para todo tipo de personas, es particularmente increíblemente útil para aquellas personas con necesidades especiales, es decir, los que llevan una ortodoncia, implantes dentales o los diabéticos.

Entre los irrigadores bucales, con el fin de adecuarse a las necesidades de cada boca, pueden tener una boquilla para los pacientes con ortodoncia, este accesorio es para irrigar más profundamente y conseguir eliminar la placa en lugares donde para el cepillo dental es complicado de acceder y un limpiador para la lengua. Así mismo, las personas que llevan la ortodoncia se benefician de esta técnica y su uso junto al cepillado dental habitual logran reducir el sangrado gingival alrededor del 82%.

Si queremos destacar los beneficios de la irrigación bucal, es agradecer la presión que ejerce el agua y el efecto que consigue en erradicar una cantidad considerable de placa bacteriana. Para las personas que padecen de problemas de encías o sensibilidad se considera a la irrigación bucal una herramienta eficaz y resolutiva junto al cepillado dental cotidiano.

Principales ventajas de la irrigación bucal

  1. Ofrecer una limpieza eficaz y cuidadosa con los tejidos bucales.
  2. Reducir el biofilm bucal o placa bacteriana a mínimos por lo que se evita la aparición de infecciones bucales.
  3. La sensación de frescor y limpieza es notable.
  4. Reduce considerablemente el mal aliento o halitosis.
  5. Colabora en tratar de reducir la placa de las bolsas periodontales.
  6. La irrigación bucal controla la inflamación de las encías y reduce efectivamente el sangrado.
  7. Es una práctica y eficaz solución para personas que precisan de unos cuidados dentales más concretos como los que llevan ortodoncia, fundas o implantes dentales.

Para cualquier duda sobre tema de irrigadores o de otro tipo dental no dude en ponerse en contacto con el equipo de Clínica Dental Dr. Montané que le asesorarán sobre esta técnica o la que usted necesite. Conseguir una buena salud bucodental nunca había sido tan fácil.

ahorrar dinero salud dental

Consejos para ahorrar dinero y dolor teniendo una correcta prevención dental

En Clínica Dental Dr. Montané siempre nos hemos ocupado de que nuestros pacientes reciban la mejor atención y recomendaciones totalmente personalizadas. Es por este motivo que hoy nos gustaría daros una serie de consejos para ahorrar dinero y dolor teniendo una correcta prevención dental.

Lo primero es hacer un repaso de conciencia y decir que si se invierte tan sólo un poco de tiempo y dinero en una buena prevención dental es una inversión que nos ahorrará, con el paso del tiempo, tratamientos más caros y dolorosos. Procurar mantener la salud bucodental con visitas periódicas al dentista hará que se reduzcan considerablemente las posibilidades de tener problemas dentales futuros. Esto conllevará dos consecuencias muy beneficiosas: un ahorro económico y evitar dolores indeseados en dientes y encías.

Puntos para ahorrar dinero con una buena prevención dental

A continuación os apuntamos una serie de puntos para conseguir ese ahorro deseado:

Acudir al dentista dos veces al año

Acudir al dentista al menos 2 veces al año ya que estas visitas son un control seguro para evitar la aparición de problemas y si ya han aparecido el poder solucionarlos a tiempo. Con esta medida se consigue además de eludir el dolor de un tratamiento, el desembolso más costoso del mismo.

Tratamiento en casa

Practicar con regularidad y constancia un tratamiento personal en casa. Coger unos hábitos adecuados de mantenimiento para tu boca es uno de los mejores consejos que se pueden dar. Cepillarse los dientes con asiduidad, después de cada comida y hacer uso de la seda dental es una buena base para ese mantenimiento. Dándole la importancia que se merece a la línea de la encía, ya que es en ese lugar donde se inicia la infección periodontal.

Limpieza profesional

Otra solución aconsejable es la de hacerse una limpieza más en profundidad en una clínica dental. Es un complemento perfecto para conseguir unos dientes más limpios y sanos. La limpieza profesional refuerza el aspecto de la dentadura ya que con unas herramientas específicas para tales limpiezas los resultados llegan a ser de lo más satisfactorio.

Utilizar selladores dentales

Siguiendo con el tema de las comidas y las limpiezas posteriores te ofrecemos otra solución válida. Los selladores dentales, consistentes en un plástico que se coloca sobre las superficies masticatorias que son más susceptibles de infectarse, con esta simple acción se las protege del ataque de los ácidos de los alimentos y bebidas. Este tratamiento sencillo es uno de los más exitosos para la prevención de la caries.

Seguir una dieta sana

Procurar seguir una dieta sana y la ingesta de mucha agua también es de lo más beneficioso para tu salud general y bucodental. Prestarle una especial atención a las comidas y bebidas que contienen un exceso de azúcar. Tener una dieta equilibrada es la mejor idea para salvaguardar la salud de dientes y encías. Evitar un consumo alto de alcohol y de fumar también sería algo destacable ya que ambos factores son determinantes para provocar enfermedades periodontales y de pérdida de piezas dentales.

Evitar alimentos muy duros

También mencionar el no morder alimentos que sean muy duros o difíciles de morder porque con ello evitaremos la rotura de posibles empastes o de piezas dentales, con lo que el ahorro también sería evidente.

Preguntar a un especialista

Antes de iniciar un tratamiento tener claro el precio y lo que se te va a practicar. Siempre se debe estar seguro de lo que se le va a hacer, preguntar todas las dudas que se tengan al especialista. Evitar miedos y temores será lo mejor para poder estar tranquilo en el caso de tener que efectuar algún tipo de intervención.

En las citas con el dentista siempre preguntarle sobre las inquietudes que se tengan respecto a su salud dental. El asesoramiento del especialista es un punto clave para lograr el resultado deseado. Es deseable salir de la consulta teniéndolo todo claro para evitar confusiones. Por lo tanto aprovecha ese tiempo con el odontólogo para aclarar todas las cuestiones.

En Clínica Dental Dr. Montané nos gusta resaltar la importancia de tener unos buenos hábitos de higiene bucodental para conseguir prevenir infecciones y problemas. Cepillarse correctamente los dientes, enjuagarlos con un colutorio, hacer uso de la seda dental y lo más importante, acudir al dentista periódicamente, serán las claves para obtener una bonita y sana sonrisa.

esmalte sensibilidad dental

Por qué hay esmaltes de dientes más débiles que otros

En algunas ocasiones tenemos una extraña sensación en nuestros dientes de que estos están un poco más débiles de lo normal. Incluso que se tornan de una tonalidad más fina y que ya no tienen esa consistencia de antes. Para hablar de este fenómeno en Clínica Dental Dr. Montané, tu dentista en Terrassa, os damos algunas indicaciones sobre por qué hay esmaltes de dientes más débiles que otros.

Qué es el esmalte en dientes

El esmalte es la capa dura y protectora de los dientes y que los protege debajo de la dentina. Cuando ese esmalte se desgasta, la dentina queda totalmente expuesta a sufrir de dolores y sensibilidad dental.

Su principal función es proteger los dientes durante funciones como masticar, morder y triturar. También ayuda a proteger los dientes de las temperaturas potencialmente dañinas de los alimentos y las bebidas, y de los productos químicos dañinos.

El esmalte es una sustancia altamente mineralizada, compuesta principalmente de cristales de hidroxiapatita. Aunque es increíblemente fuerte, puede ser desgastado por la erosión ácida y la caries dental. A diferencia de otros tejidos en el cuerpo, el esmalte no puede regenerarse una vez que se ha dañado. Esto es porque las células que producen esmalte (los ameloblastos) no están presentes después de que el diente erupciona en la boca.

Amelogénesis imperfecta

Hay pacientes que tienen los dientes un poco más amarillos de lo normal e incluso pueden tenerlos manchados de un color marrón. Esto viene provocado por una alteración llamada amelogénesis imperfecta y que es la causante de un mal funcionamiento de las proteínas propias del esmalte.

Siguiendo con el tema de la genética, esta explica que dichos genes son los encargados de ordenar las instrucciones para que las proteínas del esmalte se compongan a modo de barrera defensiva. Pero puede suceder que sufran una alteración o mutación y evitan que el esmalte no se forme, dejando desprotegido e inconsistente al diente.

La amelogénesis imperfecta se transmite de padres a hijos. Eso significa que uno solamente necesita recibir el gen anormal de uno de los padres para adquirir la enfermedad. Las personas que se ven afectadas por esta anomalía tienen sus dientes de un color amarillo, marrón o incluso grises. Estos dientes tienen una mayor propensión a padecer cualquier tipo de caries y son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura. Considerar que esta enfermedad puede darse en una pieza o en todas.

Los dientes tienen una decoloración variable, de azul a gris y de amarillo a café, que aparece opalescente debido a la coloración anormal y defectuosa de la dentina brillante a través del esmalte traslúcido. Por la falta de soporte de la sub capa de dentina poco mineralizada, el esmalte frecuentemente se fractura de los dientes, causando desgaste y abrasión, la severidad de la decoloración y la fractura de esmalte en los tipos de amelogénesis imperfecta es altamente variable aun en la misma familia.

Al estar tan desprotegidos estos dientes, los pacientes ven cómo se sufre constantemente de caries y, aunque se realicen empastes, estos acaban cayéndose debido a la mala calidad del esmalte dental. El tratamiento depende de la gravedad del problema. Las coronas dentales completas mejorarán la apariencia de los dientes y los protegerán de daños. Consumir una alimentación que sea baja en azúcar y practicar muy buena higiene oral puede reducir la posibilidad de formación de caries.

Otras alteraciones posibles en los esmaltes

El esmalte dental puede ser afectado por otra serie de problemas o alteraciones además de la amelogénesis imperfecta. Aquí te menciono algunas de las más comunes:

  • Caries dental: La caries dental es una de las alteraciones más comunes del esmalte dental. Esta condición ocurre cuando las bacterias en la boca se alimentan de los azúcares y almidones de los alimentos que consumimos y producen ácidos que desgastan el esmalte dental.
  • Erosión dental: La erosión dental es la pérdida gradual del esmalte dental debido a la exposición al ácido. Este ácido puede provenir de bebidas y alimentos ácidos, pero también puede ser el resultado del reflujo gastroesofágico o del vómito frecuente, que pueden llevar ácido del estómago a la boca.
  • Abrasión dental: Esta es la pérdida de esmalte causada por el roce o frotamiento contra un objeto duro, como cuando se cepilla los dientes muy fuerte o se utiliza un cepillo de dientes de cerdas duras.
  • Bruxismo: El bruxismo es el hábito involuntario de rechinar o apretar los dientes, a menudo durante el sueño. Con el tiempo, este hábito puede desgastar el esmalte dental.
  • Hipomineralización del esmalte (HME): En algunos casos, el esmalte dental no se forma correctamente durante el desarrollo dental. Esto puede llevar a dientes con esmalte débil, delgado o rugoso.
  • Hipoplasia del esmalte: Se caracteriza por la deficiencia en la cantidad de esmalte, puede ser una condición genética o ser causada por factores ambientales durante el desarrollo del diente.
  • Fluorosis dental: Esta es una condición que puede ocurrir si una persona consume demasiado flúor mientras los dientes están en desarrollo (generalmente en la niñez). Puede resultar en manchas blancas o marrones en los dientes o en esmalte rugoso o abultado.

