¿Cómo debo cepillarme correctamente los dientes?

lavarse los dientes - ¿Cómo debo cepillarme correctamente los dientes?

Éste es uno de los temas que más nos preguntamos a la hora de tener que hacer esta tarea. Saber si lo estaremos haciendo bien o por el contrario no lo hacemos de una forma efectiva que nos deje nuestra boca y dientes en un perfecto estado de limpieza. En Clínica Dental Montané vamos a daros los consejos más indicados para que podáis realizar esta labor adecuadamente y conseguir una correcta higiene bucal. Lavarse los dientes no sólo sirve para tener unos dientes más blancos y un aliento más fresco sino que es importante para nuestra salud en general. Una higiene bucal adecuada nos aportará una mejor calidad de vida.

Técnicas para un buen cepillado de los dientes

Es de vital importancia que desde muy pequeños adaptemos la rutina de cepillarnos los dientes correctamente y todas las veces que sean necesarias. Si hacemos esto lograremos que, una vez adultos, notemos las ventajas de esta acción. Asimilar cómo cepillarse los dientes es fácil si se usan unas pautas determinadas pero hoy vamos a intentar refrescaros la memoria porque nunca está de más.

Existen diversas técnicas de cepillado. Según el tipo de dentadura que tengamos así tendremos que ajustarnos a la técnica más adecuada. La recomendada sería aquella que permite la eliminación del biofilm oral de una manera cómoda, en un tiempo adecuado y sin provocar lesión alguna en los tejidos bucales. Usar un buen cepillo de dientes con cerdas de nailon suaves que eliminarán la placa dental y los restos de comida sin irritar las encías o desgastar el esmalte dental. Este cepillo debe de ser totalmente ergonómico y adaptable a tu mano y disponer de un cabezal adecuado de tamaño para llegar a toda la cavidad bucal. El cepillo se tiene que cambiar trimestralmente o según el desgaste de sus filamentos. Uno que esté desgastado no eliminará adecuadamente el biofilm oral y puede provocar daños en las encías.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
¿Cómo saber cuál es el cepillo dental más adecuado?

Los cepillos eléctricos son una excelente opción si te cuesta un poco más el manejo manual. Cabe recordar que éste ya tiene movimiento y que debemos ir cambiando de superficie lentamente y para un óptimo resultado tratar de imitar un cepillado tradicional si el cabezal lo permite.

La técnica Bass. Técnica para un buen cepillado

La técnica que os aconsejamos desde Clínica Dental Montané es la Técnica de Bass. Esta modalidad elimina las bacterias que se encuentran en el margen gingival y que son las que provocan las enfermedades de las encías. Consiste básicamente en inclinar el cepillo 45º grados entre el diente y la encía, a modo que los filamentos contacten con el margen encía-diente y abarquen una superficie de dos o tres dientes. Es aconsejable realizar movimientos pequeños circulares o vibrantes con el mango, sin presionar y que los filamentos puedan llegar a desplazarse de su posición en la encía. En los dientes anteriores, los de la parte lingual, hay que hacer lo mismo pero con el cepillo colocado de forma vertical.

 

Una vez acabado el cepillado dental se debe efectuar una limpieza de los espacios interproximales, ya que al ser zonas de más difícil acceso, hay que tener un especial cuidado. Complementar esta limpieza con hilo o seda dental, cepillos interproximales o de algún colutorio bucal nos ayudan a mejorar nuestros resultados.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
¿Todos los cepillos dentales son iguales?

No debemos olvidar la limpieza de la lengua ya que este músculo es receptor de bacterias que se deben eliminar con un suave cepillado. No hay que presionar excsivamente porque se puede llegar a dañar el tejido lingual. Estas bacterias se suelen depositar en la parte posterior de la lengua y pueden llegar a provocar mal aliento. La utilización de productos adecuados con acciones específicas nos ayudarán a tratar nuestra boca de la forma más correcta y eficaz para mantener la salud de dientes y encías.

Es importante enjuagar bien el cepillo de dientes. Una vez acabada la limpieza deberemos cogerlo y colocarlo bajo un chorro de agua durante algunos segundos para eliminar posibles restos de bacterias que se hayan podido quedar y que podrían volver a tu boca la próxima vez que lo usases.

Resumiendo, realizar una completa y adecuada higiene bucal, unida a una buena técnica de cepillado, nos garantiza la eliminación del biofilm oral principal causante de enfermedades como la caries, la gingivitis o la periodontitis.