Tratamientos para tener un buen esmalte dental

Siempre se debe considerar que para un buen tratamiento hay que ser perseverante y no dejarlo a medio camino. Pero para este tipo de alteración no existen un tratamiento específico y que sea un 100% efectivo para los dientes débiles.

Se tendrán en cuenta otras posibilidades tales como que se depende de la zona afectada. Si se presenta en forma de pequeña mancha en un diente, es muy probable que se pueda tratar con éxito con un empaste o funda que si la amelogénesis afecta a una mayor extensión dental. Entonces, si llega el momento que el tratamiento no sea aceptado por el paciente, se deberá proceder a la extracción y sustituir esa pieza dental por un implante.

Medidas preventivas para cuidar el esmalte dental

La mejor manera de mantener un esmalte dental saludable es prevenir el daño en primer lugar. Aquí te dejo algunas medidas preventivas y tratamientos para tener un buen esmalte dental:

  • Higiene bucal: Mantén una buena higiene bucal cepillándote los dientes al menos dos veces al día y usando hilo dental diariamente. El uso de un enjuague bucal con flúor también puede ayudar a fortalecer el esmalte dental.
  • Dieta equilibrada: Una dieta equilibrada y baja en azúcar puede ayudar a prevenir la caries dental. El azúcar en los alimentos y bebidas puede alimentar a las bacterias en tu boca que producen ácido y descomponen tu esmalte.
  • Cepillos de dientes y técnicas adecuadas: Usa un cepillo de dientes de cerdas suaves y evita cepillarte los dientes con demasiada fuerza, ya que esto puede desgastar tu esmalte con el tiempo. La técnica de cepillado también es importante: asegúrate de cepillar suavemente con movimientos cortos y en un ángulo de 45 grados hacia la línea de la encía.
  • Visitas regulares al dentista: Es importante visitar al dentista regularmente para exámenes y limpiezas profesionales. Tu dentista también puede proporcionarte tratamientos de flúor para ayudar a fortalecer tu esmalte.
  • Flúor: El flúor es un mineral que puede ayudar a fortalecer el esmalte dental y prevenir las caries. Puedes obtener flúor de los tratamientos dentales, del agua potable (si tu agua local está fluorada), de los enjuagues bucales y de la pasta de dientes con flúor.
  • Sellar los dientes: Los selladores dentales son una capa protectora que se puede aplicar a las superficies de masticación de los dientes posteriores para prevenir la caries dental.
  • Evitar bebidas y alimentos ácidos: Las bebidas y alimentos ácidos pueden desgastar el esmalte dental con el tiempo. Si consumes estos alimentos o bebidas, trata de enjuagarte la boca con agua después para diluir el ácido.
  • Usar una férula de descarga si tienes bruxismo: Si rechinas o aprietas los dientes, tu dentista puede recomendarte una férula de descarga para proteger tus dientes mientras duermes.
  • No usar los dientes como herramientas: Evita usar tus dientes para abrir botellas, romper hilos, etc. Esto puede causar daño al esmalte dental.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a su disposición un amplio equipo de profesionales que le asesorarán en todo lo que precise en referencia a su salud bucodental. Especialistas ampliamente formados y preparados para solucionar todas sus dudas e inquietudes. Un servicio inmejorable que le ofrece una garantía total en todos nuestros tratamientos puestos a su entera disposición.

¿Por qué se debilitan los dientes?

El cuidado de los dientes es una cuestión importante que preocupa a todo el mundo. Tener una dentadura completamente sana es garantía de salud, algo que influirá positivamente en nuestro estado de ánimo. Ahora bien, en ocasiones el desgaste dentario o pérdida progresiva de las capas de esmalte afecta a nuestra salud global.

Posibles razones

Este desgaste no solo potenciará la vulnerabilidad de los dientes, exponiéndolos a infecciones y problemas serios, sino que afectará al estado habitual de las encías. Desde aquí vamos a mostrarte los motivos por los que suelen debilitarse los dientes para ponerle freno y dar con el remedio más efectivo:

  • Los desgastes fisiológicos se deben a una masticación inadecuada y ante esta situación poco podemos hacer. La mejor solución es acudir a dentistas profesionales para que podamos optar por el mejor tratamiento a base de aparatos correctores o cirugía. Normalmente este tipo de desgaste está relacionado con el movimiento que hacemos habitualmente sin ser conscientes de que rozamos los dientes entre sí o degastamos las coronas dentarias al mover la mandíbula de manera circular.
  • Ciertas razones de origen patológico pueden terminar con un debilitamiento dental importante. En este caso, el deterioro o desgaste de los dientes no se deben al proceso natural propio del envejecimiento, sino a una causa concreta que los provoca. El desgaste dental puede deberse a un constante roce entre las superficies dentales, lo que los dentistas llaman parafunción, que tiene lugar ante cualquier movimiento dental que no está justificado. Es el caso del bruxismo, una condición que consiste en rechinar o apretar los dientes cuando dormimos, movimientos que producen desgaste dental.
  • La abrasión dental guarda relación con el uso de sustancias que dañan la boca, lo que conlleva al desgaste progresivo de los dientes. Lo peor de todo es que esta situación no solo afecta al esmalte de los dientes, sino que consigue que las encías se retraigan cada vez más, haciendo que los dientes se debiliten. Dentro de estas sustancias destacan los reflujos gástricos o los ácidos que emitimos al vomitar, principalmente en el caso de los pacientes bulímicos. Estas sustancias junto a algunos tipos de medicamentos provocan que la dentadura dental se vaya debilitando, perdiendo así su fuerza y robustez. Para evitar esta situación es aconsejable prestar atención a las sustancias que consumimos, fijándonos en la composición y si es capaz de dañar nuestra dentadura.
  • El desgaste por fricción es otra causa común que puede debilitar nuestros dientes. Este tipo de desgaste tiene lugar cuando nos cepillamos los dientes con mucha fuerza. Frotar de esta manera tan vigorosa puede generar consecuencias serias como son: pérdida paulatina del esmalte, sensibilidad dental y retracción de encías. Para evitar estos resultados dañinos en nuestra dentadura, lo mejor es evitar frotar demasiado cada vez que nos lavamos los dientes y utilizar cepillos dentales que se distingan por su suavidad.

Es muy importante tomar nota de estos problemas y de las recomendaciones que vamos a nombrar a continuación para evitar tener un esmalte débil y provocar el envejecimiento prematuro de los dientes.

Recomendaciones para fortalecer tus piezas dentales

El cepillado inadecuado es la causa principal por la que se produce el desgaste dental por fricción. Por esa razón es muy importante que te informes sobre cómo cepillarse los dientes adecuadamente.

Además de la técnica a emplear, no olvides que debes hacerlo 2 veces al día como mínimo y adquirir productos de calidad (dentífrico, hilo dental, enjuague bucal y cepillo de dientes).

Si te lavas los dientes más de 4 o 5 veces al día, provocarás desgaste dental. Si para ti resulta complicarlo no hacerlo de esta manera como consecuencia de tu mal aliento, lo mejor es acudir a un especialista para tratar el problema de raíz.

Utiliza cepillos de cerdas medianas o suaves, pero nunca cepillos duros. Además, la cantidad correcta de crema dental que debes aplicar al cepillo es la mitad de las cerdas.

Asegúrate de comprar un dentífrico de calidad, pues algunos de ellos poseen múltiples productos químicos que resultan perjudiciales para tu dentadura. Si tienes alguna duda no tienes más que preguntarle a tu dentista.

Buenas prácticas

Ante el debilitamiento de las piezas dentales por causas naturales como consecuencia del paso del tiempo, no podemos hacer otra cosa que no sea buscar ayuda. El especialista analizará tu caso para buscar el mejor tratamiento con la intención de mejorar tu salud dental y además te proporcionará información muy valiosa sobre la manera correcta de masticar.

Ahora bien, en cuanto a los factores que no son naturales y dañan los dientes, sí es posible seguir algunas medidas efectivas que te llevarán a evitar que tu dentadura se vea debilitada. Esto es lo que no debes hacer y empezar a desterrar de tus hábitos diarios:

  • Haz lo posible para no morderte las uñas.
  • Quítate la mala costumbre de mordisquear lápices o bolígrafos.
  • No utilices los dientes para cortar hilos. Para hacerlo están las tijeras o, si no las tienes a mano, utiliza los dedos.
  • Los caramelos están diseñados para chuparlos, no para morderlos. Intenta recordarlo cada vez que disfrutes de uno.
  • Nunca utilices los dientes para quitar chapas de botellas o abrir latas.
alveolitis que es

¿Qué es la alveolitis? Síntomas, tipos y tratamientos

En el post de hoy vamos a dedicarle unas palabras a nuestra salud bucodental. Desde Clínica Dental Montané queremos poner a su disposición nuestra amplia experiencia en todo tipo de tratamientos y ayudarle a encontrar la solución que mejor se adapte a su situación. Por eso queremos detenernos en el tema de qué es la alveolitis dental y su tratamiento.

¿Qué es la alveolitis?

La alveolitis es una complicación postoperatoria que surge tras la extracción dental, quedando definida como una inflamación del alveolo. En el caso que esta inflamación sobrepase las paredes alveolares, estaríamos ante una osteítis localizada.

Generalmente se acepta que la mayor incidencia de alveolitis acontece tras la extracción de terceros molares retenidos, en los que la aparición de esta complicación se tasa en un 20-30 % de las extracciones, diez veces más que en el resto de extracciones dentales.

Tipos de alveolitis

Existen dos tipos de alveolitis:

  • Húmeda: El alveolo no se encuentra vacío, se observa un tejido sangrante y oscuro. También se suele producir de 48 a 72 hs después de la extracción dental y los síntomas son mucho dolor y mal aliento y sabor. Puede ser producida por algún cuerpo extraño en la herida como restos alimenticios.
  • Seca: Si uno observa el alveolo lo encuentra vacío, sin la formación del coágulo de sangre y se puede divisar el hueso. Comúnmente los síntomas son mal aliento (halitosis) y mal sabor en la boca, como también un dolor intenso de la zona.  Se suele presentar de 48 a 72 hs después de la extracción dental.

¿Cómo saber si tengo alveolitis?

La sintomatología de la alveolitis consiste en mucho dolor en la zona y en los alrededores donde se ha producido la extracción. Frecuentemente este dolor o molestia suele aparecer entre el primer y tercer día después de la exodoncia.

Para tratar de prevenirla habría que tener en cuenta una serie de factores que pueden ser originarios y provocadores de la alveolitis. Siendo los dos básicos una mala higiene bucal y el tabaquismo. Debido a esto es altamente recomendable que tras la extracción es de lo más importante mantener una higiene bucodental seguida y continuada en el tiempo.

Teniendo en mente que para comenzar a seguir ese consejo hay que esperar 24 horas para enjuagarnos la boca después de la intervención. Si el paciente es fumador habitual debe mentalizarse que fumar en las horas posteriores a la exodoncia aumenta considerablemente las posibilidades de padecer una alveolitis.

Tratamientos recomendados para esta afección dental

El tratamiento indicado para la alveolitis consiste en un antibiótico, como por ejemplo, poner un gel de clorhexidina para mantener la zona lo más desinfectada posible y un control en el dentista para limpieza del alveolo. Se recomienda además al paciente que mantenga una buena higiene en la herida.

La superficie ósea expuesta es colonizada por bacterias anaerobias y espiroquetas, y sufre una desvitalización parcial y superficial. Se cree que la pérdida del coágulo es la consecuencia de la excesiva fibrinólisis producida por factores bacterianos, salivares, o tisulares locales. Algunos factores como la extracción quirúrgica o traumática, en pacientes de un diente inferior, especialmente el tercer molar, fumadores, enfermos crónicos, o con enfermedades periodontales, pueden estar predispuestos a sufrir de alveolitis.

Recomendación de Clínica Dental Dr. Montané

Desde Clínica Dental Dr Montané queremos hacer un recordatorio que es de vital importancia el crear y mantener unos adecuados hábitos de higiene bucodental para la prevención de posibles enfermedades que pueden llegar a producir trastornos en nuestra vida diaria. Estos hábitos deben ser transmitidos y adquiridos en todos los miembros de la familia, desde los padres hasta los más pequeños de la casa.

Los beneficios de una buena salud dental son muchos y si logramos crear estas rutinas higiénicas serán un gran valor añadido para cada uno de nosotros. Tomarse esto como un hábito más en nuestra vida y no como una obligación.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a su disposición un amplio equipo de profesionales que le asesorarán en todo lo que precise en referencia a su salud bucodental. Especialistas ampliamente formados y preparados para solucionar todas sus dudas e inquietudes. Un servicio inmejorable que le ofrece una garantía total en todos nuestros tratamientos puestos a su entera disposición.

problemas morderse unas dientes

¿Qué consecuencias tiene morderse las uñas?

Unas manos bonitas dicen mucho de una persona, al igual que una impecable y radiante sonrisa. Pero para conseguir tener unas manos y una sonrisa cuidadas y estupendas se deberían de seguir unas adecuadas normas y conductas de higiene corporal y bucal. En Clínica Dental Dr. Montané queremos dedicarle este espacio a qué consecuencias tiene morderse las uñas.

Ansiedad, una de las principales causas de morderse las uñas

Morderse de las uñas suele tener su origen ya desde pequeños. Los motivos pueden ser variados, pero los principales serían el miedo o la ansiedad e incluso el aburrimiento. Al igual que morder el tapón de un bolígrafo o un lapicero. Con el paso de los años, muchos de esos malos hábitos se pueden corregir o simplemente son pasajeros. La mayoría de estudios llevados a cabo y los especialistas aseguran que una de las principales causas por las que un niño tiende a morderse las uñas es por ansiedad.

Se trata de una vía de escape que termina convirtiéndose en algo habitual y común. Estos cuadros de ansiedad en la mayoría de los casos se deben a la presión que rodea al niño a todos los niveles, y que es la culpable de que se produzcan cuadros de angustia y estrés que derivan en este acto.

Inconvenientes de morderse las uñas

De sobras se es consciente que mucha de la suciedad que va a parar a nuestro cuerpo tiene la tendencia de depositarse en las uñas. Esto provoca que al morderlas estamos metiendo inconscientemente en nuestra boca todo tipo de bacterias y hongos. En consecuencia, este acto tan “inocente” se puede convertir en algo sumamente nocivo para nuestro organismo.

Pero también pueden surgir otra serie de inconvenientes iguales o peores que los anteriormente mencionados. No debemos quedarnos tan sólo con la parte estética de las manos y las uñas. Con el paso del tiempo este acto deja de representar una verdadera vía de escape, y se convierte más en una manía. Es cierto que a causa de la estética y de lo mal que quedan unas uñas mordidas, muchas son las personas que al crecer abandonan este hábito. En su mayoría suelen ser las mujeres las que lo hacen, mientras que los hombres siguen manteniendo esta costumbre que no puede acarrear algún que otro problema.

Si se produce durante la edad infantil puede ser motivo de un mal crecimiento de los maxilares y consecuentemente tener que hacer uso de una ortodoncia para corregir ese defecto mientras el niño está en edad de crecimiento. Si no se remedia, las consecuencias para cuando el niño sea un adulto serán más problemáticas y más costosas.

Problemas cuando los adultos nos mordemos las uñas

En la edad adulta, los pacientes que presentan esta sintomatología pueden sufrir de diversos problemas como:

  • Desgaste de las piezas dentales.
  • Daños en el esmalte.
  • Úlceras en las encías.
  • Acortamiento de los dientes centrales.
  • Mala oclusión.
  • Dolores articulares en la mandíbula.
  • Dolores en la articulación temporomandibular.

Nuevos puntos de vista

Nuevos puntos de vista dentro de la odontología recomiendan complementar el tratamiento de los dientes con consultas psicológicas para llegar al origen del problema y modificar la mala conducta del paciente. La psicología moderna emplea la corriente conductista con excelentes resultados, pues esta centra su atención en el estudio del estímulo-respuesta. Es de vital importancia que el paciente sea consciente de su problema y adquiera nuevos hábitos y costumbre más saludables.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a su disposición un amplio equipo de profesionales que le asesorarán en todo lo que precise en referencia a su salud bucodental. Especialistas ampliamente formados y preparados para solucionar todas sus dudas e inquietudes. Un servicio inmejorable que le ofrece una garantía total en todos nuestros tratamientos puestos a su entera disposición.

inhaladores salud dientes caries

Cómo prevenir el aumento de caries por el uso de inhaladores

Cuando llega la primavera ésta viene asociada irremediablemente a algunas patologías un poco molestas y entre ellas la estrella: las alergias. Las personas propensas a este inconveniente necesitan hacer uso de inhaladores para poder descongestionarse y respirar de una manera normal. En Clínica Dental Dr. Montané queremos dedicarle hoy este espacio a cómo prevenir el aumento de caries por el uso de inhaladores.

Cómo prevenir el aumento de caries por el uso de inhaladores

Es muy importante saber qué tipo de medicamentos tomamos y sus alcances en cuanto a efectos secundarios que puedan provocar, ya que a nivel oral pueden perjudicar la salud de los dientes, por ello se debe tener precaución al respecto, aconsejan los especialistas y uno de los casos de referencia son los inhaladores para asmáticos.

Es verdad que los inhaladores ayudan a los alérgicos a mantener una vida más normal y aportan un respiro a sus maltrechas respiraciones pero claro, también nos encontramos con algunos inconvenientes. Si no se usan estos aparatos de la manera adecuada pueden provocar una serie de consecuencias negativas para la salud bucodental de los pacientes.

Los dentistas vienen advirtiendo desde hace unos cuantos años el incremento del número y tipos de caries no sólo por una deficiente higiene bucal sino también en personas que deben usar aerosoles para tratar patologías respiratorias. Existe una relación causa- efecto en este hecho porque el inhalador provoca efectos secundarios como la reducción progresiva de la segregación en la saliva y, en consecuencia se reduce la protección que ésta nos ofrece. Además de que los ácidos pueden atacar más fácilmente a las piezas dentales.

Efectos en nuestra salud bucodental por el uso de medicamentos

Hay también algunos antibióticos que podrían afectar negativamente a la salud oral, ya que pueden causar candidiasis oral, lo que resulta en la aparición de manchas blancas en la boca, así como el uso excesivo de enjuagues bucales también puede causar esta patología, por ello se deberá tener muy en cuenta su uso, llevando a cabo siempre un control profesional. Por todas estas razones, los especialistas recomiendan que después de cada inhalación se debería limpiar los dientes y en el caso que eso no fuera posible enjuagarse la boca con abundante agua.

No debemos olvidar la limpieza de la lengua ya que este músculo es receptor de bacterias que se deben eliminar con un suave cepillado. No hay que presionar excesivamente porque se puede llegar a dañar el tejido lingual. Estas bacterias se suelen depositar en la parte posterior de la lengua y pueden llegar a provocar mal aliento. La utilización de productos adecuados con acciones específicas nos ayudará a tratar nuestra boca de la forma más correcta y eficaz para mantener la salud de dientes y encías.

Cuando acudimos a nuestro dentista hay una pregunta importante que debemos contestar de la forma más completa posible. A veces pensamos en la boca como algo aislado del resto del cuerpo y que las medicinas que tomamos para una condición concreta no tienen ningún efecto sobre nuestra salud bucodental. Pero no es así. La toma frecuente de ciertos medicamentos puede afectar a nuestra boca, debilitando sus defensas, alterando el sentido del gusto e incluso provocando problemas graves.

Una sonrisa bonita es una sonrisa sana. Para poder lucir una sonrisa repleta de confianza y seguridad debemos mantener una correcta y adecuada higiene bucal y estar a gusto con nuestra estética dental. Es una realidad que, en los últimos años, se ha producido un aumento considerable del interés de las personas por lograr una hermosa y cuidada dentadura. Las técnicas que se ofrecen tales como los blanqueamientos o las carillas han contribuido notablemente a ello. Aparte de que estos tratamientos son efectivos no podemos dejar de lado que son mucho más asequibles económicamente hablando.

Confiamos que estos consejos te sean de utilidad y como siempre decir que en Clínica Dental Dr. Montané podrás hallar respuesta a todas tus dudas e inquietudes sobre cualquier tema dental que os puedan surgir. Te aportamos la seguridad y la confianza de un gran equipo profesional que pone a su alcance los métodos más indicados y personalizados.

como prevenir halitosis

Tratamiento para el mal aliento ¿por qué tengo halitosis?

Tener una bonita sonrisa y disfrutar de una correcta higiene bucodental no debería ser un impedimento para nadie. Con dedicarle unos minutos al día es más que suficiente. Seguir unas sencillas pautas hará que dispongamos de una mejor salud y hará que nos sintamos estupendamente. Todo esto está muy bien, pero si surgen algunas complicaciones hay que saber atajarlas a tiempo para que no se conviertan en un problema. Hoy queremos hablar de una de esas situaciones complicadas que es padecer de halitosis o también más conocido como mal aliento.

¿Por qué tengo halitosis o mal aliento?

La halitosis o mal aliento puede ser causada por varias razones. Aquí te menciono algunas de las más comunes:

  1. Higiene bucal deficiente: Si no te lavas los dientes ni usas hilo dental regularmente, las partículas de alimentos pueden permanecer en tu boca, lo que provoca mal olor. Además, la placa bacteriana que se forma en los dientes puede producir un olor desagradable. Las bacterias también pueden cubrir la lengua, por lo que asegurarte de limpiarla también puede ayudar a controlar el mal aliento.
  2. Alimentos y bebidas: Algunos alimentos y bebidas, como el ajo, la cebolla, ciertas especias, el café y el alcohol, pueden causar mal aliento. Después de que se digieren estos alimentos, sus componentes de olor son llevados en el torrente sanguíneo hasta los pulmones, donde se expulsan en la respiración.
  3. Tabaco: Fumar o masticar tabaco pueden dejar productos químicos que permanecen en la boca y pueden causar mal aliento.
  4. Problemas de salud: Afecciones como la infección sinusal, la enfermedad periodontal, la diabetes, la enfermedad del hígado, la enfermedad del riñón, las infecciones del tracto respiratorio o el reflujo gastroesofágico (ERGE) pueden contribuir al mal aliento.
  5. Boca seca (xerostomía): La saliva ayuda a limpiar y humectar la boca, y cuando el cuerpo no produce suficiente, puede desarrollarse la halitosis.
  6. Medicamentos: Algunos medicamentos pueden indirectamente producir mal aliento al contribuir a la sequedad de la boca. Otros pueden ser descompuestos en el cuerpo y liberar químicos que pueden llevarse en la respiración.

¿Qué se debe hacer para solucionar el mal aliento?

A día de hoy existen algunos tratamientos para el mal aliento y en Clínica Dental Dr. Montané queremos ponértelos en conocimiento para estar prevenido. La pregunta es si últimamente has notado un mal sabor en la boca o la gente de tu alrededor te han comentado que tu aliento no es todo lo fresco que debiera ser. Si es así no hay que sentir vergüenza alguna y ponerse manos a la obra para cortar de raíz este problema.

Acudir al especialista es una de las primeras opciones que deberías considerar ya que él se encargará de detectar las posibles causas que lo provocan y a solucionar el problema. Además te dará los consejos adecuados para evitar, en lo posible, que esto se pueda volver a repetir.

Las causas son variadas tales como: ingerir alimentos fuertes de sabor o muy condimentados, pero que si se va ese olor o mal aliento al lavar los dientes entonces debe ser considerado como algo puntual. Pero si la situación se prolonga en el tiempo hay que dejarse asesorar y seguir las pautas marcadas por el dentista.

Cuidar de lo que comemos y tener una buena salud bucodental debería ser más que suficiente pero hay que estar prevenido si salen algunos inconvenientes. Otros motivos del mal aliento es el tabaco, padecer de una enfermedad periodontal o tener una pésima higiene dental. Son razones lógicas todas ellas y es por eso, que al ser tan lógicas, muchas veces las olvidamos y eso es un gran error.

Si llevamos una correcta higiene bucodental correremos un menor riesgo de padecer de placa dental pero si con esto no es suficiente, se puede complicar en forma de complejidad bacteriana tanto de forma cualitativa como cuantitativa. Una posible acumulación de bacterias en la boca pueden ser las causantes de la caries dental, una periodontitis, una infección periimplantaria, estomatitis o gingivitis.

Sabremos si tenemos problemas cuando notemos que nuestras encías están inflamadas, enrojecidas o que sangran espontáneamente. Si es así hay que acudir al dentista inmediatamente para que ponga remedio y pueda restaurar la salud de las encías.

Intentar enmascarar el mal aliento con chicles puede ser una medida temporal siempre que ese mal olor esté provocado por una comida fuerte que hayamos ingerido. El hecho de masticar el chicle puede ayudar a refrescar el aliento y evitar que los restos de comida se queden depositados en los dientes y podrían provocar el mal aliento al descomponerse en ellos. Pero si la halitosis persiste con unos chicles no será suficiente.

La voluntad del paciente es fundamental

Tratamientos para el mal aliento hay, sólo que, como en todos los tratamientos, la voluntad del paciente es fundamental para lograr el éxito. Una limpieza dental profesional puede eliminar la placa dental que provocaba el mal olor. Pero para la halitosis es básico conocer el origen para lograr dar con el tratamiento más efectivo y duradero. Gracias a los especialistas se puede conocer a fondo la base de los problemas y atajarlos desde el primer momento.

Desde Clínica Dental Montané queremos hacer un recordatorio que es de vital importancia el crear y mantener unos adecuados hábitos de higiene bucodental para ña prevención de posibles enfermedades que pueden llegar a producir trastornos en nuestra vida diaria. Estos hábitos deben ser transmitidos y adquiridos en todos los miembros de la familia, desde los padres hasta los más pequeños de la casa. Los beneficios de una buena salud dental son muchos y si logramos crear estas rutinas higiénicas serán un gran valor añadido para cada uno de nosotros. Tomarse esto como un hábito más en nuestra vida y no como una obligación.

extraccion terceros molares

¿Por qué es recomendable la extracción de los terceros molares o cordales?

En Clínica Dental Dr Montané hoy queremos hacer especial hincapié en una de las preguntas más habituales que se suele hacer a un odontólogo y se trata del porqué es recomendable la extracción de los terceros molares o cordales.

¿Qué son los terceros molares?

Los terceros molares o también llamadas muelas del juicio erupcionan normalmente entre los 17 y 25 años. Se tratan de los molares ubicados detrás del segundo molar y que a la mayoría de las personas les suele aparecer 4 piezas pero a otras no.

Frecuentemente las muelas del juicio pueden ser causa de problemas dentales debido a la falta de espacio o a una mala posición. Es una pieza que en muchas ocasiones tiene una forma irregular y que cuando su formación tarda más de lo habitual no logra su máxima erupción y provocando con ello complicaciones. Cuando esto sucede es muy recomendable extraerlos para evitar un daño permanente a los otros dientes.

¿Por qué se aconseja extraer los terceros molares o cordales?

La explicación a esta “malformación” la podemos encontrar en la propia evolución filogenética del ser humano. Con el paso de las generaciones el tamaño de los maxilares ha ido disminuyendo pero no al mismo tiempo que las piezas dentales por lo que las muelas del juicio, al ser las últimas en salir no tienen el espacio suficiente para alojarse sin problemas. Este hecho evolutivo tiene su razón de ser debido a una progresiva menor necesidad de tener una gran potencia masticatoria que, con el paso de los años, ha ido disminuyendo.

Pueden ser motivo de traumas en encías

Debido a la carencia de espacio, los terceros molares son propensos a erupcionar de una manera errónea. Estas muelas con el tiempo pueden ser motivo de traumas en las encías y dar lugar a ulceraciones traumáticas bastante dolorosas. Aparte que es poco espacio para emerger y eso puede traer consecuencias a la hora de ingerir alimentos ya que éstos y los microorganismos pueden ser portadores de un proceso inflamatorio o pericoronaritis.

Consecuencias de mantener los terceros molares

Esta situación puede llegar a restringir la apertura bucal parcial o totalmente e ir acompañado, en ocasiones, de fiebre y malestar general. Añadiendo además que puede producirse caries en la parte posterior de los segundos molares que son muy difíciles de restaurar.

En los pacientes que padecen de esta erupción incorrecta de sus muelas existe una queja general debido a que los dientes de la arcada cambian su posición, creando con ello una mala oclusión. Esto se produce cuando la dirección del tercer molar va hacia el segundo y provocando fuerza sobre el canino, obligando a éste a que salga del arco creando una deformación y una insatisfacción del paciente con su estética dental.

Debido a esto los odontólogos recomiendan la extracción de los terceros molares antes de pasar por un tratamiento de ortodoncia para evitar posibles movimientos dentales.

Consecuencias de las extracciones de los molares

Mientras que la mayoría de las extracciones de dichas muelas no conllevan casi dolor ni complicaciones, las situaciones más difíciles pueden llegar a provocar algunas consecuencias de mayor o menor importancia:

  • Dolor o incomodidad: Es normal sentir dolor después de una extracción de la muela del juicio y que suele desaparecer horas después. Si el dolor persiste hay que acudir al especialista para que nos recomiende un tratamiento a seguir.
  • Sangrado: Después de una cirugía oral es algo común. Si es un sangrado excesivo hay que consultar al odontólogo.
  • Hinchazón: Después de una extracción de la muela del juicio es otra de las complicaciones más comunes. Se suelen hinchar los alrededores de la boca y los lados de la cara. Si persiste se le puede aplicar compresas frías. Desaparece pasados 3 o 4 días.
  • Náuseas y vómitos: Si se tuvo que usar anestesia general para la intervención es algo normal.
  • Mantener la higiene oral: Se debe tener un especial cuidado en la higiene bucal tanto antes como después de la intervención.
  • Infección: Si surge se debe seguir un tratamiento de antibióticos.
  • Rigidez en la mandíbula: Puede ser debida a que si durante la intervención estuvieron abiertas por un largo período. Suele desaparecer en un par de días.
  • Labios secos y agrietados: Aplicarse vaselina o cremas hidratantes lo mejorará.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a su disposición un amplio equipo de profesionales que le asesorarán en todo lo que precise en referencia a su salud bucodental. Especialistas ampliamente formados y preparados para solucionar todas sus dudas e inquietudes. Un servicio inmejorable que le ofrece una garantía total en todos nuestros tratamientos puestos a su entera disposición.

higienista dental

¿Quién es el higienista dental?

En el post de hoy en Clínica Dental Dr. Montané os queremos hablar de una figura importante dentro del equipo profesional de cualquier clínica dental: El higienista. Cuando se acude al dentista antes de visitar al especialista es al higienista al que se ve primero, la razón es obvia, ya que este profesional es el encargado de practicar la limpieza dental y de dar los consejos adecuados para mejorar la higiene oral entre otras sugerencias convenientes.

Qué figura tiene el higienista dental

El higienista dental es un profesional oral licenciado que asiste al doctor, realizan limpiezas completas, revisan los dientes para buscar posibles caries y encías, descartar enfermedades periodontales y enseñar al paciente a mantener una correcta salud bucodental.

En los últimos años, el higienista dental se ha convertido en un miembro habitual y muchas veces imprescindible dentro de nuestras consultas odontológicas. El higienista dental es un auxiliar que asiste al odontólogo en ciertas funciones delegadas, las cuales tienen una posibilidad mínima de producir efectos adversos. Los higienistas dentales colaboran también en estudios epidemiológicos y pueden asimismo, realizar determinadas funciones técnico-asistenciales como ayudantes y colaboradores de los facultativos médicos y odontólogos.

Principales funciones de un higienista dental

Dentro de las labores del higienista se encuentran algunas como:

  • Aplicar fluoruros tópicos en sus distintas formas
  • Practicar radiografías dentales
  • Administrar alguna de las anestesias
  • Colocar selladores de fisuras con técnicas no invasivas
  • Eliminar cálculos y tinciones dentales y realizar pulidos.
  • Examinar cabeza, cuello y boca en busca de problemas de salud
  • Enseñar a los pacientes cómo realizarse una buena higiene bucodental
  • Realizar limpiezas dentales y enseñar a los pacientes a usar el hilo dental
  • Completar el historial dental de cada paciente

Los higienistas dentales desarrollarán las funciones señaladas como ayudantes y colaboradores de los facultativos médicos y odontólogos, excluyendo de sus funciones la prescripción de prótesis o tratamientos, la dosificación de medicamentos, la extensión de recetas, la aplicación de anestésicos y la realización de procedimientos operatorios o restauradores. En cuanto a la práctica cotidiana de una clínica de Periodoncia en exclusiva, la labor de los higienistas es fundamental teniendo en cuenta que el control de placa es un punto clave en el éxito de los tratamientos periodontales, por lo que su tarea de motivación y enseñanza de las distintas técnicas de control de placa de forma individualizada es indispensable.

Importancia de los higienistas bucales

Los exámenes en busca de caries, cáncer oral y enfermedades periodontales son una de las prácticas más importantes que realizan estos profesionales. Un apunte a tener en cuenta y destacar es que otros síntomas de enfermedades como ataques al corazón o la diabetes se pueden observar por la boca. En el caso de que el higienista dental detectase alguna cosa fuera de lo normal le podría remitir al especialista más adecuado para su caso.

Objetivo de una buena higiene bucal

El objetivo de una buena higiene bucal es eliminar el biofilm oral y sus efectos nocivos sobre dientes y encías. Las principales pautas que se deben seguir son:

  1. Utilizar reveladores de placa. Éstos hacen que el biofilm oral sea más visible y, por tanto, facilitan el cepillado.
  2. Limpiar los dientes a diario. El cepillado de los dientes se realiza para eliminar los restos que quedan en la boca tras las comidas, pero sobre todo para deshacerse de la placa dental bacteriana.  Debe realizarse al menos tres veces al día y puede requerir entre tres y cuatro minutos.
  3. Acudir regularmente al dentista. Es aconsejable visitar al dentista para que realice una revisión de la boca por lo menos 1-2 veces al año, así como una limpieza profesional.

Es necesario utilizar una correcta técnica de cepillado. Existen varias técnicas de cepillado, pero no hay una no existe una técnica de cepillado que sea adecuada para todos las personas, ya que ésta viene determinada por morfología de la dentición, destreza manual del paciente, etc. La técnica de cepillado recomendada es aquella que permite la eliminación del biofilm oral de una forma cómoda, en un tiempo adecuado y sin causar ningún tipo de lesión en los tejidos.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a su disposición un amplio equipo de profesionales que le asesorarán en todo lo que precise en referencia a su salud bucodental. Especialistas ampliamente formados y preparados para solucionar todas sus dudas e inquietudes. Un servicio inmejorable que le ofrece una garantía total en todos nuestros tratamientos puestos a su entera disposición.

limpiarse dientes

Cómo lavarse los dientes correctamente

Éste es uno de los temas que más nos preguntamos a la hora de tener que hacer esta tarea. Saber si lo estaremos haciendo bien o por el contrario no lo hacemos de una forma efectiva que nos deje nuestra boca y dientes en un perfecto estado de limpieza. En Clínica Dental Dr. Montané vamos a daros los consejos más indicados para que podáis realizar esta labor adecuadamente y conseguir una correcta higiene bucal.

Lavarse los dientes correctamente no sólo sirve para tener unos dientes más blancos y un aliento más fresco sino que es importante para nuestra salud en general. Una higiene bucal adecuada nos aportará una mejor calidad de vida.

Consejos para lavarse los dientes

  1. Elegir el cepillo adecuado: Deberías elegir un cepillo de dientes de buena calidad que tenga cerdas suaves. Esto te permitirá limpiar tus dientes eficazmente sin dañar tus encías.
  2. Usar la cantidad correcta de pasta de dientes: La cantidad de pasta de dientes que debes usar varía con la edad. Los adultos y los niños mayores de 3 años deberían usar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante. Los niños menores de 3 años deberían usar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un grano de arroz.
  3. Cepillarse adecuadamente: Coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados hacia la línea de las encías. Mueve el cepillo hacia adelante y hacia atrás suavemente en movimientos cortos. Cepilla todas las superficies de los dientes: la parte externa, la parte interna y las superficies de masticación. Para limpiar la parte interna de los dientes frontales, inclina el cepillo verticalmente y haz varios movimientos de arriba abajo.
  4. Cepillarse durante el tiempo adecuado: Deberías cepillarte los dientes durante al menos 2 minutos. Esto asegura que todas las áreas de la boca se limpien adecuadamente.
  5. No olvidar la lengua: La lengua también puede albergar bacterias, así que asegúrate de cepillarla suavemente para eliminar cualquier bacteria o residuo.
  6. Usar hilo dental: El hilo dental puede llegar a las zonas entre los dientes que el cepillo no puede alcanzar. Usa hilo dental al menos una vez al día para eliminar la placa y los restos de comida entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías.
  7. Enjuagarse: Enjuágate la boca con agua o con un enjuague bucal adecuado después de cepillarte los dientes y usar el hilo dental.
  8. Reemplazar el cepillo de dientes regularmente: Los cepillos de dientes se desgastan con el tiempo y deben ser reemplazados cada tres o cuatro meses, o antes si las cerdas están desgastadas o deshilachadas.

Técnicas para un buen cepillado de los dientes

Es de vital importancia que desde muy pequeños adaptemos la rutina de cepillarnos los dientes correctamente y todas las veces que sean necesarias. Si hacemos esto lograremos que, una vez adultos, notemos las ventajas de esta acción. Asimilar cómo lavarse los dientes es fácil si se usan unas pautas determinadas pero hoy vamos a intentar refrescaros la memoria porque nunca está de más.

Existen diversas técnicas de cepillado. Según el tipo de dentadura que tengamos así tendremos que ajustarnos a la técnica más adecuada. La recomendada sería aquella que permite la eliminación del biofilm oral de una manera cómoda, en un tiempo adecuado y sin provocar lesión alguna en los tejidos bucales. Usar un buen cepillo de dientes con cerdas de nailon suaves que eliminarán la placa dental y los restos de comida sin irritar las encías o desgastar el esmalte dental. Este cepillo debe de ser totalmente ergonómico y adaptable a tu mano y disponer de un cabezal adecuado de tamaño para llegar a toda la cavidad bucal. El cepillo se tiene que cambiar trimestralmente o según el desgaste de sus filamentos. Uno que esté desgastado no eliminará adecuadamente el biofilm oral y puede provocar daños en las encías.

Los cepillos eléctricos son una excelente opción si te cuesta un poco más el manejo manual. Cabe recordar que éste ya tiene movimiento y que debemos ir cambiando de superficie lentamente y para un óptimo resultado tratar de imitar un cepillado tradicional si el cabezal lo permite.

La técnica Bass para un buen cepillado

La técnica que os aconsejamos desde Clínica Dental Montané es la Técnica de Bass. Esta modalidad elimina las bacterias que se encuentran en el margen gingival y que son las que provocan las enfermedades de las encías. Consiste básicamente en inclinar el cepillo 45º grados entre el diente y la encía, a modo que los filamentos contacten con el margen encía-diente y abarquen una superficie de dos o tres dientes. Es aconsejable realizar movimientos pequeños circulares o vibrantes con el mango, sin presionar y que los filamentos puedan llegar a desplazarse de su posición en la encía. En los dientes anteriores, los de la parte lingual, hay que hacer lo mismo pero con el cepillo colocado de forma vertical.

Limpieza de espacios interproximales

Una vez acabado el cepillado dental se debe efectuar una limpieza de los espacios interproximales, ya que al ser zonas de más difícil acceso, hay que tener un especial cuidado. Complementar esta limpieza con hilo o seda dental, cepillos interproximales o de algún colutorio bucal nos ayudan a mejorar nuestros resultados.

¿Lavarse la lengua?

No debemos olvidar la limpieza de la lengua ya que este músculo es receptor de bacterias que se deben eliminar con un suave cepillado. No hay que presionar excesivamente porque se puede llegar a dañar el tejido lingual. Estas bacterias se suelen depositar en la parte posterior de la lengua y pueden llegar a provocar mal aliento. La utilización de productos adecuados con acciones específicas nos ayudarán a tratar nuestra boca de la forma más correcta y eficaz para mantener la salud de dientes y encías.

Es importante enjuagar bien el cepillo de dientes. Una vez acabada la limpieza deberemos cogerlo y colocarlo bajo un chorro de agua durante algunos segundos para eliminar posibles restos de bacterias que se hayan podido quedar y que podrían volver a tu boca la próxima vez que lo usases.

Resumiendo, realizar una completa y adecuada higiene bucal, unida a una buena técnica de cepillado, nos garantiza la eliminación del biofilm oral principal causante de enfermedades como la caries, la gingivitis o la periodontitis.

¿Cuándo es mejor lavarse los dientes?

Adquirir el hábito de cepillarse los dientes es una de las mejores costumbres que se pueden adoptar desde la infancia. Ya no sólo por conseguir tener una sonrisa impecable y espectacular, sino lograr una salud bucodental perfecta.

Aparte de dejar de lado la caries, el cepillarse los dientes e higienizar nuestra boca es algo muy importante para no olvidar. El motivo es el siguiente: por la noche la producción de saliva es menos abundante y es cuando estamos más expuestos al ataque de las bacterias. Es por esta razón de peso que al lavarnos los dientes antes de ir a dormir retiramos con el cepillo los restos de comida que puedan haber quedado en nuestros dientes.

El grado de pH de la saliva es básico para esquivar el efecto de toda invasión sobre el esmalte de las piezas dentales y la posterior fragilidad de las mismas por los ataques de las bacterias, sin olvidarnos de la aparición de las temidas infecciones, muy dolorosas y molestas en algunos casos.

Cepillarse los dientes para evitar las bacterias

Aunque parezca increíble, en nuestra boca se pueden localizar hasta una tipología de 600 bacterias. No hay que asustarse, para nada, es conveniente saber que muchas son beneficiosas para la actividad bucal y otras no lo son tanto. Es por esta causa que dichas bacterias deben estar controladas y eliminadas las más dañinas por el cepillado dental en colaboración con la saliva y la lengua.

Una de las bacterias más peligrosas es la conocida como Streptoccocus Muttans que se alimenta de los productos que consumimos tales como la fructosa, el almidón, la glucosa y los hidratos de carbono.

Eliminar las placas de bacterias de nuestros dientes es posible si se mantienen unas premisas de higiene. Cepillarse los dientes un par de veces al día es el mejor de los consejos que se pueden dar. Incluso después de los cepillados pueden quedar bacterias por lo que controlar este tema es fundamental para prevenir nuestra salud bucodental.

Consecuencias de no cepillarse los dientes por la noche

Hasta ahora hemos visto lo que sucede en nuestra boca si no cepillamos nuestros dientes de una manera adecuada. Aparte, otra de las consecuencias que se pueden derivar al no hacerlo, es padecer de mal aliento debido a no quitar esas bacterias de la boca.

La halitosis es una desagradable consecuencia de una mala higiene y puede crear muchos problemas posteriores al paciente. Puede parecer una exageración pero si se piensa detenidamente no lo es tanto. La aparición del mal aliento o halitosis puede generar un rechazo de la gente que rodea a la persona que la padece. Si se tienen sospechas de sufrir de mal aliento se debe acudir sin demora al especialista y encontrar las posibles soluciones.

Cepillarse los dientes después de cenar o antes de irte a dormir

Es una de las preguntas más recurrentes en Clínica Dental Dr. Montané, entre la cena y el momento de irse a dormir se espacia en un par de horas aproximadamente. Cepillarse los dientes después de cenar es la recomendación más extendida y así favorece la eliminación de las bacterias.

Para dar unas pistas, se podría comentar que si la cena está compuesta por alimentos que contienen ácidos, es decir, vinagre, tomate o cítricos, hay que esperarse alrededor de una hora para que el pH de la boca recupere su normalidad.

Como en todos los consejos que solemos dar, una buena higiene bucodental y unos hábitos de salud adecuados son la mejor recomendación que podemos sugerir. Nunca está de más el seguir unas pautas y costumbres, coger un ritmo y con ello no se nos pasará.

Un despiste lo puede tener cualquiera y también puede suceder que nos olvidemos de cepillar los dientes una noche. Si eso pasara, al día siguiente, una vez despierto, se puede lavar los dientes a fondo, usar el hilo dental y enjuagarse la boca con el tónico bucal que se tenga.

Para cualquier duda en referencia a éste u otro cualquier tema sobre salud e higiene bucodental puede acudir a un gran equipo humano y profesional como el de Clínica Dental Dr. Montané. Estaremos encantados de solucionar todas vuestras preguntas y atender vuestras sugerencias.

beneficios sonrisa bonita

Beneficios de una bonita sonrisa

En el blog de hoy os vamos a hablar de los beneficios que produce el sonreír y tener una bonita sonrisa. Investigaciones han demostrado que reír y sonreír aportan un amplio abanico de beneficios para nuestra salud. En Clínica Dental Dr. Montané nos preocupamos por tu salud y bienestar y es por este motivo que os recomendamos leer este interesante post.

Sonríe. Todos son ventajas

Sonreír tiene más ventajas de las que podemos imaginar. Rejuvenece, oxigena, limpia, elimina el estrés y mejora nuestras relaciones con los que nos rodean. Provocan un efecto muy positivo en todas las áreas de nuestra vida. Una sonrisa nos hace ver y sentir fenomenal. Cuando reímos y sonreímos comienzan a producirse unos cambios de tipo fisiológico en el cuerpo y que no seamos, la mayoría de las veces, conscientes de que esto suceda. Al sonreír, nuestro cuerpo libera endorfinas y serotoninas al torrente sanguíneo, reduciendo con ello los dolores y mejorando el sistema inmunológico y nuestras defensas, además de ser capaz de reducir el colesterol en sangre.

Fingir la risa o una sonrisa también funciona, ya que el cerebro no es capaz de distinguir entre lo que es falso o verdadero e interpreta la posición de los músculos faciales de la misma manera. Es decir, mientras más se estimula al cerebro para liberar esta sustancia química más nos sentimos relajados y contentos.

La risa es un eficaz ejercicio y sencillo de realizar. Una sonrisa llega a poner alrededor de 400 músculos que incluyen algunos del estómago. Estudios recientes exponen que 20 segundos de risa continuada podrían equivaler a 3 minutos de ejercicio físico. Una carcajada ayuda a liberar nuestras emociones, todo se ve mejor después de una buena sesión de risas. Sonreír nos ayuda a integrarnos con los demás tanto en nuestra vida cotidiana como la laboral.

Reír también proporciona beneficios a nuestra piel. Al sonreír entra el doble de aire en los pulmones lo que ayuda a que la sangre se oxigene mejor y de rebote hacer que la piel luzca mucho más tersa y joven. No hay mejor manera de comenzar el día que con una buena sonrisa ya que nos predispone a enfrentar las situaciones con una actitud positiva.

Una buena higiene bucal para una bonita sonrisa

Una sonrisa bonita es una sonrisa sana. Para poder lucir una sonrisa repleta de confianza y seguridad debemos mantener una correcta y adecuada higiene bucal y estar a gusto con nuestra estética dental. Es una realidad que, en los últimos años, se ha producido un aumento considerable del interés de las personas por lograr una hermosa y cuidada dentadura. Las técnicas que se ofrecen tales como los blanqueamientos o las carillas han contribuido notablemente a ello. Aparte de que estos tratamientos son efectivos no podemos dejar de lado que son mucho más asequibles económicamente hablando. En Clínica Dental Montané os ofrecemos nuestro servicio y asesoramiento para que puedas lucir tu mejor sonrisa todos los días del año.

Por último aquí os dejamos una serie de consejos muy útiles para mejorar vuestra sonrisa:

  • Pasar más tiempo con la familia y los amigos y rodearnos de gente altamente positiva nos dará un mayor grado de confianza en nosotros mismos y nos ayudará a ser más eficaces tanto en el trabajo como en la rutina diaria.
  • Buscar cosas o aficiones que nos hagan sonreír. Si hacemos actividades que nos llenen de alegría eso provocará un estado de felicidad y tranquilidad que después reflejaremos con los demás y con nosotros mismos.
  • Tratar, en la medida de lo posible, sonreír y reír con mayor frecuencia. Aprender a reírnos de nosotros mismos, de nuestros defectos y saber sacarle el mayor provecho posible.
  • Un consejo que os damos es que habría que procurar que cuando nos sentemos delante del televisor o ir al cine, veamos cosas divertidas y que nos dejen con un buen sabor de boca. Eso facilitará que nos sintamos mejor y seamos capaces de ver lo que nos rodea de una manera más feliz y atractiva.
  • Realizar algún acto que nos haga sentir bien, como por ejemplo, ayudar a un colectivo, hacerse voluntario, brindar algunas horas de nuestro tiempo a intentar hacer felices a los que lo necesitan porque sus circunstancias no son fáciles.
  • Si tenéis niños pequeños en casa eso también puede ser un motivo para sonreír porque ¿qué puede ser mejor que la sonrisa de un niño?
cepillo de dientes

¿Cómo saber cuál es el cepillo dental más adecuado?

Aunque parezca algo sencillo y banal ya que es parte de nuestra vida cotidiana, la elección del cepillo de dientes es muy importante. Una buena higiene dental es imprescindible, de lo contrario podríamos tener problemas de salud, perder algunas piezas dentales o sufrir incomodidades como la halitosis o el mal aliento. En la actualidad, encontramos en el mercado una amplia variedad de formas, tamaños y modelos y a veces nos cuesta decidir qué tipo de cepillo dental es el más adecuado.

Desde Clínica Dental Dr. Montané hoy vamos a intentar quitarte alguna de esas dudas a la hora de encontrar tu cepillo adecuado. Si tienes dudas éstos son algunos consejos a tener en cuenta.

Las cerdas o filamentos

Los cepillos de filamentos suaves y de perfil redondeado permiten un fácil acceso a los espacios interdentales y posibilitan la limpieza alrededor de las encías. Buscar un cepillo de cuello estrecho y maleable, que favorezca la accesibilidad en nuestro cepillado sería la mejor opción.

La mayoría de los odontólogos coinciden en que los cepillos calificados de dureza media son los adecuados para eliminar la placa y los restos de los alimentos que puedan quedar en nuestra boca. Elegir cepillos de cabeza pequeña para poder acceder a todas las áreas bucales, incluyendo los molares posteriores de difícil acceso. Está recomendado para pacientes con encías sanas, sin alteraciones dentales y gingivales importantes.

Si tenemos una ortodoncia, el cepillo ideal sería uno que tenga los filamentos en forma de V para evitar que se queden restos de comida en la boca. Buscar un cepillo de uso diario que facilite el acceso a zonas posteriores de la boca o a piezas mal colocadas.

Para la limpieza de los implantes dentales es recomendable el uso de cepillos con cerdas de dureza intermedia y de puntas redondeadas. Existen también unos especiales, de dos filas de cerdas muy suaves, diseñados para la limpieza de zonas de acceso más complicado.

El cepillo ideal para los niños

En referencia a encontrar el cepillo ideal para los niños, en la actualidad tenemos a nuestro alcance una gran variedad de estilos y formas para provocar en los más pequeños unos hábitos de higiene dental saludables. Deben tener un cabezal pequeño para que pueda llegar a todas las partes de la boca, de filamentos suaves y de extremos redondeados y texturizados que permitan limpiar eficazmente y protejan encías y el esmalte dental. Por último apuntar que si estos cepillos disponen de un mango ergonómico y grueso les facilitará a manejarlo con una mayor soltura.

Cepillos eléctricos ¿si o no?

Con la llegada de las nuevas tecnologías y los avances han hecho que el clásico cepillo de dientes esté siendo, en estos momentos, sustituido por los cepillos eléctricos. Este tipo de herramienta puede limpiar mejor los dientes, sobre todo a personas que sufran de alguna discapacidad que limite sus movimientos.

La elección entre un cepillo de dientes manual y uno eléctrico depende en gran medida de las preferencias personales, la destreza manual y el presupuesto. Ambos tipos de cepillos de dientes pueden ser efectivos si se utilizan correctamente y se cepillan durante el tiempo recomendado de dos minutos, dos veces al día. Sin embargo, existen algunas diferencias clave que pueden hacer que uno sea más adecuado que el otro para ciertas personas.

Cepillo de dientes manual

  • Versátil: Disponible en diversas formas, tamaños y estilos de cerdas.
  • Fácil de manejar: No requiere carga ni recambios.
  • Portátil: No requiere electricidad ni baterías, lo que lo hace ideal para viajar.
  • Más económico.
  • Necesita más habilidad y esfuerzo para realizar un cepillado efectivo.

Cepillo de dientes eléctrico

  • Fácil de usar: Solo hay que moverlo de diente en diente y deja que el cepillo haga el trabajo.
  • Temporizador incorporado: La mayoría de los cepillos de dientes eléctricos tienen un temporizador incorporado para asegurarse de que te cepilles los dientes durante el tiempo recomendado.
  • Beneficioso para personas con limitaciones físicas: Las personas con artritis, discapacidad física o habilidades motoras reducidas pueden encontrar más fácil usar un cepillo de dientes eléctrico.
  • Puede ser más eficaz: Algunos estudios han demostrado que los cepillos de dientes eléctricos pueden ser más eficaces para eliminar la placa y reducir la gingivitis en comparación con los cepillos de dientes manuales.
  • Más caros: Los cepillos de dientes eléctricos son más caros y también hay que reemplazar las cabezas de cepillado.

En última instancia, lo más importante es seleccionar un cepillo de dientes que te motive a cepillarte los dientes de manera regular y efectiva, y utilizarlo junto con el hilo dental y los enjuagues bucales para mantener la salud oral.

Cepillos para problemas de encías

Mucha gente padece problemas de sensibilidad dental o de encías así que lo más recomendable sería un cepillo de cabezal pequeño y filamentos suaves con perfil recto, que ayudan a masajear las encías delicadas y estimularlas para facilitar la recuperación. Estos cepillos no desgastan empastes y fundas dentales, además de ayudar a prevenir la hipersensibilidad dental.

Qué cepillo usar si hemos tenido una intervención

Si acabamos de sufrir una intervención quirúrgica, necesitaremos una higiene bucal especialmente suave que no dañe las áreas de cicatrización. En el mercado podemos encontrar cepillos especiales para estos casos, con filamentos de extrema suavidad, que nos ayudarán a limpiar sin dañar y a prevenir infecciones y otras complicaciones.

El mango del cepillo

Respecto al tipo de mango del cepillo, forma del cabezal o modelo de los filamentos hay que elegirlo según la comodidad de cada uno y la recomendación del odontólogo.

¿Todos los cepillos dentales son iguales?

Lo primero que se debería saber es que no todos son iguales y que sus utilidades pueden ser variadas. No es lo mismo un cepillo con las cerdas blandas que otro que las tenga más duras, ya que sus indicaciones son para tratamientos dentales diferentes. Vamos a hacer una selección de los principalmente utilizados y aclarar sus usos individualmente.

Diferentes tipos de cepillos dentales y sus usos

  • Cepillo de cerdas duras: Son idóneos para dientes sanos y sin ningún tipo de problema. Las cerdas son fuertes y rígidas. Eso sí, no hay que apretar mucho porque se podrían dañar las encías o el esmalte.
  • Cepillo de cerdas medias: En esta variación del cepillo de dientes, las cerdas son un poco menos rígidas que en el anterior y son aptos para boca que tengan cierto tipo de sensibilidad pero muy leve.
  • Cepillo de cerdas suaves: Mucho más blandas que las dos de antes y producen una fricción suave y menos erosiva. Ideales para bocas con problemas y muy sensibles.
  • Cepillo de dientes para niños: Suelen estar hechos con un cabezal más pequeño y con las cerdas más suaves que en los cepillos para adultos.
  • Cepillo de dientes para intervenciones post quirúrgicas: Como bien dice su nombre, son unos cepillos confeccionados expresamente para aquellos pacientes que se han sometido a una operación bucodental y necesita un tratamiento específico y un extra de suavidad.
  • Cepillo de dientes para ortodoncia: La característica principal que los define es la hilera de cerdas central que es más corta para poder acceder y limpiar mejor los brackets.
  • Cepillo periodontal: Dispone de dos tiras de cerdas y se suele usar para tratar infecciones como la gingivitis. También es apto para los niños que llevan una ortodoncia y les facilite un correcto cepillado en los brackets.
  • Cepillo dental interproximal: Este modelo es para limpiar con profundidad el espacio interproximal entre los dientes. Sobre todo si se tiene un puente de porcelana o dientes ferulizados. Los grosores se deben escoger entre el tamaño que se tenga de espacio.
  • Cepillo dental eléctrico: Han sido toda una revolución y cada vez van cobrando un mayor número de adeptos. Disponen de 3 tipos de movimientos (vertical, horizontal y arqueado) por lo que son más que útiles para tener una limpieza casi perfecta.

Como se puede observar la oferta es tan variada que seguramente es difícil acertar. Por eso recurrir a la consulta del dentista es una de las soluciones a dicha pregunta. Él te puede ofrecer todos los consejos sobre qué cepillo de dientes es el más adecuado para tu necesidad.

¿Cuándo reemplazar el cepillo de dientes?

Por último y no menos importante, es hablar de la frecuencia de reemplazo del cepillo de dientes. Esto se debería hacer cuando sus filamentos se desgasten cada 3 meses. Además es recomendable cambiarlo después de un resfriado para evitar que los gérmenes acumulados en los filamentos del cepillo puedan ser motivo de otra infección.

De todos modos, también cabe recordar que como en todo aparato que tengamos para nuestra higiene personal hay que seguir con ellos una serie de medidas, como la de cambiar el cepillo cada 3 o 4 meses porque las cerdas se van desgastando. Después de una enfermedad infecciosa también es recomendable sustituir el cepillo de dientes ya que éste puede quedarse con restos de dicha enfermedad y pasar de nuevo esa infección. Estos consejos también se deben aplicar a los cabezales de los cepillos eléctricos, porque sus cerdas son como la de los manuales.

Conclusión sobre los cepillos dentales

En Clínica Dental Dr.Montané tenemos a los mejores profesionales que te aconsejarán y apoyarán en todo lo referente a tu salud bucodental. De la misma manera, a través de esta serie de artículos queremos hacerte llegar la máxima información sobre todos esos temas que te hacen dudar en cuestión de higiene dental y su correcta ejecución. Hoy nos adentraremos dentro del mundo de los cepillos dentales y hacerte ver la diferencia entre unos y otros. ¡Te sorprenderá!

Tener la mejor de las sonrisas y una salud bucodental perfecta es fácil, sólo hay que prestarle la debida atención. Adquirir unos buenos hábitos y rutinas de higiene, mantener una dieta sana y equilibrada y acudir a citas periódicas con el dentista son las 3 premisas básicas que hay que seguir desde el principio. Es cuestión de proponérselo, no es difícil y requiere un mínimo de esfuerzo y voluntad.

Uno de los protagonistas fundamentales es, sin temor a equivocarnos, el cepillo dental. Sin él nos sería casi imposible conseguir el objetivo anteriormente citado de tener la mejor y más bonita de las sonrisas. Actualmente existen en el mercado infinidad de modelos de cepillos de dientes. Es posible que más de una vez no hayas sabido con cuál quedarte entre una larga fila de muestras.

En Clínica Dental Dr. Montané podemos ayudarte a elegir el mejor cepillo para tus dientes. Déjate aconsejar por nuestros expertos que te indicarán el que mejor se adapte a tus circunstancias y características. Un buen cepillo y una correcta higiene bucal te evitarán tener problemas de salud bucodental.

dientes radioterapia

¿Cómo cuidar de nuestra boca mientras estamos con un tratamiento de radioterapia?

Muchas personas que siguen un tratamiento oncológico se plantean cómo puede afectar dicho tratamiento a su salud bucodental y si existe alguna manera de prevención al respecto. Desde Clínica Dental Dr. Montané vamos a indicarte algunos consejos muy útiles y unos sencillos pasos a seguir. Pero antes trataremos explicar los efectos que esta enfermedad y su tratamiento pueden provocar en el paciente.

¿Cómo influye la radioterapia a nuestros dientes?

La quimioterapia y la radioterapia obstaculizan la rápida multiplicación de células como las cancerígenas. Al mismo tiempo, las normales, que se encuentran en el revestimiento de la boca y debido a esto, se dificulta la reparación del tejido oral porque la mucosa se vuelve muy delgada y de fácil ulceración.

Muchos pacientes sufren efectos secundarios de los agresivos tratamientos en su organismo y la boca no es una excepción. Además, la quimioterapia y la radioterapia afectan la producción de saliva y alteran el equilibrio saludable de las bacterias, pudiendo dar lugar a úlceras, infecciones bucales y caries dentales.

Visita a tu dentista antes de comenzar el tratamiento oncológico

Al menos un mes antes de comenzar el tratamiento oncológico deberíamos acudir a nuestro odontólogo para realizar una serie de medidas para prevenir y tratar las posibles complicaciones bucales. Es el momento propicio para una revisión preventiva y evitar infecciones, extraer las piezas que se considere que están en mal estado o retirar prótesis defectuosas y aparatos de ortodoncia. Nuestro odontólogo nos podrá sugerir una actuación preventiva para tratar de mitigar los efectos secundarios mientras y después del tratamiento oncológico.

Sigue una rutina de higiene bucal

Seguir una estricta rutina de higiene bucal puede reducir la incidencia de las secuelas orales provocadas por la radioterapia o la quimioterapia. El cepillado correcto de los dientes y el uso moderado del hilo dental son dos métodos simples y eficaces para controlar la placa bacteriana dental. Con el uso de flúor y clorhexidina sin alcohol se pueden erradicar infecciones bucales y factores dañinos para la mucosa bucal.

Consejos para un buen uso del cepillado dental

  • Se debe utilizar un cepillo de dientes de cerdas de nailon suaves 2 o 3 veces al día con técnicas que limpian específicamente la porción gingival del diente y el surco periodontal, lo que los mantiene sin placa bacteriana.
  • Enjuagar la boca con agua o solución salina de tres a cuatro veces durante el cepillado ayudará aún más a la eliminación de la placa dental que se suelta durante el cepillado.
  • Se debe escoger un dentífrico con sabor relativamente neutro porque los saborizantes pueden irritar el tejido blando.
  • Los pacientes que sepan usar bien el hilo dental sin lesionar los tejidos gingivales pueden continuar su uso durante la administración de la quimioterapia. La limpieza con hilo dental permite retirar la placa bacteriana interproximal y así, contribuir a la salud de las encías. Al igual que con el cepillado dental, esta intervención se debe realizar bajo la supervisión del personal profesional para asegurar su inocuidad.
  • Hay que tener mucho cuidado con el uso de los diversos utensilios para la higiene bucal disponibles; el hilo dental, los cepillos interproximales y los palillos en cuña, pueden lastimar el tejido oral que ya se encuentra debilitado por la quimioterapia.
  • Se deben limpiar las dentaduras postizas con un producto para este fin todos los días, y cepillar y enjuagar después de cada comida.

Trataremos, en la medida de lo posible, el uso de prótesis completas o removibles por lo menos hasta que no haya pasado un año de la finalización del tratamiento oncológico y esperar un par de años más para colocar implantes. Tampoco es recomendable realizar ningún tipo de intervención odontológica agresiva hasta pasados 6 meses desde que se acabase la quimioterapia o un año desde la radioterapia para evitar el riesgo de osteorradionecrosis.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Infecciones: La presencia de microorganismos en la boca es un factor de riesgo para la aparición de infecciones (bacteriana, víricas o fúngicas-candidiasis). La cavidad oral puede ser el posible origen de una sepsis. Si descontaminamos la boca y tenemos una buena higiene oral, disminuye la mucositis, la infección por patógenos oportunistas y disminuye el riesgo de sepsis sistémica.

Sequedad bucal: Esto es un daño transitorio y reversible de las glándulas salivares (se recupera a las 2-8 semanas). Tras un tratamiento de radioterapia, la sequedad es permanente. La sequedad bucal altera el mecanismo de limpieza de la boca y aumenta el riesgo de caries y de enfermedad periodontal.

Como siempre desde Clínica Dental Montané ponemos a su disposición un eficaz y responsable equipo que le aconsejará en todas las dudas que le puedan surgir sobre este tema o el que usted considere a tratar.

tratamiento dental estetico

Odontología estética: qué es, tratamientos y cuándo es necesaria

Lucir unos dientes alineados y hermosos, que nos permitan tener la sonrisa que deseamos, es un aspecto muy importante no solo a nivel estético sino también de salud, y es que una boca bien cuidada es el reflejo del bienestar y de hábitos saludables.

Qué es la odontología estética

Alcanzar esta meta es posible gracias a la estética dental, una rama de la odontología que se encarga de corregir la forma de la dentadura, mejorar la apariencia de determinadas piezas dentales y realizar la reparaciones necesarias para conseguir una sonrisa hermosa que combine a la perfección la estética y la salud.

En nuestra clínica dental en Terrassa somos especialista en odontología estética, y entendemos este procedimiento no solo como un protocolo de pasos que pueden llevar a una sonrisa agradable, sino también como un procedimiento en el que el aspecto psicológico está muy involucrado, dando al paciente la oportunidad de que algunos defectos evidentes sean corregidos con el fin de mejorar su apariencia, pudiendo al final del todo aumentar también la autoestima y hacerle sentir mucho más seguro con la cara que muestra al mundo.

Y en todo este proceso hay algo muy importante que todo profesional odontológico debe tener claro: la necesidad de tratar a cada paciente de forma única e individual, consiguiendo conjugar sus expectativas con el tratamiento adecuado que le permitirá obtener esa sonrisa estética que servirá como una herramienta de expresión, como una forma de comunicarse con el mundo.

Principales tratamientos de odontología estética

En la actualidad son muchos los tratamientos de odontología estética por los que se puede optar sin que esto signifique un desajuste importante en el presupuesto del paciente. Las técnicas han avanzado, cada vez hay más materiales y más alternativas viables para mejorar nuestra dentadura sin sacrificar demasiado dinero en ello. Pero para conseguir la alternativa perfecta es necesaria la ayuda de un equipo profesional, que sea capaz de analizar cada caso para presentar la mejor oferta.

Existen diversos tratamientos estéticos que podrán tener un impacto importante en la sonrisa del paciente. Entre las opciones más conservadoras que se practican de forma frecuente destacan:

  • Los blanqueamientos dentales
  • Los cierres de separaciones dentales o diastemas
  • Limado y recontorneado de los dientes para mejorar su forma
  • Limpieza profunda para mejorar la apariencia y eliminar la presencia de manchas

¿Cuándo es necesaria la odontología estética?

La odontología estética, también conocida como odontología cosmética, se centra en mejorar la apariencia de los dientes, las encías y la sonrisa. Aunque la mayoría de los procedimientos estéticos son electivos, en lugar de esenciales, algunos tratamientos también ofrecen beneficios restaurativos.

Aquí hay algunos casos en los que puede ser necesaria la odontología estética:

Dientes descoloridos o manchados

A lo largo del tiempo, los dientes pueden decolorarse o mancharse debido a diversos factores como el consumo de ciertos alimentos y bebidas, el tabaco, ciertos medicamentos, la edad, o incluso el trauma. Los tratamientos de blanqueamiento dental pueden ayudar a restaurar el color natural de los dientes o incluso a hacerlos más blancos que su color original.

Dientes rotos, astillados o desgastados

Las carillas dentales, las coronas, los implantes y los puentes son opciones que se pueden utilizar para tratar los dientes que están dañados o desgastados.

Dientes faltantes

Ya sea por trauma, caries extensa o enfermedad de las encías, la falta de uno o más dientes puede afectar la apariencia de la sonrisa y la funcionalidad de la boca. Los implantes dentales, los puentes dentales y las dentaduras postizas son opciones que pueden reemplazar los dientes perdidos.

Dientes desalineados o con espacios

Los tratamientos de ortodoncia, como los brackets tradicionales o los alineadores invisibles, pueden corregir la alineación de los dientes y cerrar los espacios entre ellos.

Encías retraídas o con exceso de tejido

Algunas personas pueden sentirse incómodas con la apariencia de su sonrisa debido a la recesión de las encías o al exceso de tejido gingival. Los procedimientos de estética gingival pueden mejorar la apariencia de las encías.

Mejora del contorno y forma de los dientes

A veces, los dientes pueden tener una forma, tamaño o longitud que no armoniza con la sonrisa. La odontología cosmética ofrece procedimientos como el contorneado dental y las carillas para mejorar la forma y el tamaño de los dientes.

Mejorar tu sonrisa con el Dr. Montané y su equipo

Pero la odontología estética también abarca tratamientos más complejos con el fin de hacer reparaciones más profundas en las que es necesario invertir más recursos y, en casos particulares, retirar y sustituir piezas dentales para garantizar la apariencia deseada. Un ejemplo practicado habitualmente de este tipo de tratamientos son las carillas dentales para modificar la forma del diente o mejorar su color cuando el blanqueamiento y las limpiezas no funcionan.

La odontología estética ofrece un gran número de alternativas para mejorar la forma en la que luce nuestra sonrisa y hacernos sentir mucho más seguros y a gusto con nosotros mismos. Pero para conseguir los resultados efectivos que esperamos, es fundamental recurrir a una clínica especializada que cuente con profesionales capacitados que nos puedan ofrece las mejores opciones.

En Clínica Dental Dr. Montané ponemos a tu disposición nuestros amplios servicios en odontología estética y en todas las ramas de la odontología, para que puedas obtener los dientes hermosos que siempre has deseado gracias a los mejores tratamientos y los profesionales de más alta calidad.

frecuencia ir dentista

¿Cada cuanto tiempo debes visitar al dentista?

La salud de nuestra boca es muy importante, y es que no se trata solo de un tema estético, como muchos piensan, sino del bienestar bucodental que además influye de forma positiva en la salud de otros órganos de nuestro cuerpo, por ejemplo el estómago. Y a pesar de que la odontología ha avanzado a grandes pasos siempre a favor del paciente y su salud, muchas personas continúan asociando las visitas odontológicas con el dolor y los elevados costes.

¿Cuál debe ser la frecuencia de visitas al dentista?

Visitar regularmente al dentista es esencial para mantener una buena salud bucal. Aunque la frecuencia de las visitas puede variar dependiendo de cada individuo, como regla general, se recomienda un examen dental y una limpieza profesional cada seis meses.

Durante estas visitas regulares, el dentista realiza un examen integral de tus dientes y encías, detectando signos tempranos de caries dental, enfermedad de las encías, y otros problemas de salud bucal. Parte de esta evaluación puede incluir radiografías dentales, las cuales son fundamentales para evaluar la salud de los huesos y tejidos de tu boca que no son visibles a simple vista.

Además, una limpieza dental profesional se realiza para eliminar la placa y el sarro acumulados en los dientes. No es solo estética dental. Aunque el cepillado regular y el uso de hilo dental en casa son fundamentales, solo un profesional puede eliminar el sarro endurecido. Esta limpieza profesional es crucial para prevenir la caries dental y la enfermedad de las encías.

Sin embargo, ciertos grupos de personas pueden necesitar visitar al dentista con mayor frecuencia. Por ejemplo, aquellos con un alto riesgo de enfermedad dental o enfermedad de las encías, personas embarazadas, personas con diabetes, o aquellos que están recibiendo tratamiento para el cáncer, pueden necesitar visitas dentales más regulares.

Hablar con tu dentista sobre la frecuencia de las visitas que son adecuadas para ti es siempre la mejor opción. Recuerda, la prevención es la clave para mantener una buena salud bucal.

Las revisiones odontológicas pueden ayudarte a ahorrar dinero en tu salud bocal

Pero ¿realmente es tan caro visitar anualmente a nuestro dentista? En Clínica Dental Dr. Montané queremos abordar un tema muy importante para nosotros como especialistas y también para nuestros pacientes. La razón por la cual realizar consultas periódicas dentales puede ayudarte a ahorrar dinero en tu salud bucal, y por qué el no tener este hábito puede conducir a importantes inversiones de dinero posteriores para garantizar que nuestros dientes estén saludables.

Así como tenemos muy claro que es importante realizarnos una vez al año un examen de sangre para asegurar que todos nuestros valores están correctos. O de la misma forma que cada año acudimos a un profesional de la salud específico para garantizar la salud de diferentes zonas de nuestro cuerpo. Del mismo modo ir a la visita dental anual te garantizará que tu boca se mantenga saludable y que, si existe un problema, pueda ser tratado a tiempo, lo que te ahorrará molestias y sobre todo caros tratamientos.

Ir al dentista cuando ya el dolor se ha hecho presente en alguna zona de la boca es común, pero también se trata de un gran error, en esa etapa puede que los nervios de los dientes estén comprometidos o que cualquier otra zona bucodental ya esté padeciendo alguna condición en etapa moderadamente avanzada. Esto se traduce muchas veces en tratamientos costosos y que ameritan muchas consultas para reparar los daños que una revisión temprana hubiese impedido.

Y una vez que el daño se ha hecho presente, muchos pacientes se horrorizan con los costos de los tratamientos dentales que, cabe destacar, no siempre cuentan con precios elevados como algunos piensan. Sin embargo es importante tener en cuenta que esos costos corresponden a una atención profesional especializada y de calidad por parte de personal preparado, que el equipamiento requerido, los materiales y las horas hombre deben ser contabilizadas, así como los gastos propios de mantenimiento que genera cualquier consultorio médico.

Los precios de los centros odontológicos

Recibir un tratamiento en el que se aplique material de calidad y perdurable en el tiempo de seguro es importante para cualquier paciente, por eso debemos tener claro que esto tiene un coste determinado y que, finalmente, este procedimiento garantizará un aspecto que no tiene precio: la salud de nuestros dientes.

El surgimiento de una mayor cantidad de centros dentales ha aumentado la oferta y con ello un ajuste en los precios. Por eso lo que antes eran tratamientos muy costosos hoy pueden ser pagados de forma más simple y cómoda. A pesar de eso resulta importante tener en cuenta que la preparación del profesional, los años de estudio invertidos en cada especialización y el tipo de materiales que se emplean influyen de forma determinante en el precio de cada tratamiento. No se puede comparar la formación de un profesional que ha aprendido una especialización mediante cursos cortos con la de alguien que ha realizado un máster de un par de años, tampoco es lógico comparar materiales de mayor calidad y duración con otros más básicos y perecederos.

En muchas ocasiones las revisiones dentales anuales pueden evitar por completo que debamos preocuparnos por tratamientos de larga duración. En el peor de los casos, por piezas dentales seriamente comprometidas. Acudir con un profesional dental una vez al año es básico para nuestra salud, y también para nuestro bolsillo.

La atención especializada a tiempo y las medidas higiénicas adecuadas en el hogar pueden hacer que en lugar de requerir un tratamiento complejo. Necesitemos algunos pocos ajustes para lucir una sonrisa hermosa y, sobre todo, sana.

Por todo esto y porque tu salud nos importa, desde Clínica Dental Dr. Montané te invitamos a cuidar tus dientes y darles la atención profesional que merecen para garantizar su bienestar.